jueves, 5 de mayo de 2011

MARÍA GONZÁLEZ



















Mencionada por:

Eduardo Chivite
Rafael Calero Palma
Javier Montoro
Antolín Amador Corona
Jorge Segarra

Menciona a:
Alba González Sanz
Antonio Agredano
Ana Castro
Antolín Amador
Cristian Alcaraz
Eduardo Chivite
Fernando Merlo
Jose Daniel García
Juan Antonio Bernier
Laura Rosal
María Sánchez
Pablo García Casado
Rafael Antúnez
Rafael Espejo
Sofía F. Castañón
Verónica Moreno




Bio-bibliografía

María González nació en Córdoba en 1986. Vinculada a la literatura y al teatro desde su infancia, es licenciada en Escenografía por la ESAD de Córdoba, además, cursó estudios de Arquitectura Efímera en la Escuela de Arte Mateo Inurria de la misma ciudad e intenta componer la luz en algún que otro espectáculo. Actualmente vive en Madrid. Ha publicado poemas en revistas como Huella Indelebe, Dulce Arsénico, Ciudad Poética, Chichimeca, Tenian veinte años y estaban locos o Bar Sobia, y en la antologías Tiempos Extraños para ti (Literalia, 2005), Qué nos han hecho (Isla Varia, 2008) , Terreno Fértil (El Cangrejo Pistolero, 2010) y Sais. Diecinueve poetas desde La bella Varsovia (La bella Varsovia, 2010). El año en que murió Jean Genet (La bella Varsovia, 2010), es su primer poemario.

http://loschapinesrojos.blogspot.com




A modo de poética (Wellcome to the dollhouse);

Para quién no lo sepa
fotografío espejos rotos,
muerdo el interior de mis labios
y tengo un diente pequeño.

Mi corazón biomecánico ha doblado la esquina,
ha elegido seguir buscando,
seguir latiendo,
en otra carretera.

Ha
elegido
seguir.







Poemas


BLEEDING LIGHT

Dudo si lo que siento
son cristales en el pericardio,
y no felicidad por mostrar mi alma.

Yo sangro luz,
siempre lo hago cuando estoy allí.
No conozco otra forma de querer.



***


Oí las pompas romperse, a mi lado, bajo mis orejas.
Oí caer todas las lágrimas al suelo.

Rompí nuestros zapatos, aquellos que gastaron el camino,
rompí mi corazón para que no sonara más.




***


CANINOS


Te morderé.
Masticaré cada trozo de tu cuerpo,
saboreándolo entre mis dientes
como una manzana.
Romperé con mis mandíbulas
tus tuétanos
para poder tragarlos,
incluso tu pelo,
tus ojos, tus uñas
me rellenarán.

Si mueres,
engulliré tu cadáver
como una golosina o fruta.
Así podrán enterrarme
contigo,
en mi estómago.


El primer poema pertenece a El año en que murió Jean Genet (La bella Varsovia, 2010), los dos últimos son inéditos.

2 comentarios:

fcaro dijo...

Así es María González. Avaricia y frescor. Sugerencia y cuerpos.

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Siempre interpela. Y late. Un precipicio de versos al galope.