viernes, 30 de octubre de 2009

EDUARDO BOIX










*





Menciona a:
Vanessa Diez Tarí
Alicia García Nuñez
Julieta Viñas Arjona
David González
Pedro J. Serrano
Carlos Cebrián
Javier Das
Javier Gato
Ignacio Escuín
Deborah Antón
Safrika
Arturo Mendez Cons
Sergio Gaspar
Pablo Garcia Casado
Adriana Erades Pérez(Bubalú)
Joaquín Juan Penalva
Luis Bagué
Andres NeumanKirmen Uribe
Yolanda Castaño
Carmen Beltrán
Robert Albert





Bio-bibliografía

Eduardo Boix (Elche, 1980). Finalista del certamen Aeda la ruta del Verbo de la concejalía de juventud del Ayuntamiento de Elche en 1998. Segundo premio del II Concurso de microrrelatos del Ayuntamiento de Elche en 2006. Ayudante de dirección de diferentes documentales y cortometrajes. Tiene publicados: Éstas son nuestras ruinas, Los cuadernos imposibles Ediciones para los amigos. El libro colectivo del Grupo poético Abril 2005, Primer paso. Colabora con diferentes medios digitales a nivel nacional como por ejemplo la revista Dulce arsénico y el diario digital eselx.com. Además tiene una columna fija en el diario la verdad de Murcia en la sección titulada Las extremas delicadezas. En febrero de 2007 hizo en Elche su primera exposición individual de poesía visual titulada ¿Qué me quieres amor? También formó parte de la I Exposición de poesía experimental de Bilbao en noviembre de 2006. Es miembro del grupo poético Abril 2005. Su libro de poemas titulado Últimas jornadas en el paraíso que será editado en la editorial Eclipsados de Zaragoza saldrá a la luz en 2009. Ha Colaborado en el I festival de poesía de Elche “NOSOMOSTANRAROS.COMO??” Llevado a cabo en Marzo de 2009 en el Centro de Cultura Contemporánea L´Escorxador.

-Administrador del blog http://cuestiondeego.wordpress.com/



Poética

Escribo porque no se hacer otra cosa con un cigarro en la boca.




Poemas


El mayor regalo que le pudieron hacer fue ese cubo y esa pala. Eva se esmeraba en hacer un hoyo más profundo cada día. En ocasiones cuando se cansaba de la pala, sus manos rasgaban la tierra con la esperanza de encontrar algún tesoro. Poco a poco iba quitándole vida a ese terreno y deformándolo en su propio beneficio. Después de muchos meses de excavaciones, cuando ella se había percatado de que el hoyo era lo bastante profundo, se acercó a su casa y fué a por la Nancy que años atrás había pertenecido a su madre.
-¡Como mamá!
Le cerró los ojos y comenzó a enterrarla.

De Últimas jornadas en el paraíso. Eclipsados 2009


***


Había aprendido a ser la niña mala. La dueña del filo doble de la navaja. La reina del lado oscuro. Le encantaba jugar a soldaditos con los niños del colegio. Ellos eran los caballeros de infantería. Ella tan sólo la princesa que por un duro les hacía el tiburón. Ellos la miraban extrañados y confusos.
-¿El tiburón?
Se los llevaba al baño de las chicas. Se bajaba las bragas y les hacia meterle la mano por debajo de la falda. Y zás. Siempre el tiburón atrapaba sus manos.

De Últimas jornadas en el paraíso. Eclipsados 2009




***


Eva comprendió en qué lugar se encontraba el paraíso, el día que su padre la llevó a la feria. Subieron a la Noria y en la segunda vuelta se quedaron arriba del todo. Eva devoraba su algodón de azúcar sin mirar abajo. Nunca debes mirar abajo, decían en las películas de aventuras. El abismo no era tal sabiendo que mamá estaba allá arriba. Aquella Noria tan veloz y tan alta era lo más cerca que pudo estar del cielo nunca.

De Últimas jornadas en el paraíso. Eclipsados 2009

martes, 27 de octubre de 2009

ADOLFO MARCHENA

















Mencionado por:
Ana Patricia Moya
José Luis Álvarez Vélez
Alfonso Vila Francés

Menciona a:
Ana Patricia Moya,
Alfonso Pascal Ros,
Jose Luis Pasarín Aristi,
Jose Luis Piquero,
Carneb Canacho,
Carlos Iguana,
Laura Veronica Alonso
Luis Amézaga
José Luis Álvarez Vélez
Alfonso Vila Francés


