viernes, 5 de febrero de 2010

ENRIQUE MERCADO











Mencionado por:

Antonio Cordero


Menciona a:

Antonio Cordero

Andrés Fisher

José Benito del Pliego

Robert Llopis Zurita

Antonio Gamoneda

Leopoldo Mª Panero




Bio-bibliografía


Escritor, músico, dramaturgo y guionista de cine. Ha publicado las novelas De lo que aconteció a una reina que se echó a la calle y Memoria del tiempo breve. Coguionista de la película Catarsis y autor del libreto de la ópera de cámara El Greco. Antologado en El poeta en su ciudad, de Julia Barella, ha publicado los poemarios Versos a la luz de una vela (Premio Ciudad de Leganés) y La Explanada (Germanía, 2003).





Poética


1. La palabra es la materia que el poeta afila hasta obtener la punzante precisión. 2. Si bien hasta Juan Ramón Jiménez una forma de estar por encima de Dios era siendo poeta, hoy ser poeta es una de las mayores tonterías que se pueden ser. 3. Que la poesía lleva al alcoholismo es hecho más que probado. La poesía, ese vestido casi imposible de tejer, tiene infinidad de acólitos que en vano siguen su estela luminosa. Cientos, miles de autodenominados vates, fracasan como un mar resacoso en las costas de su indiferencia. ¿Y qué puede uno hacer sino emborracharse para intentar olvidarla? 4. Más digno que un poeta es un vendedor de globos. El poeta infla palabras y no advierte al que compra el libro que dentro no hay más que aire (generalmente, mefíticas ventosidades).





Poemas



Edificios


¿Nunca os habéis fijado En los edificios a
medio construir, La desolación de los anda-
mios Ciñéndose a sus cinturas? Sabed que al
alba habrá hombres Dispuestos a vestir tanta
tristeza, Lo mismo que si arropasen a sus
hijos En una noche Insomne y helada.


(De La Explanada. Editorial Germanía, 2003)






Vitoria


Ha llovido todo el fin de semana sobre el elegante paseo de los plátanos. La catedral estaba en obras y los zuritos y las gildas parecían las guirnaldas de la ebriedad. El museo de Heraclio Furnier en el casco antiguo, el estadio. Cito sin cesar lugares y cosas que me lleven a poner un marco fidedigno a tus ojos. Como los Nenúfares, de Monet, a medida que me acerco a ti, toda tú desapareces


(De A.M./P.M., inédito)





Sargazos Sea o no


Todos los ríos que me sé desembocan en el mar de los Sargazos.
Es la noche de los compartimentos estancos y ya no fumo.
Si no hubiera estado tan ciego y tú no hubieras sido tan terca,
ahora posaríamos juntos en las postales del Puente de Nueva York.
¡Como si fuera fácil llegar a América,
o a puerto seguro aunque los del norte usen bufanda!
Me soltaste de la mano y la coleta (te soltaste)
porque eras una niña perdida de antemano.
Alicia que se mira, pero es a ella a quien miran los otros.
Alicia, yo te hubiera dejado crecer como una mala hierba en Wonderland,
y que cantase Whitman, y que fumara Marley.
Yo hubiera sido a cambio el increíble hombre decreciente
o un ratón payaso dispuesto a morir por el turrón y el chocolate.
Y bolitas de anís endulcen los ardides del tahúr.

*

(De Trenes que no pasan de Magritte, inédito)

2 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Un gusto siempre leer a Mercado, gran poeta y gran tipo

veronica pedemonte dijo...

Enhorabuena.

Para no abusar del espacio que tan generosamente cede a todos nosotros Agustín Calvo Galán, mi comentario pasa a mi blog:

http://losotroseuropeos.blogspot.com/


Saludos