domingo, 22 de mayo de 2011

JOSÉ ALBERTO ARIAS PEREIRA
















Mencionado por:
Cristina Castro Moral

Menciona a:
Ana Toledano
Jesús R. Peinado
Cristian Alcaraz
Ana Castro
Cristina Castro Moral
Elena Mateos
Pablo García Casado
Mario Cuenca Sandoval
Luis García Montero






Bio-bibliografía

Jose Alberto Arias Pereira (Bélmez de la Moraleda, 1987), es licenciado en Traducción de inglés y francés en la Universidad de Granada, ciudad de adopción. Ganador del certamen Desencaja 09 Narrativa con su novela La traición de Wendy (Berenice, 2010). Desde 2007 colabora con la revista de cine www.cinempatia.com como crítico y redactor. Es miembro de Nocte y del equipo de redacción de la revista cultural La Cuerva. Ha sido incluido en la antología poética Y para qué más poetas. Herederos y precursores (Eppur, 2010) y la antología de cuentos Taberna espectral (23 escalones, 2010). Colabora habitualmente con publicaciones en Internet y prepara su segunda novela.
Blog: http://brianedwardhyde.blogspot.com/











Poética

I

Sin cobertura.
Sin país al que culpar de mis fracasos.
Sin medallas no ganadas.
Sin deseos exiguos.
Carpe noctem.




II

El lugar y el momento idóneos

Observo y dejo pasar los días
y dejo pasar la gente; no intervengo.
Los años son úlceras que me impiden crecer
o ser bueno.
Hubo un tiempo (como en los cuentos: no muy lejano)
en que tenía grandes esperanzas y libros mohosos.
Era bueno.
Ahora observo. Sólo observo. Solo, observo.
El mundo es un lugar equivocado para alguien
tan perdido.
Imagino una habitación poblada
por guitarras y velas encendidas. Es de noche;
nada entra, nada sale. Todo pasa.
Pasa el amor de largo, llama la muerte,
el miedo, el abandono, la nostalgia,
el humor, la soledad, las lágrimas.
Pasan tantas cosas.
Queda el pudor.

Eso: yo desnudo.






Poemas


CARTAS VORACES

Love is a losing game
Todo el amor no cabe en una chapa de Hello Kitty
ni en el primer beso de Mulder a Scully.
No cabe. Aprieta, se retuerce. Cruje.
Se solapa, pero no cabe.
Porque el amor es como un paciente anestesiado sobre una mesa.
Se derrama como el aceite sobre el vinagre
y lo impregna todo.
El amor por un sofá. Por un perro. Por un lunar.
Por una estrella. El amor por el color oliva.
Por la tinta. Por las mujeres. Y el vino.
Siempre el amor por el vino.
El amor como la cornada de un astado en el ruedo,
el amor como la mostaza a la salchicha;
como el último rectángulo de papel que se adhiere
al cono de cartón. Para cagar.
El amor como la melanina del albino.
Los albinos no aman a menudo.
Qué pena. Un día descifraré el amor.
Amor.
«Amor»
¿Amor?





A pelo/ Alopecia
Cuando entré en su vida
ya era tarde.
Había perdido el noventa por ciento
de sus capilares.
Dijo el cardiólogo dos palabras:
raro y grave.
Su sangre no quería salir del corazón,
por eso se habían quebrado las venillas.
El ungüento era caro y no garantizaba
que volviera a crecer el pelo.
Ingresó de urgencia en mi casa
que es el caos,
y entre latas y peluches
retumbó la habitación.
—Si muero…
Todos deberíamos besar para que nadie
acabara esa fra__


(de El abrazo del koala)

martes, 17 de mayo de 2011

NIEVES ÁLVAREZ MARTÍN














Mencionada por:
Inma Pelegrín
Vicente Martín

Menciona a:
Juan Ramón Barat
Katy Parra
Alexis Díaz Pimienta
Raquel Lanseros
Inma Pelegrín
Oscar Martín Centeno
Vicente Martín
Francisco Caro
Enrique Gracia Trinidad
Ricard Desola
Marian Ramentol