Bio-bibliografía
Adolfo Marchena, Vitoria (España), 1967; entre 1997 y 1999 dirigió los programas radiofónicos Tocando el viento (Radio Plasencia Centro) y Peleando a la contra (SER Plasencia). En 1997 organizó el I Encuentro Poético Cultural Amilamia. Codirigió la revista impresa Amilamia y dirigió la revista Factorum y el fanzine Odaliana. Ha publicado los poemarios Cartapacios de Lucerna (Ediciones Libertarias/Prodhufi; Madrid, 1992) y Proteo: el yo posible (Ediciones El Sornabique; Salamanca, 1999), y textos suyos han sido incluidos en las antologías Relatario (Talleres de Creación Literaria Fuentetaja; Madrid, 1992), Voces del extremo (IV). Poesía y utopía (Fundación Juan Ramón Jiménez; Moguer, Huelva, 2002) y Asilo (antología de poetas) (Ediciones Sin Retorno; Barcelona, 1999). También ha escrito el libro 683 Planta Neurología (Editorial Remolinos), y La Reconstrucción de la Memoria (Revista Groenlandia). Ha publicado textos en diversas revistas electrónicas y de papel (El coloquio de los perros, Letralia; Río Arga, Los cuadernos del Matemático, Turia, etc.). Mantiene el blog literario “Literatura. Recuerda recordar”: http://marchenaescritor.lacoctelera.net/. Ha sido traducido parcialmente al francés, alemán y árabe. Su último libro publicado, conjuntamente al escritor Luis Amézaga, ha sido La mitad de los cristales (Bubok, 2009).




Poética

A menudo escribo mentalmente. La mayoría de mi obra está apilada en la biblioteca de las neuronas. No creo en una poética, en el sentido de que nos vaya a aclarar ninguna circunstancia, alegato, ninguna proporción siquiera del motivo creativo, de la necesidad de forjar, esculpir, escribir, pintar... Escribimos, como un estadio de forma; preguntarse o cerciorarse del resultado es intrínseco. Quiero decir que la realidad y la ficción se entremezclan; no hay porqué discutir sobre el tema; en una balanza que sopesa tanto objetiva como subjetivamente el hecho o la parte crativa. Luego llegan las majestades de los ismos, lo cual suele resultar siempre prematuro e innecesario. Aspiro a que me lean a partir de los cincuenta, sin tener que descifrar lo que he querido decir; mi propio laberinto. De los cincuenta años, se sobreentiende; y ya va quedando menos.





Poemas

Seleccionados del poemario inédito El regreso de la Cenicienta:


La araña en el acuario
traspira entre las piernas
del vacio en torno
al rostro una quimera
dejando de lado
las circunstancias
el lado equívoco
del rectángulo
la suma decimal
de las repisas.


***

Poema después de la batalla
el jazz atrás Art Pepper
con su dogo la proclama
pegada a la farola papel
amarillento como arruga
en la encimera de la casa
vieja como rostro de los relojes
atrás en las agujas discontinuas.


***

Un minuto antes de finalizar
el programa de rehabilitación
las causas normales se yuxtaponen
el sonido de los pájaros la araña
recorriendo la cortina. Aterra el
sabor de la sangre cuando busca
la alternativa el motivo que lleva
al hombre más allá del rotativo
el periódico del día en el desayuno
junto al café con leche noticias
de alquerías y campos de fútbol
el azúcar de las drogas las guerras
la economía del Titanic bajo el hielo.


***


Mi madre teje en el jardín
sopas de letras
el rostro de la contaminación
arremete contrafuga del punto
final sobre la i en busca
de otra vocal en el reducto.
Mi madre teje las siemprevivas
del jardín arruga del poema
la nada del silencio
en el psiquiátrico de la memoria
electroshock en la garganta
inquietud del paquidermo.


***


I.

Sueños, miedos, dolores
gritos, obsesiones en el psiquiátrico
de la nada el poema resplandece
como flor mientras los caballos
recorren los prados y los clavos
mueren en las paredes del tejido.


II.

Mientras las madres recorren
las calles acequias favelas
lanzando piedras escupiendo
muertes residuales de la nada
el poema se compone a duras
penas en tinieblas del cansancio.

sábado, 24 de octubre de 2009

ENRIQUE MARTÍN CORRALES





















Mencionado por:
Eduardo Almiñana de Cózar
Jorge Brunete

Menciona a:
Quique Falcón
Eduardo Almiñana
Julia López de Briñas
Eddie (J.Bermúdez)
Antonio Méndez Rubio
Víktor Gómez
Jorge Brunete
Carlos Durá




Biografía

Nació en Villajoyosa (Alicante) en 1992, para después vivir en diferentes ciudades españolas. Se inicia en la poesía hace poco, tiene pendiente una publicación de 2 poemas en la Hamaca de Lona, acaba de empezar, y tiene 3 poemarios en la bodega, esperando a ver la luz.





Poética

Porque sí y contra lo demás, contra todo lo demás. Ruge una almendra. Para ti ermitaño que bailas en las cuevas, para ti madre de ojos tiernos y cojo el labio, para ti niño... Poesía combativa.




