lunes, 19 de diciembre de 2011

ANTONIA CERRATO MARTÍN-ROMO

















Mencionada por:




Menciona a:
José Cercas Domínguez
Mamen Alegre
Irene Sánchez Carrón
Fernando Garduño Maya
Francisca Quintana Vega
Juan Manuel del Pozo Jiménez
Emilia Oliva
Víctor Manuel Andrada
Francisco Rangel
Amalia Mangas Durán
Rosa Lencero

Fernando Garduño Maya








Bio-bibliografía


Antonia Cerrato Martín-Romo (Santa Amalia-Badajoz-).
Es maestra de Filología, Lengua Castellana e Inglés. Ha publicado una treintena de libros de poesía, así como cuentos. Escribe artículos para las revistas: Lacipea, Ventana Abierta, Ateneo de Cáceres, El Ancla y Casco Antiguo de Badajoz y el diario digital Vuelta de Hoja.
Ha sido Premio Oliva de la Frontera de Poesía en 1995 y ganadora del I Frasco de la Taberna de Antonio Sánchez de Madrid, rotulado por Gumersindo Yuste.
Ha dado conferencias en Badajoz, Oliva de la Frontera, Santa Amalia, Hogar Extremeño de Madrid y en el Ateneo, también de Madrid. Ha participado en multitud de recitales por toda la región extremeña, así como en Sevilla, y también en Évora y Elvas (Portugal).
Tiene poemas traducidos al francés, al inglés, al portugués y al castúo. Otros han sido musicados por Rafa Fleita, Manuel Barroso y Silvia Noemí Occorso.
Coordina los recitales de poesía del Gran Café Victoria de Badajoz, es presidente de la asociación MIGAS (Miscelánea Integrada Grupos Artísticos y Sociales) y tiene un Certamen Literario que lleva su nombre, en Santa Amalia, que va por su VII edición. Pertenece al Consejo Asesor de la Revista de Historia de Vegas Altas
http://antoniacerrato.blogspot.com/





Poemas




INVIERNO

Apostado está el invierno
a las puertas de la ciudadela
lloviendo olvidos
sobre los espejos de sus calles
donde ya nadie
busca cobijo.

En el hogar
arden los troncos secos
con el suplicio de la juventud huida
y la memoria imposible
de la hoja verde:


es invierno entre las manos,
invierno en la mirada
cansada de paisaje,
invierno sin esperas.


No sé por qué
precisa este invierno
de lumbres
de tenazas y fuelles;


no sé por qué
hurga entre las brasas
cuando ya echó sobre mi nombre
un puñado de ceniza.


¿Qué más quiere
este invierno
que ronda mi cama
desde su atalaya invencible
de cirros y escarcha?


Sigue lloviendo:
es invierno entre los brazos,
en la boca, en el pecho
que ya no canta;


es invierno… tan solo invierno.




EXTREMADURA ESENCIAL
(Título de Francisco Morán Cruz)


Si abrimos las manos,
un libro contra el aire
moverá sus hojas
y volarán las palabras,
como besos prohibidos,
hasta el más ignoto rincón.


Si abrimos las manos,
mariposas sepulcrales
abandonarán su escondite
y pintarán bajo el cielo
esa vereda, que a destiempo,
y sin remedio, se ha de coronar.


Si abres tu mano,
cuenco de agua
donde otros apaguen su sed,
versos y luciérnagas
cercarán un otoño
con tus pestañas de piedra.


Reciedumbre de una tierra
que no se doblega
frente al olvido;
seremos senda y camino
si abrimos las manos.





VERSOS SOBRE EL AGUA

Porque nunca pude
memorizar un poema,
escribo versos sobre el agua


para que el agua los cante
y en el viento se sequen…
y en el viento se olviden.


Porque nunca supe
ordenar las estrellas,
y a las constelaciones
cambié su nombradía


enciendo velas a lo largo del río
que desemboca confuso
en el corazón del hombre.


Porque nunca sabré
el amor que me tienes
ni el odio que a ratos
pone cerco
al espíritu en tránsito,


porque jamás entenderé
un solo porqué de la vida,
me dejo morir en un poema
escribiendo versos de agua


para que en el viento se sequen
para que en el viento resuciten.

2 comentarios:

KENIT dijo...

La de extremadura me gusta.
Estuve en Valdecaballeros 3 años.
Las también.
Un abrazo muy grande.

Clara Ortega dijo...

Grande Antonia, muy grande...