Bio-bibliografía

Nací en Mingorría (Avila). Vivo en Cantabria desde 1975. Soy una escritora apasionada, comprometida y polifacética (eso dicen quienes me conocen). Profesora enamorada de la lectura y de la Pedagogía (eso lo digo yo), he publicado más de doscientos materiales didácticos multimedia, algunos de ellos traducidos a otras lenguas (más de 20). Antes en un instituto, ahora por todo el mundo. Viajo mucho, por razones de trabajo, por placer y por conocer otras realidades, algunas muy dolorosas.
Colaboro en revistas educativas y literarias, he dirigido programas de radio y televisión, participado en una veintena de obras colectivas, revistas y antologías, coordinado publicaciones y actos poéticos. Soy autora de cuentos, cómic, CDs, DVDs, cajas de juegos, etc. (uffff ¿tanto?). Siempre escribí, pero desde hace unos años mi vocación literaria ha ido ganando espacio entre otros muchos intereses.
Entre mi obra poética editada, valorada por crítica y jurados, destacaré, los títulos siguientes: Trenes de cercanías (Santander. 2005), Navegando Fantasmas: tras las huellas de Gulliver (Madrid, Torremozas. 2006), Íntima trinchera (Santander, EducArte. 2006). Intrusos en el tiempo. Teorema de la lírica (Madrid, Vitruvio. 2007) Premio de Poesía Vicente Martín. La memoria del bosque (Santander, EducArte. 2007), Contrastes (Santander, EducArte. 2007), Luces y sombras (Avilés. 2009). La Magia de la voz (Córdoba. 2010) XVII Premio Poeta Mario López. Los íntimos secretos de la voz (Ciudad Real. 2010) XIV Premio de poesía «Nicolás del Hierro» 2010. “Con A de mujer”. EducArte. Santander 2011.

Podéis saber más en mi página web: http://www.nievesalvarezmartin.com/


Poética

Intento que mi poesía sea clara, sencilla y directa. Los poemas responden a una idea y en cada uno de ellos estoy yo. Suelo escribir en verso libre, pero también sonetos, décimas, etc. La métrica es una herramienta sonora que utilizo, también, en verso libre”. Nieves Álvarez

Otros han dicho de mi poesía:

"Sus poemas tienen el sabor de las palabras verdaderas. Porque ése es para Nieves el secreto más íntimo de su voz: que las palabras suenen, que las palabras vuelen verdaderas". 2011 Francisco Caro (poeta)

“En la poesía de Nieves Álvarez –original y auténtica-, encontramos la huella de los grandes clásicos, como no podía ser de otra manera (…) Una voz que se abre paso con fuerza en el panorama lírico contemporáneo.” 2010 Juan Ramón Barat (poeta)

Su vibrante alocución literaria avalada por una sólida trayectoria poética quedó plasmada con la lectura de varios excelentes poemas del libro premiado Los íntimos secretos de la voz”. 2010 José Belló Aliaga (periodista)

Su poesía es amena, repleta de musicalidad, de vivencias, de recuerdos, de territorios donde Gulliver no es un héroe ni Lilliput un país de enanos”. Manuel Quiroga Clérico (periodista)



Poemas





Mujeres


Hay mujeres que tienen la mirada
repleta de caricias,
que siembran la ternura con sus manos
y bordan en espejos de cristal,
mujeres cuyos nombres
derrotará el olvido.

Hay mujeres de arena que pregonan
su voz en los desiertos,
que sueñan con oasis diferentes
y dejan su palabra florecida
en las playas del tiempo
sin que nadie comprenda su razón.

Hay mujeres que sufren
el desgarro de sensaciones rotas,
que pagan la osadía de ser libres,
que mueren defendiendo su verdad
sin entender por qué nadie ha escuchado
sus gritos en la noche.

Hay mujeres anónimas:
poetas, escritoras,
esposas maltratadas,
amigas arco iris,
hermanas, madres, novias,
doctoras, alpinistas,
amantes del amor,
presas de un sueño o simples compañeras.

Mujeres que perdieron la sonrisa,
mujeres que han ganado la licencia
de seguir siendo
siempre
ellas.

Porque tú y yo sabemos que hay mujeres
como tú y como yo que están buscando
poder nacer personas
simplemente.

(Último poema del libro “Con A de mujer”. AducArte-poesía. Santander. 2011)


XXXII

No pediré perdón por ser yo misma,
por dejarme morir a media tarde
al cruzar el semáforo del miedo,
por aprender idiomas en tus manos
y recitar poemas a escondidas,
cuando nadie nos ve.

No pediré perdón por abrazarte
-en los lugares públicos
de silencios privados-
con el pretexto estúpido de ser
dos versos conocidos
que hace tiempo que no se tropezaban
en las olas que lloran las metáforas.

No pediré perdón por extrañarte
como extrañan los árboles la lluvia
o los ríos los peces
y las piedras
ruedan ladera abajo con la nieve
en mil bolas de luz.

No pediré perdón por ser feliz
entre letras dormidas,
cada vez que te miro y en tus ojos
encuentro reflejado mi universo.

(Del libro “Los íntimos secretos de la voz”, Premio Nicolás del Hierro 2010. Ciudad Real, 2010)





17

Tú que dibujas los caminos
de todos los torrentes y montañas,
que sabes mi nombre
y que nombras
las tibias ternuras del alma
dime
por qué callan las palabras.

Tú que iniciaste el recorrido
de los desiertos y de las murallas,
que dejas tus barcos en tierra
y llevas el mar a tu casa
dime
por qué negra noche vagan.

Tú que has pintado el arco iris
en el azul celeste de una nana,
que tienes las manos de fuego
y la voz
encendida en mil arpas
dime
por qué lloran las guitarras.


Tú que describes la belleza
con el puntero de las añoranzas,
que siembras el tiempo del tiempo
con ese reloj de tu calma
dime
por qué todo se hace nada,
se hace n a d a.

(Del libro “La magia de la voz”. Premio Mario López 2009. Córdoba 2010)

miércoles, 11 de mayo de 2011

JUAN RAMÓN BARAT



























Mencionado por:


Antonia Álvarez




Menciona a:


Pilar Verdú
Sergio Belmonte
Montse Cano
María Sanz
José Iniesta






Bio-bibliografía



Vine al mundo la noche del 7 de agosto del 59 en Borbotó, una aldea de Valencia. Mi primer acto de rebeldía fue nacer al revés: con el culo por delante. Salvado el primer escollo -el nacimiento-, crecí feliz, rodeado de vacas, campos de hortalizas y gentes sencillas. A mi madre le debo la alegría que siempre me acompaña. A mi padre, el mal genio que a veces me asalta a traición. Mi amor a los libros comenzó a gestarse con la lectura de tebeos y el ambiente de la escuela unitaria. Empecé a profanar papeles en blanco y perpetrar versos en mi adolescencia, para ligar con las chavalas, pero con los años descubrí que las palabras me servían también para expresar todo lo que sentía, pensaba o deseaba. http://www.juanramonbarat.com/








Poética





Claridad y profundidad. Y música.








Poemas






COMO TODOS USTEDES

Seguramente soy
un hombre triste y gris
como todos ustedes.
Un hombre encadenado a los horarios,
con mujer y con hijos y halitosis,
y problemas de próstata y de insomnio,
y una cuenta bancaria
bordeando el precipicio de los números rojos,
y enemigos mortales y aficiones pacíficas
y algún sueño prohibido inconfesable.
Como todos ustedes,
uno más del rebaño.
Bufón en la Gran Corte de la Tecnología.
Desde el punto de vista de los jefes
una mierda a la izquierda.
Completamente solo.
Condenado a morir. Injustamente.
Un hombre triste y gris.
Como todos ustedes.










NOCHE DE VERANO

Una vez, siendo niño, le pregunté a mi padre
a dónde van los hombres cuando mueren.
Era una hermosa noche de verano.
Estábamos sentados a la puerta
de la casa en dos sillas
de anea y contemplábamos el cielo.
El aire nos traía dulcemente
el olor del jazmín.
Mi padre me miró con ojos bondadosos
y tras breve silencio me explicó
que la muerte no existe y que los hombres
acaban transformándose en estrellas
que brillan en el cielo.
Cuando me hice mayor y consulté los libros
descubrí con sorpresa
que la luz de los astros no es eterna,
que también su existencia se consume
con el paso del tiempo.
Ya hace muchos años que mi padre murió.
Hoy quisiera tenerlo junto a mí,
igual que aquella noche, y poder formularle
la pregunta obsesiva que me hago
al mirar hacia el cielo
en mi silla de anea solitaria:
¿a dónde van los astros cuando mueren?









LA MANZANA


La manzana quedó sobre la mesa.
Era roja y hermosa como un sueño.
Exhalaba un aroma fresquísimo de bosque
que embalsamaba el aire
de aquella habitación que daba al mar.
En su forma perfecta
podía resumirse el mundo todo.
Un silencio de seda acariciada
se posaba en su piel y temblaba la vida
en la pulpa jugosa de su carne.
Pasó el tiempo. Volvimos
el verano siguiente. Los gusanos
habían devorado la manzana.
Sobre la pobre mesa sólo había
una sombra de polvo,
un olor de humedad y de maderas viejas.
Tampoco había rastro de gusanos.

jueves, 5 de mayo de 2011

MARÍA GONZÁLEZ



















Mencionada por:

Eduardo Chivite
Rafael Calero Palma
Javier Montoro
Antolín Amador Corona
Jorge Segarra

Menciona a:
Alba González Sanz
Antonio Agredano
Ana Castro
Antolín Amador
Cristian Alcaraz
Eduardo Chivite
Fernando Merlo
Jose Daniel García
Juan Antonio Bernier
Laura Rosal
María Sánchez
Pablo García Casado
Rafael Antúnez
Rafael Espejo
Sofía F. Castañón
Verónica Moreno




Bio-bibliografía

María González nació en Córdoba en 1986. Vinculada a la literatura y al teatro desde su infancia, es licenciada en Escenografía por la ESAD de Córdoba, además, cursó estudios de Arquitectura Efímera en la Escuela de Arte Mateo Inurria de la misma ciudad e intenta componer la luz en algún que otro espectáculo. Actualmente vive en Madrid. Ha publicado poemas en revistas como Huella Indelebe, Dulce Arsénico, Ciudad Poética, Chichimeca, Tenian veinte años y estaban locos o Bar Sobia, y en la antologías Tiempos Extraños para ti (Literalia, 2005), Qué nos han hecho (Isla Varia, 2008) , Terreno Fértil (El Cangrejo Pistolero, 2010) y Sais. Diecinueve poetas desde La bella Varsovia (La bella Varsovia, 2010). El año en que murió Jean Genet (La bella Varsovia, 2010), es su primer poemario.

http://loschapinesrojos.blogspot.com




A modo de poética (Wellcome to the dollhouse);

Para quién no lo sepa
fotografío espejos rotos,
muerdo el interior de mis labios
y tengo un diente pequeño.

Mi corazón biomecánico ha doblado la esquina,
ha elegido seguir buscando,
seguir latiendo,
en otra carretera.

Ha
elegido
seguir.







Poemas


BLEEDING LIGHT

Dudo si lo que siento
son cristales en el pericardio,
y no felicidad por mostrar mi alma.

Yo sangro luz,
siempre lo hago cuando estoy allí.
No conozco otra forma de querer.



***


Oí las pompas romperse, a mi lado, bajo mis orejas.
Oí caer todas las lágrimas al suelo.

Rompí nuestros zapatos, aquellos que gastaron el camino,
rompí mi corazón para que no sonara más.




***


CANINOS


Te morderé.
Masticaré cada trozo de tu cuerpo,
saboreándolo entre mis dientes
como una manzana.
Romperé con mis mandíbulas
tus tuétanos
para poder tragarlos,
incluso tu pelo,
tus ojos, tus uñas
me rellenarán.

Si mueres,
engulliré tu cadáver
como una golosina o fruta.
Así podrán enterrarme
contigo,
en mi estómago.


El primer poema pertenece a El año en que murió Jean Genet (La bella Varsovia, 2010), los dos últimos son inéditos.