Poemas



La razón:

Que todo lo que subyace, crece:
el alardeo del pato en río seco,
un niño tibio de grasas,
la desaparición de las banderas,
la palabra en ristre, y con ella
el aleteo curioso del saltamontes,
que contiene todas las razones del pecado,


_____________________________del manifiesto.

Para ello
entonces:

la voz, la piedra.


Delta:tabiques, tabiques, tabiques
y aún así
el terreno es


__________________resbaladizo.


De su voz:
De su voz han tronado
los caminos
y una peste de esquelas,
por ellos decido el tránsito de la lágrima y el poro,
su fluctuación resurge del estaño
con el que la roca se deforma en el viento,
de su voz habita la pancarta y la tinta
desde el abismo, la torcedura del agua,
el arranque del verso palpitado
en horas muertas,
la vida que no revive.

De su voz habríamos de enervar todas nuestras palabras,
aquí y en sus cuevas bajar ahora la memoria
de la arena y la sangre derramada,
si su espera de abedules o su agitar de manzanas,
al mismo tiempo que
vivimos la pasividad alejándonos del giro,
yo hablo por la vasta porción de frío, de la tiniebla
diurna que permanece en sus fauces,
de su voz han tronado
las laringes y las tráqueas,

de su voz han salido
sus voces
de descarnados.

miércoles, 21 de octubre de 2009

RUBÉN RODRÍGUEZ


















Mencionado por:
Inés Toledo.
Santiago Bertault.
Ana Vega.

Menciona a:
Javier Lasheras.
Francisco Alba.
Ana Vega.
Santiago Bertault.
Roger Wolfe.
Luis Alberto de Cuenca.
José Luis Piquero.
Diego Medrano.
Luis Artigue.
Carlos Marzal.
Pelayo Fueyo.
Julio Rodríguez.
Ada Salas.
Javier Almuzara.
Karmelo Irribarren.



Bio-bibliografía

Rubén Rodríguez (Oviedo,1972). Fue miembro del consejo de redacción de la desaparecida revista literaria Pretexto. En la actualidad trabaja en un centro de enseñanza de secundaria en Asturias como profesor de Historia. Ha colaborado en numerosas revistas literarias como crítico y creador, publicando hasta la fecha una plaquette de poesía bajo el título Una llave en Salónica (Taller de Letras, Oviedo, 1999) y el libro de poesía Anatomía Perfecta (Arpa Editorial, Oviedo,2003). En Octubre de 2001 participa en Oviedo en el I Encuentro Internacional de Jóvenes Escritores donde publica un pequeño ensayo (“Hacia el lugar del canto: Apuntes para una futura poética”) y da a conocer varios poemas inéditos de sus dos nuevos poemarios (“Parque de Ídolos” y “Carnívoros”). En el año 2007 aparece varios de sus poemas en la antología: A quién conmigo va (Círculo Cultural Valdediós, Junio 2007). Para este año 2009 (octubre) sale a la calle su nuevo poemario: Parque de Ídolos (Editorial Difácil, Valladolid) un homenaje a uno de sus maestros literarios: Constantino Cavafis. Publica un blog en el que da rienda suelta a todas sus ocurrencias bajo el título: Rufián Rodríguez http://rufianrodriguez.blogspot.com/




Poética
HACIA EL LUGAR DEL CANTO. REFLEXIONES LITERARIAS.


