domingo, 8 de enero de 2012

EMILIO VARELA FROJÁN










Mencionado por:
Karmelo C. Iribarren

Menciona a:
Karmelo C. Iribarren
Carlos Aurtenetxe
Ramón Eder
Jon Obeso Ruiz de Gordoa
Kepa Lucas
Pablo Casares
Harkaitz Cano
Antonio Casado da Rocha
Pello Otxoteko
Joaquín Piqueras



Bio-bibliografía


Emilio Varela Froján nació en San Sebastián en 1965. En 1995 se tituló en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad del País Vasco en San Sebastián, donde comienza ese mismo año a desempeñar su actividad como arquitecto liberal en el campo de la edificación y del planeamiento urbanístico. Desde marzo de 2011 es Doctor en Arquitectura por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de San Sebastián, Departamento de Arquitectura de la U.P.V.
En 2002 recibió el premio Iparragirre Saria por su libro de poemas Las fuentes de arena (Bermingham Edit., 2003). Ha escrito artículos sobre arte y poesía en revistas y prensa especializadas. Actualmente colabora en la revista virtual de literatura y creación contemporánea ESPACIO LUKE con su sección LA MÁSCARA Y EL CANTO, dedicada al pensamiento y a la creación. Su obra ha sido estudiada por Jon Obeso, Rafael Morales y Félix Maraña.

En 2007 presentó su primera exposición individual en las Salas Kutxa Boulevard de San Sebastián bajo el título LA MÁSCARA Y EL CANTO, donde mostraba sus pinturas, dibujos y textos. Un año después lo haría en el catálogo y la exposición colectiva “Colección Dinámica/Bilduma Dinamikoa, Últimas Incorporaciones (2005-2007) al Patrimonio Artístico Kutxa”. Existen muestras de su obra pictórica en el Museo Zuloaga y en la Colección Kutxa.
Ha participado en diferentes congresos para aportar su visión sobre la figura de Jorge Oteiza: En el 1er Congreso Internacional Jorge Oteiza OTEIZA Y LA CRISIS DE LA MODERNIDAD, Fundación Museo Jorge Oteiza, 2008; en el IV. Congreso de Historia de la Fotografía, Fundación Photomuseum, 2009; y en el IX Congreso Internacional de Ontología. La filosofía como universal antropológico, Physis, 2010.
Existen varias páginas web donde aparecen algunos de sus cuadros, dibujos y poemas, así como algunos de sus textos sobre pensamiento poético, filosofía del arte y estética, y varios links sobre su obra.







Poética



La obra poética y plástica de Emilio Varela Froján (San Sebastián, 1965), arquitecto de profesión, responde a un monolítico proyecto constructivo que, bajo el título LA MÁSCARA Y EL CANTO, además de agrupar las pinturas y los dibujos del artista y de referirse al conjunto de sus trabajos de Filosofía del Arte y Estética, recoge junto a Las fuentes de arena (Premio Iparragirre 2002; Edit. Bermingham, 2003) cuatro libros inéditos.
Dice Varela sobre la finalidad de la palabra en el poema: “El poeta con su arte consigue esencialmente integrar en su obra dos cosas: la máscara y el canto, cuando es imaginativo; y la inmovilidad y el silencio cuando, después de la representación y de las metáforas, es plenamente consciente de su creación. Aquí está el programa de su arte y de su escritura, en los cuales la figura es superior a su imagen y la frase a su significado, es decir, en sus obras sucede de esta forma: nada en ellas es representado, ya que no se puede ser por la imagen. Lo que ha sido creado, las criaturas, no tienen apariencia. Ni nada puede ser en y con ellas interpretado. Pues todo lo que se ha puesto en absoluto no admite más significados. Sin embargo, a pesar y gracias a estos límites, a estos términos, el creador es capaz de ver rostros en el silencio y de escuchar nombres en la luz. Y, ciertamente, su obra encuentra el ser íntegro en un único y definitivo cuerpo de materia consciente, donde se dan al tiempo la respiración de la mirada y la contemplación de la palabra. Y, de la misma forma, el poema ha de ser escrito con un lenguaje llevado a su término, donde las palabras se digan a sí mismas, y donde no intervenga, para nada, la subjetividad del autor. Se ha pensado que esto no era posible, que siempre ha dominado la voluntad del escritor sobre el poema. Y cierto es que ha sido así, pero cuando el escritor ha utilizado la luz falsa de la imaginación, cuando ha aplicado su poder en ellas, las palabras, y no las ha dejado decirse, cuando las ha utilizado en su propio beneficio. Pero el mundo que hacen visible las palabras sólo les pertenece a ellas, no al que escribe. En el mismo sentido, se ha creído que el poeta ha escrito para crear su propio mundo, pero esto, únicamente, ha ocurrido cuando se ha hecho un uso simbólico de la palabra, y cuando se ha instrumentalizado el lenguaje. Pero la finalidad del poeta no es la de tener un mundo propio. Pues sólo le afecta íntimamente lo más ajeno a su ser, lo que no es capaz de entender. Y, por eso, debe aplicarse en la escritura y el pensamiento, en atender exactamente a lo que dicen del mundo las palabras”.






Poemas





de LAS FUENTES DE ARENA


ÍDOLO

La pobre piedra
quemada por el sol
con su pequeña sombra
mata la luz.



EL POZO

Aun siendo el cielo de todos
sin orillas que lo partan
es único en lo profundo
y se toma distinta luz de su fondo.



RECUERDO

Próximo a la nada,
tu viva ausencia,
aún no muerta.



HUELLA

En el lugar que fue antes de la piedra
arde el signo cóncavo de un sol negro.

La flor abierta sobre la arena calcinada
recibe en su fondo el peso del sol de piedra.





de LA LUZ DE LA CENIZA


LA BELLEZA Y EL CRIMEN

La belleza sin realidad es un error,
y la realidad sin belleza un crimen.

(San Sebastián, 13 de febrero de 2006)



En el aire de tu desaparición,
con el rostro y el nombre de tu ausencia,
construiré, cuando nada ya suceda,
un vacío posible al que llamar.

(San Sebastián, 6 de febrero de 2009)



La forma visible del silencio
es la inmovilidad, pero su ser
definitivo está en el cuerpo
de la desaparición o ausencia.

(San Sebastián, 9 de octubre de 2010)


En la memoria
la imagen del fuego
tiene la luz de la ceniza.

(San Sebastián, 4 de noviembre de 2010)




de MUNDO MENOR (A Jon Obeso Ruiz de Gordoa)


A veces el lenguaje
no es más que
una voz cansada,
una palabra que
se ha quedado
en silencio.

(San Sebastián, 23 de junio de 2007)




Vi el mundo,
lo escuché. Era
la primera luz,
la primera voz
sobre la tierra.

(San Sebastián, 29 de julio de 2007)




Con las palabras de todos
he intentado un lenguaje
para decir el mundo.
Tengo ya los nombres
y canto para compartir.
Pero cuanto silencio sólo mío.

(San Sebastián, 21 de diciembre de 2007)




ESTATUA

Si miras el objeto
pierdes
la visión de la cosa.

(San Sebastián, 19 de octubre de 2011)

No hay comentarios: