jueves, 3 de marzo de 2011

JOSÉ CABRERA MARTOS



















Mencionado por:
Juan Carlos Friebe
Juan José Castro Martín
Manuel Gahete

Menciono a:
(por orden alfabético)
Ángeles Mora
Antonio Carvajal
Antonio Gamoneda
Antonio Mochón
Francisco Morales Lomas
Francisco Ruiz Noguera
Jenaro Talens
Juan Andrés García Román
Juan Carlos Mestre
Juan Carlos Friebe
Juan José Castro Martín
Manuel Gahete
Manuel Urbano Pérez Ortega
Miguel d’Ors
Rafael Juárez
Vicente Valero


Bio-biblografía

Jaén, 1977. Licenciado en Filología Hispánica y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Profesor en la Universidad de Pekín (2002-2003) y actualmente de Enseñanzas Medias en España. Obra: Sombra deshabitada (2002, XII Premio anual para escritores noveles), Fanales entre el agua (2003, VIII Premio Genil de Literatura), Goethica (2009, I Premio Nacional de Poesía Ciudad de Ceuta y Finalista del Premio de la Crítica Andaluza 2010) y A orillas del jaramago. Cancionero y apostillas al nombre de Goethica (Ensayo y Antología, 2011). Ha sido incluido en antologías como Granada. Ojos del sur (U. de Granada y Parlamento Europeo, 2005), Jornadas hispano-palestinas de poesía joven (Ministerio de Asuntos Exteriores de España y Palestina, A.E.C.I., 2005), Antología de poesía joven andaluza (U.N.A.M., 2006) o Poetas de Jaén (U. de Jaén, 2008). Ha sido traducido al francés, al inglés y al árabe.



Poética

(Extracto y resumen del ensayo Apostillas al nombre de Goethica)
Querido Lector: Esto no es un Best-Seller basado en la democratización demagógica o en la poesía plutocrática y populista –en el sentido televisivo-, sino retazos ético-estéticos de una realidad cosificada que intenta abrirse caústica o francotiradora ante la estúpida credulidad de los discursos del poder que pretenden ayer, hoy y siempre ocultar los focos de inestabilidad: Una prolongación y búsqueda del relámpago polifónico de la otredad –negación del monologismo onfálico con sus frutos y cardos-, superando el hospedaje de la niebla mediante la palabra esencial en el nombre de hoy, arma cargada contra el fundamentalismo en cualquiera de sus múltiples máscaras posmodernas. De ahí, la incoherencia, la contradicción, la búsqueda de la memoria desacralizada, el titanismo del amor, el acorde interior del pálpito más allá de la moda pasajera y lo snob –el realismo simplista, la ausencia de sueños, la ensoñación prefabricada y el pensamiento vacuo-. La era de las dilaciones ha finalizado, llega la hora de las consecuencias: La epopeya de lo trasterrado y el exilio de lo diferente, abrir una flor polipétala o una granada que entreteje el sentido para afrontar, Querido Lector, la desorientación y la ceguera ante las gritas del muro.




Poemas


GENOAMEBA HUMANO
I
Diálogo del hombre y el genético doctor
[…]
-Ya puedo elegir al niñito que quiero
¿Podría mostrarme la gama de tonos
del pelo?…
¡Qué guapa estaría en ardiente cobrizo,
purísimo gualda!
-Señor ¿No le gusta el moreno o el negro?
Contrasta con tonos de pálida piel.
-Descarte el moreno, más tarde hablaremos
de gamas de tez.

Transcurre la Ciencia y avanza en su siglo.
Su lema:
“Socorre al humano que sobre la mano
te traiga el dinero”.


II
Monólogo del alma

El interrogante, llamémosle alma,
pregunta, ignorado por diosa Genética:
-¿Seré paramecio
o ameba imperfecta?…
¿Seré genoameba de gen cancigénero
o genoartificio producto de ciencia?

Batines de blanco, en montaje perfecto
al tiempo que visten las almas de externas
corazas,
sueñan
efigies de verde en oro engarzado
(casualmente al suelo se arrojan aquéllas
que van sin dinero).

En “Ser o no ser” no reside el dilema,
el Hamlet veintiuno ha cruzado este límite
sin ética,
con dines
sin dones. Y nadie medita en la esencia:
La Ciencia no hace a los hombres más libres.

(De Sombra deshabitada, 2002)



AMOR Y VIDA
(SINFONÍA INACABADA)

Y esta orquesta de plumas extiende por los campos
Amor como girándula armada en leves flores,
la batuta comedia un final en apócope
y una gota sostenida ancla al oceano.

Si la nota es por Eros sostenida
la vida, sinfonía inacabada…

(de Fanales entre el agua, 2002)



CHECK POINT EN RAMALLAH, GAZA ¿O BERLÍN?
(RAHIL)
La historia revelada continúa…
en distintos fragmentos temporales
y ubicaciones convergentes.