Hablar de poesía en estos tiempos que corren no es tarea fácil, y si preguntamos a un poeta joven mucho menos. Pero que es tarea obligatoria del escritor que empieza su andadura literaria como aquel que lleva mucho años en esto de reflexionar sobre el quehacer literario es cosa clara; las técnicas creativas propias y ajenas, sus gustos y mecanismos para desarrollar un artefacto literario son estas reflexiones literarias a las que deberemos detenernos. El campo que nos ocupa es extenso, y por mi propia trayectoria literaria que es corta, me detendré en el campo de la poesía, pues aunque tenga que ver este género con la narrativa, creo en mi opinión que los matices y modos de creación y desarrollo de la obra literaria son bien distintos.
La pregunta que una persona ajena al mundo de la poesía podría hacer sería: ¿Cómo surge un poema? ¿De dónde surge la inspiración? El poema se conforma a partir de experiencias vividas, de lecturas mágicas que el autor con el paso de los días va adquiriendo, muchas veces sin darse cuenta de ello. Otras de manera consciente, en definitiva, el material se encuentra en muchos casos larvado, esperando que el poeta lo utilice en cualquier momento. El poeta juega a ver, a intuir en ese primer proceso, como dice Valente: “una palabra, una frase, quizá un verso entero (ese verso que según se ha dicho nos regalan los dioses y que a veces, debemos devolverles intacto). Ese es el comienzo.” Coincido con W. H. Auden cuando afirma. “¿Cómo puedo conocer lo que pienso hasta que no veo lo que digo?”. Por lo tanto ese proceso creativo viene por medio del tanteo, la aparición de cada nuevo elemento corrige o modifica los anteriores, pero entiendo que esa corrección esencial no va más allá que ese proceso, coincido con otro gran poeta, Blas de Otero cuando dice: “Corrijo, casi exclusivamente en el momento de la creación: por contención, por eliminación, por búsqueda y por espera”. Con esta afirmación no quiere decir que no haya posteriores correcciones pero estas ya no serán esenciales. Pero para que un poema tenga recorrido, cale en el futuro lector, esto que anteriormente he comentado no basta. Existen elementos esenciales que no debemos pasar por alto, entre ellos se encuentra una triada esencial: El ritmo, la emoción y el silencio.
Entendemos el ritmo como forma en movimiento, la palabra es elemento sustancial para que exista ritmo, y ese ritmo se erige en creador del sentido del poema. En palabras de Johannes Preiffer: “El metro es lo exterior, el ritmo lo interior; el metro es la regla abstracta, el ritmo la vibración que confiere la vida”. Así, el poema escrito es la masa, la lectura lo transforma en energía y ese ritmo puede modificar o dar origen a la idea y la imagen primigenia del poema. Por lo tanto no es posible separar ritmo y sentido.
La emoción es otro elemento irrenunciable, la famosa reflexión de Fernando Pessoa:” El poeta es un fingidor”, tiene un fondo de verdad, contar una experiencia, un hecho histórico, plasmar un sentimiento de angustia, todo ello tiene que ir íntimamente unido a la emoción, pues no debemos olvidar el papel fundamental que juega el lector, ya que reconstruye, vuelve a crear el poema, y una de las claves del éxito, radica en que ese lector encuentre en esa poesía la emoción. Un elemento que puede perder al lector, es el uso que el poeta hace de la metáfora, pues como dice Borges: “el escritor trabaja con metáforas. Las metáforas no exigen ser creídas. Lo que verdaderamente importa es que pensemos que responden a la emoción del escritor”. Saber que detrás de las palabras se encuentra una emoción verdadera, ese es uno de los elementos que el poeta nunca debe perder de vista en su modo de crear un material poético.
El tercer elemento en liza, el silencio, aspecto a priori formal, pero que tiene mucho que ver con el contenido y con la argamasa del poema. Guy Gauthier crítico de cine reflexiona al respecto cuando dice: “Elegir (…) no es únicamente decidir lo que va a ser visible, sino también lo que debe quedar escondido.” Si a esto unimos la frase de Valente: “Paradójicamente, lo indecible busca el decir”. El exceso de contenido puede matar al poema, la búsqueda del equilibrio entre lo dicho y no dicho radica en otro de los éxitos del poema, relacionado de manera clara con la sugerencia, pues el poeta no es un historiador o un cronista, la sugerencia tiene mucho que ver por lo tanto con el silencio, y a su vez el silencio con el contenido y el ritmo, lo no dicho siempre complementa a lo dicho, y ahí el lector también juega un papel fundamental como constructor creador de esos vacíos y esos silencios que dicen a modo de sugerencia las verdades del poema.




Poemas

Según cuenta el historiador Suetonio,
el emperador Domiciano al comienzo
de su sangriento reinado se encerraba solo
todos los días durante horas enteras
para cazar moscas.



Quién reclama ahora el mando
de este Imperio,
decir que todo fue un sueño,
que el fin perpetuo de Roma
justifica
todos los actos —y sus temores—;
cruel es la lucha
en este mundo dominado
por las bestias,
cazadores de desdichas,
defensores de la paz eterna,
el orden, en esta ciudad
de asustados ciudadanos se impone,
y aquí ni tan siquiera
se mueve
_____una mosca.

(Del poemario Parque de Ídolos).



***


EN LAS TABERNAS

Perdido en las tabernas
y en los burdeles
de Beirut malvivo.

No quise quedarme en Alejandría,
sus calles me embargaron:
tertulias, cafés noctámbulos…
Aquí todo lo tuve.
Amé sus noches demasiado.
Pero ahora huyo de todo eso
buscando nuevas caras,
nuevos nombres
para el amor y sus palabras.
Beirut, ciudad del desconsuelo,
eres mi sombra, la urbe de lo opuesto,
así, a pesar de mi empeño
y nuevo trabajo hacia el esfuerzo,
a ti siempre, Alejandría,
llego y te recuerdo.

(Del poemario Parque de Ídolos).


***


Estás acostumbrada
a vivir en los sepulcros,
a ser siempre mirada,
a devorar conversaciones humanas
de cadáveres nocturnos
que pululan esta barra:
Seres castigados
por el fracaso de sus sueños,
animales noctámbulos
cuya palabra pasión
ha sido ya desgastada
por la memoria desértica
de un beso no consumado.
Lo sabes, ellos viven de ti,
de verte,
noche tras noche,
devorar un cuerpo ajeno.
Como hienas observan siempre:
El devastado amor que las contempla.

