sábado, 2 de enero de 2010

FERNANDO LUIS CHIVITE
























Mencionado por:
Isabel Bono
Susana Barragués

Menciona a:
Isabel Bono
Daniel Aldaya
Iker Biguri
Francisco Javier Irazoki



Bio-bibliografía


Nacido en 1959, ha escrito los libros de poesía La inmovilidad del perseguido (1986), El abismo en la pared (Premio Gerardo Diego, 1995), Calles poco transitadas (Premio Ciudad de Irún, 1998) y Apuntes para un futuro manifiesto (Premio Hermanos Argensola, 2009). En prosa, es autor de la trilogía narrativa La tapia amarilla (Pre-textos1996), El viaje oculto (Bassarai, 2001), La fuga de todo (Bassarai, 2003), y Premio de novela Café Gijón por Insomnio (El acantilado, 2007). Es columnista habitual en algunos periódicos nacionales.



Poética



Nunca imitar a imitadores. Nunca adular a los poderosos. Nunca dorar la mediocridad.








Poemas




ELLA PONE SU FRENTE


Ella pone su frente y espera lo que ama:
la esquina de su vestido sobresale
al otro lado de la puerta de la noche.

Ella husmea los ruidos que le llegan,
lame galopes, silbidos y sirenas,
abre rincones rojos con su respiración.

Ella tiene en su plato una nevada
y un incendio en su taza
para velar al que se aleja.

Ella sueña descalza por las habitaciones
pisando el aire amigo de la muerte.

(de El abismo en la pared)





AL LADO DE LAS HUERTAS

Veintinueve de noviembre por la mañana.
Solo, en el viejo camino de las huertas,
a eso de las once.

El ladrido de algún perro, el sonido
de algún coche lejano, algunos pájaros.
Y el sol, pálido y vulnerable en el aire frío.

Entonces me detengo. Me paro de repente
y digo para mí: voy a pararme un poco,
sólo para saber que puedo pararme cuando quiera.

Voy a pararme aquí, al lado de las huertas,
durante unos minutos. Quiero mirar despacio esta luz
de noviembre, la luz de esta mañana soleada.

Quiero mirar esta luz y quedarme con ella,
por si en los días futuros nos faltara.
Por si la oscuridad llegara a hacerse
demasiado terrible en los días futuros.

(de Calles poco transitadas)



INVENTARIO DE OMISIONES

Furtivo calienta el rescoldo de lo olvidado
Canetti


La nieve que iluminaba la escalera.
Las farolas del cementerio encendidas
durante toda la noche. La chica delgada
que se juntaba con la chica más delgada.
El muchacho descontento que se unió
al muchacho aún más descontento. Algo
parecido a niebla amarilla dentro de un cuarto.
La voluntad de derrumbarse del puente.
La austeridad de los armarios. Un reloj
que bostezaba. Un olor de años en las mantas.
Los negros cercados. La absoluta
oscuridad que de ninguna manera
nos atrevimos a tocar. Y naturalmente
la elegancia que nacía del dolor.
Y por supuesto la dignidad de los que fueron
humillados y olvidados
después.

(de Apuntes para un futuro manifiesto)

6 comentarios:

yolandasaenzdetejada dijo...

pues sí, me ha gustao mucho tu poesía...

Ana dijo...

Bellísima esa ella que pone su frente. Ha sido un placer descubrir tus versos, Fernando.
Un saludo,
Ana

veronica pedemonte dijo...

Eso es una poética.

Y Ella pone su frente es precioso, y muy verosímil. Aunque el aire también es un regalo del Amazonas y de la vida, no vamos a robarle intensidad al principio de elegía.

Enhorabuena

http://losotroseuropeos.blogspot.com/

Lucas elkoalapuesto dijo...

eres un cabrón... ahora tengo que comprarme todos tus libros... hoy teminé el de apuntes para un futuro manifiesto, muy bueno.

andrea oses dijo...

Acabamos de leer Insomnio en el club de lectura de Los Arcos.Me gustaría ponerme en contacto, como coordinadora del grupo, para que nos contarás la experiencia de este libro. Ha sido un placer leer tu prosa.
Bellos poemas.
Beatriz Donosti

andrea oses dijo...

Acabamos de leer Insomnio en el club de lectura de Los Arcos.Me gustaría ponerme en contacto, como coordinadora del grupo, para que nos contarás la experiencia de este libro. Ha sido un placer leer tu prosa.
Bellos poemas.
Beatriz Donosti