jueves, 1 de septiembre de 2011

JULIO CÉSAR GALÁN
























Mencionado por:


Juan Andrés García Román


Álex Chico

Menciona a:


Mario Martín Gijón


Juan Andrés García Román


Joan de la Vega


Álex Chico


Julieta Valero


Luis Yarza


Pablo Gaudet


Jimena Alba


Carlos Marzal


Benjamín Prado


Miguel Casado


Diego Jesús Jiménez


Ricardo Defarges


Luis Feria


Manuel Padorno





Bio-bibliografía


Julio César Galán. (Cáceres, 1978). Actualmente es lector en la Universidad de Argel. Director de la revista de teatro Dioniso. Libros de poesía: El ocaso de la aurora (Madrid, 2004) Tres veces luz (Barcelona, 2007) y Márgenes (Valencia, 2012). También ha publicado algunos artículos y poemas en revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Turia, Alga, Extramuros, Ínsula o Cuadernos del Matemático. Su blog: Los reales ausentes. http://juliocesargalan.blogspot.com/.





Poética (resumen de Tentativas de apertura)



1) Una tradición poética en la cual la propia crítica es poesía al mismo tiempo. 2) Si entendemos la poesía como una transposición de una crítica literaria, como un análisis de libros, como un acto de lectura, llegamos a un poema basado en el análisis, el juicio y la evaluación: Intrapoesía. 3) El poema como la crítica literaria tiene que ser “un error sistémico que genera nuevas dimensiones de acierto”. El poema crítico: “selección válida para definir lo imprescindible de un libro”. 4) el poema es un ensayo sensitivo, es una “estructura lógica, donde la lógica se pone a cantar”. 5) El escritor no debe hacer alusión a su sentir personal, este aspecto es extremadamente importante por diferenciador con otras corrientes poéticas como el culturalismo en sus cuatro estadios.*Observación: esta propuesta no pertenece a ninguna de esas cuatro vías culturalistas. 6) Esta poética se ejemplifica en el poema inédito.






Poemas


Capítulo I: Reconstruirse _______(¿Por qué titulaste este poema Nadie
_____________________________(¿Por qué titular lo que no tiene título?)



Han desaparecido
todos los puentes.

_____________De calles y de hombres
_____________han desaparecido.

Desde nuestra conciencia.

____________Desde el ovillo de nuestras palabras.

Desde el vuelo del águila
_______________________que quema el aire.

Pero ajeno es …y a solas…a solas entre las estrellas
__________________________y los objetos.
Las estrellas y los objetos.
La dialéctica de la habitación.
La sonoridad que los une. ______(Confundiste el deseo de amar con el de
Separarse de sí ___________________escribir. Escribe como si amaras.)
y la invención del sí:
la poesía y el amor.
Indefinirse.

___________________Estos límites de las manos:
_________________pocos ¿ninguno? Eres el otro.
_________________La sonoridad que los une.
_________________Sin resistencia, sin dureza.

La proporción de su cuerpo es traspasar.
La clausura de ojos:
_____________la semejanza con todas las cúspides:
_____Ya somos unidad. Somos lo amado ya, lo escrito ya.

____________Arden los libros y las manos
____________y encuentren luz en cada ser
____________y vivan siglos en un día. _____(Escribir es recordar.
_____________________________________Recordar es fingir un pasado.
_____________________________________Si miras hacia atrás eres ficción).
Que amen los amados.
Que mires lo invisible.
___________El secreto de las raíces
___________consiste en encontrar
___________la sombra de la nube más, más alta.


___Es aquel que te nombra
y humea en ella: Estoy.
Es aquel que se escribe,
que refleja esas manos
posiblemente mías:
______________Estoy.
__________________________________(Al final del poema puede verse un
__________________________________cartel que dice: escribir es amar
__________________________________y amar es aniñarse).

_________________(El ocaso de la aurora: Reescritura).










SOBRE EL NIVEL DEL MAR
___________________Para Juan Andrés García Román
Ansío la luz porque un día definí el mundo con mi dedo índice,
___y amo
el correr de los ríos porque de algunos peces
___aprendí hondura.
Fueron mis ojos quienes miraron por primera vez
que en la caída de los astros se escondían un niño y una rueda.

Siempre me hice invisible cuando los hombres pusieron sus manos
___sobre mi presencia ficticia
y cuando tuve un brazo que parecía un ala,
las flores que brotaban en los tejados me otorgaron
___las dádivas de un vientre,
ésta es la única verdad que he conocido.

A dos mil pies sobre el nivel del mar
la marcha de los pasos termina de orbitar,
___el frío aumenta nuestra lucidez
y la respiración es lenta como la vida en las montañas
y en las ermitas, el corazón renuncia a cualquier renuncia,
y la única doctrina es la fecundidad.
Nuestro propósito es crecer cuando creamos
___y amar a cuanto no desgarre,

alimentarnos de nosotros mismos y no golpearnos
___en soledad
y que cada vez que el mundo sea la primavera
nos despojemos de cuanto fuimos
y seremos, formando
la columna que enlaza nubes, espacios y semillas.
El truco no es difícil ni complejo, sólo se necesitan
algunas dosis de serenidad, concentración y sencillez.