(Del poemario inédito: Carnívoros).

sábado, 17 de octubre de 2009

EDUARDO ANDRADAS DE DIEGO

















Mencionado por:
José Ramón Crespo
Eva Márquez
Marisa de la Peña

Menciona a:

Pepe Viyuela

Marisa de la Peña

Sofía Rodríguez García

Manolo Romero

Oscar Martín

Eva Márquez

Marina Casado

Julia Mena García



Bio-bibliografía


Eduardo Andradas De Diego, nace en 1976, en una España de Huelga y carrera delante de los grises. Vive en la villa de Alcobendas (Madrid), ciudad que condenaron los árabes a existir en el siglo XI y que creyeron que era el Lugar reservado a Dios (Allah-Alcobba).
Eduardo Andradas es miembro de la Asociación de Estudios Históricos “23 de Abril”, colectivo que desenterró de las cunetas del olvido, la memoria histórica de la Comarca Norte de Madrid. Es colaborador de la Asociación Paréntesis de Escritores Noveles y sus artículos han ocupado alguna vez espacio en medios de comunicación sociales y de la Mass medía. En Marzo de 2009, presento su poemario “Poemas de Universo” al que puso voz el actor Pepe Viyuela. Ha recitado contra la guerra de Irak, con poetas como José Ramón Crespo o Manolo Romero (yerno del poeta José Hierro) o ha dado palabra a las victimas del golpe de estado fascista de 1936, contra la II República Española. Su poesía, es un cóctel de infección de amor y latidos sociales, escribe a los amantes de clandestinidad, a los leales al 14 de Abril, a la tierra que esta arada de historia y al ser libre.
El mismo, se denomina cantautor del teclado y la letra, poeta coyuntural, quiere crujir con las palabras las cadenas que atan al corazón, de su destino amar. Es un militante del párrafo y un dialéctico del verso.

En Mayo de 2009, presento su poemario, en Cerezos de Arriba (Segovia) y en Junio en Malagá. Su proximo destino Lozoyuela (Madrid) en Octubre.



Pagina Web:http://elleteoenverso.blogspot.com/





Poemas

Marzo, almendros azules,
Céfiro de madrugada,
Paris como fondo
de la nada.
Montparnasse se desprende
de invierno,
bajo la lumbre de la luna
y la fijeza de tus besos.

Paris enterrada de playa,
en cafés de flores,
graffiteados de edén
y un Sena acallado
en tus ojos de Mayo.



****



Este sol sucio de Marzo
cae en sombras de tarde,
alborotando tus pupilas,
desteñidas de invierno.

invade Abril, el instante,
y vacía de nubes,
tus ojos.



***


Para un Poeta de Orihuela

Quien desprecia los libros,
desnuda al alma de latidos.
Quien encarcela un verso,
deja a los corazones vagabundos.
Quien mata a un poeta,
pretende que no se escuche al viento.




****



Que vuelvan las estrellas de maiz y sal



las nubes de mandarina ,



los violines de espuma ,



los cometas de estela de Azahar ,



los cielos de mermelada azul ,



los murmullos de mar ,



suicidandose en corales de Jazmin.











Abre tus ojos ,



deja que la noche se acurruque en ellos



y sueña.

martes, 13 de octubre de 2009

ANTONIO CORDERO
















Mencionado por:
Benito del Pliego
Enrique Mercado

Menciona a:
Enrique Mercado
Benito del Pliego
Andres Fisher
Jose María Parreño
Olvido García Valdés
Nacho Fernández





Nota biobibliográfica

"Los pasaportes no saben de heterónimos, ubicuidades ni sincronismos, se expiden con un nombre, una fecha y una localidad irrevocables. Dicen, pongamos por caso, Antonio Cordero. Madrid, 22 de junio de 1963. Un poemario, sin embargo, puede desdoblarnos, re-desnacernos, des-reubicarnos. Pueden decir, pongamos por caso, Antonio Cordero, Charleville, 20 de noviembre de 1854; y también, Antonio Cordero, Nalecz, Polonia, 3 de diciembre de 1857; y (¿por qué no?) Antonio Cordero, Courbevoie, 27 de mayo de 1894. Sabemos quién escribió los poemas de En el Hangar Cromado pero no sabemos quién seremos al escucharlos. Liberados de todos los cabos, canciones que niegan los puertos y los mapas."

Del prólogo de "En el Hangar Cromado"
Benito del Pliego, Madrid 22 junio de 2007







A modo de poética


CASTILLA 1 (INVIERNO)

Lentejas
cielo abierto
humo en la piel
surcos
cielo abierto
frío
Lentejas.