The show must go on
Pink Floyd, The wall

Acuérdate, oh Señor, de lo que nos ha sucedido: mira y considera nuestra ignominia. Nuestra heredad ha pasado a manos de extranjeros, en poder de extraños se hallan nuestras casas.
Jeremías, Lamentaciones, 5


Narrador:
Y la Esperanza tomó por bandera aquel inocente perfil acrobático
cuando ha borrado mi snombrae el sol y me agoto en volar y no amanece, un oasis
abre el ingenio:
Hay un muro –no importa su longitud o su altura-, un aviso
de las ausencias, Pira, mora o carmín de manTis besada por bistu-
ri
-cardo
Perfil:manso león, estrellado de espino, lábil libélula, acerbo etc.
Quién soy yo fuera del bro-chazo en el muro sedante ¿un paso vacilante en noria
Narrador:antes del suelo?
El rostro que aquí ves, viento al cabello, elevándose estático


ángel ingenuo de esfera de helio, inerme, de pie diminuto, simpático,
y de puntillas mirando cielo en los ojos, aspira a sobrepasar sol, hoz, áspid
láudano: Muro.
Y nadie lo alcanza. Ni esa palmera de flor en racimo
último, apunte en distinta orilla mañana,
no.
Pero… Ella, imposible chispazo
de mariposa o jilguero se eleva. Y todos la ven o la sueñan, corbeta con
Soñador:sólo la ayuda del aire, yedra de luz y de viento
“Asciende lenta mi pródiga
hija de toda esperanza, mi aulaga, oculta lo frágil, David el dogmático


álzase en sombras extensas y tú, ya levedad… de füentes, ya acuático
Narrador:pájaro o risa...”
Hacia arriba. Grito hacia arriba y espira blando el azul como frágil.
Pero se encuentra quiëta, grisácea, únicamente lacada en el muro macizo.
¡Lástima grande que fuera
tanta esperanza
sólo un graffiti pintado!

(de Goethica, 2009)





ESCENA TERCERA

I
CAMPOS DE YABAILA, RAFAH, MOAZI…
(LÍBANO, PALESTINA, egipto…)
9.00 A.M.

[…]durante los traslados a pie […] un número apreciable de prisioneros cae muerto en la calle o desvanecido por agotamiento… Es imposible impedir que la población no se entere.
Jefe de policía de las SS alemanas.
Noviembre de 1943.


Gris, una línea, libera se en el inmenso de azul, imperceptible y metódica,
casi perenne. Aparecen en torno o dentro cercándola hileras, carbón y
sueños sin noche, errores imperceptibles durante la claridad de armonía,
cuando el silencio es distancia perfecta.
____________________________Para morir o vivir las begonias
y los naranjos hacia el agua que no se detiene nunca en su imagen de asilo
para la lluvia o el canto rodado, ya sin raíces ni liquen.
______________________________________Abrimos
un poco más, como en el cine, los ojos. Allí, todo se emite y adecua
para que nada nos manche ni huela -bien perfumada- en la ropa tan módica,
tan de rebajas la paz si significa victoria. Pero mirar la antracosis
incandescente de un iris grabado a fuego por acariciar la cornisa
de las estrellas -después de tanto insomnio en las filas durante la crematoria-
fue insuficiente. Faltaba el olor de la ceniza y su tacto, tan vivo.
Hoy sólo queda del cuello, el cabello, el labio y la frente su inútil audacia.


II
CAMPOS DE NATZWEILER, RAVENSBRÜCK, BIRKENAU…
(ALEMANIA, FRANCIA O POLONIA)
9.15 A.M.

-¿Qué es ese fuego?
–Somos nosotras, que nos quemamos.

Giuliana Tedeschi.
Superviviente del Campo de Concentración de Birkenau.


¿Cómo salir a la lluvia de entonces? ¿Cómo envid(r)iar otro cuello si el sádico
lirio te espera en la frente?
_________________Para suicidas o ilusos queda el clavel.
____________________________________________Su floral y
mítica inutilidad. El clavel…
contra tu labio cortado, temprano, marchito.
Ha amanecido. Unos años
antes también sucedió. Hay que seguir tiritando
unos minutos.
***
_________Más tarde…
Un mechón de tu cabello se sigue y seduce a
todo bigote en Berlín.
_______________No, no eres tú.
Sólo alguien que te compró en la botica
dentro de un lote incluía también: misteriosa ceniza, esporádicos
restos de oro ideales –puntualizaba una nota- para brotar de claveles.

(de Goethica, 2009)



FRANKENSTEIN O EL HORRENDO HUÉSPED
(Última carta de Robert Walton al Secretario General de las ¿Naciones Unidas?)
Lo había deseado con tal ardor que excedía a cualquier sentimiento imaginable; pero ahora que lo había terminado, la belleza del sueño se desvaneció y un horror y repugnancia invadieron mi corazón.
Frankenstein, Mary Wollstonecraft Shelley


Supe el error, fui Magnánimo tarde, aunque nunca es demasiado pronto –casi resulta ofensivo citar a Novalis- para cantar: Tú eres la muerte y tú sólo nos salvas.
Anteriormente, el nacido, fue alimentado en el odio por décadas, fue financiado en silencio y blindado su corazón por la estrella Única, hexágona a veces, otras cruzaban sus órbitas media centena entre el Tigris y el Éufrates, mégano oía, ahí: Hiena… Y amó amanecer con el puño de corazones cerrado…
(Falta el final de la carta)

__________________Así, Ban Ki Moon
fue hacia los hielos del norte faltaba el
fin de la historia.
_______________Nada Hubo.
_________________________Al volar gris
de una paloma en ocaso,
supo el error, como blanco de halcones,
años más tarde
¿Cuál de los dos era el monstruo maldito?
Supo el horror, por entonces,
para escribir el final[de esa carta]
y remitirlo al diablo:

Ven a por mí, porque vivo sin tiempo. Nadie me espera, ni nada me acopia. Bajo la noche sin nubes, somos iguales que estrellas y luna: Siervos del Sol, sin imagen ni humo.
21 de Enero de 2009

(De Goethica, 2009)