A seis mil pies sobre el nivel del mar-y subiendo-
los ojos van perdiendo su nostalgia y para no cegarnos
___tengo que demostrar
mi destreza en las diferentes artes de la distancia
y para que no se dilaten las venas, el oxígeno tiene que
___ser lo más escaso posible.

Se aligeran,
se aligeran las manos, los pies, el pecho, los lastres se reducen:
las personas que un día me nombraron hacen el mismo
ruido que las hormigas. Sigo el rastro de los cometas,
de las galaxias que comienzan cuando un huevo se rompe,
de esa gracia tan tuya de armonizar
___mis extremos.


Sólo me he dado opción a mudarme en un hoy,
en un hoy que renace, confirma y desprecia.
Poco importa la muerte ahora. Poco importan las palabras ahora.
Poco importa que el mar haya expulsado a quien
___movía su repetición.

Los restos de la fiesta quedan aún en mi boca, aún
me ofrecen mucho juego, aún brillan como miel secreta.

A seis mil pies sobre el nivel del mar
___sólo quedan los labios,
el nacimiento de unas risas entre las sábanas,
y las luces que como gotas de rocío resbalan
___sobre este mármol.




(Tres veces luz, 2007)




La parada de los monstruos (un acercamiento)

1. Días extraños, extraña fruta

Es el reverso de las leyes lógicas, la inclinación a un envés oscuro,
el desajuste entre nuestras razones y las de ellos,
si bien es la congoja de lo impuro: algún ojo sin párpados,
algún hombre con cara volandera, alguna trapecista de circo
por el hilo del aire. (Por qué vibran cenizas en el aire).
(Por qué resuena Hurt interpretada por Johnny Cash).

Entonces, esta tienda de chillidos: testigos mudos y extranjeros.
El mal fue siempre fascinante.
Se podía morir la gente normal: en el primer pase un desfile
de ataques de pánico.
La estrella con charquitos de bilis. Algún aborto (casi). También algún charquito
de bourbon en el corazón.
Observa los mastines nevados en el portón del odio.
Y el mal, el mal, el mal. Y el corte de los iris: la vista sangra.
Tod adelgazó el tiempo para quitarle espanto a los ojos sensibles: 64 minutos.
El horror hasta el delirio y la poesía. Lo bello es una forma del horror.
La Censura pretende que disfrutes en calma. El miedo es una sala de hospital
(tú lo probaste pero no pongas nada de ti en este análisis).
Los actos puntualizan al monstruo. Nunca hagas lo que esperan de ti.
Punto de fuga, rostros puros, encrucijadas del extremo:
relea usted Hop Frog de Poe, después David Lynch hablará con sus engendros.
Después Tim Burton hablará con sus engendros.
“The killer in my is the killer in you”: resuena otra canción,
imagino que viene de las rocas de la llanura.
Después de la inocencia casi todo es ficticio. Pero es mejor así. Después el tiempo es ahora.


2. Este es un mundo donde los malos sí ganan

Pero antes de escribir mira por la ventana: la ciudad, y amarás aún más la escritura.
Pero ¿quiénes son los monstruos? -La trapecista y el enano. ¿El circo y el escaparate?
La rusticidad de la cámara enlaza el lustre lírico al diente de los celos:
el brote de una flor en flash back o la expresiva raíz de la burla,
la ternura de la cicatriz que cobija el recuerdo del proscrito,
el travelling que aprieta la garganta y afuera los normales, el hábito, la gran crítica:
nauseabunda, amoral. ¡Oh! Prohibida, prohibidla. Se podía morir la gente normal.
Pero ellos viven para que nosotros podamos existir. El tiempo para algunos
gira demasiado deprisa. El tiempo para algunos.
Esta inmortalidad artística es un percance de forense.
Pero antes de escribir mira por la ventana: la ciudad, y amarás aún más la escritura.
También ellos: con perfiles caninos, la costumbre de sabueso de fallos,
el estornudo por lo diferente.
Pero vamos a lo importante: no son los planos de experto del terror
ni su maña teatral,
es el cine silente, el otro cine, el misterioso Tod: el Cadáver Viviente Hipnótico,
son las secuencias que cruzan la frente hasta el final del cerebro,
recorriendo esa parte de nosotros que se perfila como
lagartos en la roca, como un sicario por el túnel azul de la noche.
Son las imágenes, estas imágenes: el fósforo astillado
por el hombre gusano como el Príncipe Radian y el cigarrillo abierto en humo,
ese dios que relumbra por el viento…
hasta esos decorados interiores: máscara y pantomima en las afueras.

(-Y pose usted, mister Brodwing: -¿Con cuál de mis caras?)
Pero antes de escribir mira por la ventana: la ciudad, y amarás aún más la escritura.
Son escenas que agrandan las pupilas: el enano y la bella: Hans y Cleopatra.
Koo Koo agita sus plumas, las siamesas palpitan desde su clarinete,
Frieda ve la traición y el truco: el banquete de bodas.
El líquido viscoso en la Copa de la Amistad
y la codicia. “La aceptamos, una de nosotros, una de nosotros”…

3. Conclusiones abiertas: la crueldad debe empezar por uno mismo.

Así, la reina de los aires por la mujer gallina: las verdades casi siempre son tristes.
Así, se alarga la sonrisa
del payaso y la calidez de Venus: el final siempre es el principio.


(Inédito).