Poemas



Poemas del libro: "En el hangar cromado"
Ed. Varasek 2008- colección Buccaneers


1.

En todas las islas
hay días plácidos para disfrutar de la piel
y extraños días de tormenta
para salir de ella
viajar en el cuello del viento
hacia Aden






2.

Liberados todos los cabos
ahora solo el castigo del viento
al gritar olvidadas canciones
que niegan
los puertos y los mapas.

Mison bebe en la garganta de Bristol
desnudo
arracimado de cuerpos y aceite
en la arena malgache
usurpa el lecho
y espera
la llegada de Celine
en un bimotor negro






3.

Los elefantes son piedras enormes
en la India
momentos quietos
que Ganesh ha olvidado
en su sueño de carne

Con su trompa perfecta
y perdida
en el cielo redondo
bajo la cuadrada tierra
del mandala
caminan hacia el mar.

sábado, 10 de octubre de 2009

GONZALO SEVILLA PÉREZ















Mencionado por:
José Alcaraz

Menciona a:
Joaquín Piqueras
Juan de Dios García
José Alcaraz
Sergio Martínez Soto
José Alfonso Pérez Martínez
Jorge Luis Palomo Aparicio
Gonzalo García Sánchez
Yoel Villahermosa




Bio-bibliografía

Cartagenero nacido en octubre del 90. Joven y apasionado a la poesía que lleva escribiendo desde los doce años. Ha participado en diversos recitales como el "Cartagenero Ausente" del pasado 2008 y otros recitales en diversos locales de Cartagena. Ganador del premio nacional de poesía que tuvo lugar en el 2005 por el aniversario de los "Juegos Florales" en la localidad de La Palma, Cartagena. Actualmente tiene en red diferentes blogs donde abarca diversidad de temas como la literatura, las vivencias personales o la crítica social. Ellos son Miradas escritas (http://www.miradasescritas.es/) y Mundo Bohemio (http://www.mundo-bohemio.blogspot.com/).


Poética

¿Conoces la sensación de ir abrazado al tiempo? Es como abrazar un cuerpo lleno de alfileres. Púas agridulces que se clavan en el pecho y dejan una herida apenas posible de curar. Y cuando digo apenas es porque solo existe una cura para dicho dolor, la poesía. Si somos capaces de crear un camino por medio de las palabras para poder desmontar el eje que mueve las agujas del reloj, entonces estaremos al borde del precipicio de la felicidad. Estaremos al borde de la cura del tiempo. Estaremos al borde de la poesía.



Poemas


"Autorretrato"


Hombre en cuanto a cualidad se refiere
O quizás niño por mi aspecto
Inmadurez reflejada en mis ojos
Aunque no tanto quizás sobre mi mente..

Extraño en cuanto a externo se refiere
Cual cuerpo el mío no es otro que el de adolescente
Que come mucho y hace otro tanto
Y de tanto hacer, a veces me miro y propiamente me asusto

Mi sonrisa inteligente, risueña y a veces entorpecida
Que hasta la más atontada broma hace que aparezca.
De ojos claros, a veces oscuros
Dependiendo de tristeza de la que se trate

Original reconocido en muchos actos
Pues mi vida alborotada es de telenovela
De quedarme loco en ocasiones
Por mi explosión de carácter y de tristeza.

Me confunde mi nombre, me asusta
Pues Gonzalo a veces cansa
Largo, desconocido y rebuscado
Examinado como sinónimo de la torpeza

16 son mis años, 3 mi preferido,
7 mi azar, 5 mis suspensos
Y otros tantos mis amores…

Adicto a la poesía, dicen que la llevo dentro
Pues de mi boca salen rimas, tantas
Como versos contiene estas estrofas.

Sencillo, como una suma
Complejo como un soneto
Así quizás soy yo
O quizás así me veo.




"Poemas desde la lejanía"

El salado sabor de las olas
me despierta desconcertado.

Al horizonte, mil trozos de madera,
gaviotas trazando rutas indefinidas en aire
y cangrejos bailando bajo la luna.

Otra vez el marinero perdido
no entiende de victorias,
sino de nubes de color.
La arena que fluye sobre mis dedos
es tímida. Está cansada
de comer marineros que buscan
traer a su casa almas desdichadas.

O es muda, o no quiere hablarme.

Busco en ella un trébol de dos pares
esperando que la suerte pase
de camino y me recoja.

Es como buscar agua en el desierto
o un amante cerca del río Hudson
sin tener que interrumpir un vuelo
que pasaba por ahí.

miércoles, 7 de octubre de 2009

JOSÉ LUIS GARCÍA HERRERA

















Mencionado por:
Javier Asiáin
Felipe Sérvulo
Pedro A. González Moreno
Antonio Llamas
Noemí Trujillo
Manuel Gahete
José Luis Zerón Huguet

Menciona a:
Jordi Doce
José Corredor-Matheos
Andreu González Castro
Amaya Blanco García
Manuel Gahete
Concha García
Daniel Aldaya
Eduardo Moga
Goya Gutiérrez
Alfonso Pascal Ros
Jesús Cabezas Jiménez
Pura Salceda
José María Molina Caballero



Bio-bibliografía

José Luis García Herrera, técnico químico-alimentario, poeta, rapsoda, narrador y crítico literario, nació en Esplugues de Llobregat (Barcelona) en 1964. Fue miembro de la Academia Iberoamericana de Poesía en Barcelona y coordinador de los premios literarios “Ciutat de Sant Andreu de la Barca”. Ha publicado los libros: Lágrimas de rojo niebla (1990, Premio “Vila de Martorell” 1989), Memoria del olvido (1992), Los nuevos poetas (1994), Código privado (1996), La ciudad del agua (Premio “Elvira Castañón” 1997), Los caballos de la mar no tienen alas (2000, Premio “Villa de Benasque” 1999), Spelugges (2002), El guardián de los espejos (2004, accésit Premio “Víctor Jara” 2003), Las huellas del viento (2005, Premio “María del Villar” 2004), Mar de Praga (2005, Premio “Blas de Otero” 2004), La huella escrita (2007, Premio “Mariano Roldán” 2006), Las huellas en el laberinto (2007, Premio “Ciutat de Benicarló” 2006) y El recinto del fuego (2008, Premio “Ateneo Guipuzcoano” 2007).




Una“quasi” poética


Un día, una tarde de verano, hará unos veinte años, cayó en mis manos un ejemplar del libro “Historia del corazón”, de Vicente Aleixandre. Descubrí entonces (lo que considero) la verdadera poesía, o la poesía como un ferviente cántico a nuestra condición humana (y por tanto afectiva), a nuestra calidad terrena (y mortal, a nuestro pesar), a la solidaridad con uno mismo y con los demás (especialmente con los demás) que nos ayuda no sólo a comprendernos -a comprender nuestra circunstancia vital- sino a formar parte de esta historia temporal que nos ha tocado vivir. La poesía trasciende (o debiera) a la anécdota y a la estética, supera (o debiera) toda trinchera de egoísmo y reivindica, desde el plano personal, la pluralidad. A través de una visión particular, sí, pero con afán de revelar los sentimientos profundos del ser humano e injertarlos en la sensibilidad de los demás, de todos aquellos que se acercan –o no- a la reflexión interior que ofrece el poema. El poema debe (y se le exige) rebasar las barreras del tiempo –siendo fiel a su época- y mantener un trasfondo vivo y vibrante que roce y despierte la fibra sensible –la humanidad, la conciencia- de quien lo lea, no importa dónde y cuándo.
No sé si el poema nos encuentra o lo buscamos. El poeta se enfrenta al papel con la necesidad de volcarse, con la fuerza y la entrega de una lucha, con el sufrimiento de quien nace y muere a un tiempo. Una lucha que no siempre encuentra su victoria. Y cuando ésta se produce, siempre nos queda la duda de si el poema nos encontró o le dimos alcance.
Hace un tiempo escribí estos versos que concentran en sí, creo, con ajustada precisión lo que considero, hasta la fecha de hoy, una “quasi” poética:

“El papel reclama el salitre de tus poemas, la contienda
que emprendes con las derrotas aprendidas, cómplice
de esta noria de los sentidos, sed de vida
que deshaces en tinta china hasta atragantarte.”




Poemas


Primera noche en Praga

Para la primera noche
cálzate las viejas sandalias del asombro.
Vístete la sombra estrecha del centinela y la sed
del emisario que agota la luz de la jornada.
Olvídate de mapas y de horarios. Un río humano
te conducirá al epicentro de la magia, al centro
de una plaza donde cada esquina ensalza
las alas barrocas del prodigio.
No importan los nombres, ni las fechas perdidas.
La memoria olvida las palabras
que no duelen como un puñal con filo azul de fuego.
Da una vuelta de trescientas sesenta grados
sobre la losa oscura del pasado. Y al detenerte
suelta el aire denso que oprime tus pulmones.
Recuerda por siempre este momento. Jamás lo olvides.
Por más veces que gires, anhelante, sobre ti mismo,
nunca más volverás a descubrir en las telas de la sangre
el juego de las luces escalando por la piedra,
ni encontrarás, cuando regreses al día siguiente,
las huellas que dejaron –rosas de carbón-
las sandalias del asombro.

(del libro Mar de Praga)



La ducha
(Tossa de Mar)

Desde la cama, arropado por la última luz del crepúsculo,
contemplo tu cuerpo detrás de la mampara de la ducha.
El cristal, serigrafiado, rugoso, traslucido,
permite adivinar las líneas curvas de tu figura, de esa piel
que reconozco como si fuera mía, o más incluso,
recorrida por mis dedos y mis labios como tierra
donde ahogo todos mis impulsos y mis ansias.
Aún conocida, tras la mampara, imagino el agua
resbalando por tu cabello y por tus hombros, abriendo
pequeños arroyos a través de tus pechos despiertos,
deteniéndose un instante en el pozo de tu ombligo,
saltando gota a gota por el vello de tu sexo y deslizándose
por tus muslos hasta llevarse el rastro de tu cuerpo y el mío
a través del sumidero y de la tarde que cae tras la noche.
Desde la cama contemplo la silueta borrosa de tu cuerpo
y siento, una vez más, en mi carne,
la ardiente llamada del deseo.

(del libro El recinto del fuego)






Acta de fe

No pretendo ir más allá de donde he venido.
Que sean otros quienes jueguen su fortuna
en saltos de acrobacia y búsquedas sin norte
en el amplio claustro de las huellas lejanas.
Sólo sé que anhelo conocerme a mí mismo
desde los roquedales de la soledad y desde el mar
que tiñe de azul la sal de mis palabras.
Quede la eternidad en el mármol rojo de la ira
y en la placa oxidada de la envidia. No deseo
beberme la pócima secreta de la inmortalidad
ni dejar en mis versos el aroma turbio
que despliegan las hierbas en el camposanto.
Al fin, soy nada más que alma en pena
con tiempo hipotecado, deudor de un amor de mujer
que no merezco, afortunado aprendiz de poeta
que halló felicidad haciendo lo que más quería:
amar y ser amado, y escribir.

(inédito)

domingo, 4 de octubre de 2009

BRUNO JORDÁN




















Mencionado por:
Ferran Fernández

Menciona a:
Lois Gil Magariños
Antonio Marín Albalate
Antonio Llorente
Andrés Salom
Ferran Fernández
Héctor Castilla
Pepe Cuervo
Eugenia Gualda
José Antonio Muñoz
Cristina Morano



Bio-bibliografía

Bruno Jordán (Águilas, Murcia, 1958). Nacido en una familia de pescadores, es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Murcia, periodista, escritor y orientador laboral. Ha ganado varios premios literarios, entre los que destaca el José María Valverde y el Emilia Pardo Bazán. Investigador activo, trabaja con las posibilidades del lenguaje poético introduciendo elementos visuales, pictóricos y técnicas de diseño gráfico por ordenador. Dirige la revista de poesía visual Poe+. Ha publicado Mi nombre es Nadie (Opera Prima, 2000).

La dirección de su blog es http://brunojordan1.spaces.live.com/




Poética

La poesía está en la vida; el resto son huellas, poemas.





Poemas


TEMERARIO

Después de escribir
y de releerlo despacio
articulando sílaba a sílaba,
constatando letra por letra
que me gusta vivir,
la vida, que me arrastra

...siguió sin importarme mucho
esa certeza
con que me la estaba quitando.





Veinticuatro horas en la vida de Nadie

Hay noches que son lamento,
lamento de grito opaco,
de gemido seco,
de desuelo.

Hay noches que no son noches:
lamento desnudo solo.

Hay noches que son lejano
remoto dolor aullido,
de ausencia siempre,
de nunca.

Hay noches que no son noches:
son jamás.

Y hay noches que no son
lamentos lejanos aullidos secos ausentes.
Son noches difíciles.

Hay días que son blanco,
claridad mate sin huecos,
luz llana continua,
tenue superficie
rasa,
sin accidentes;
plano certero:
blanco.

Hay días que son buenos,
buenos días,
buenas intenciones,
amable transcurso plácido del tiempo,
los mejores
deseos.

Y hay días que no son
sino malos días,
días que no son días
cuando esperan la noche.





ALTERACIÓN

(Mirando a Víborg)


Poesía para transformar el mundo,
me dijeron.

Y apenas me alcanza
para desplegar el mío,
para conmover
_____________________el tuyo,
_______________para compartir,
___________para que sea nuestro
siquiera esto.

Pequeños engranajes de la Historia,
____________________al menos.

jueves, 1 de octubre de 2009

XISCO FUSTER











Mencionado por:
Katho Gómez

Menciona a:
Khato Gómez
Irene del Valle
Tomeu Ripoll
Agustín Calvo
Anna-Lisa Marí



Bio-bibliografía

Xisco Fuster. Editó libros de cocina, guías turísticas y el primer periódico gratuito en Palma, el Miniperiódico, y publicó el segundo, La Gaceta de Mallorca.Ha trabajado cuatro años y medio en la redacción de la televisión autonómica de las Baleares, IB3. Ahora colabora activamente en el periódico Ultima Hora.Cuentos y otros escritos en la revista http://www.agitadoras.com/.
Coordinador de talleres de escritura literaria desde 2002. También lleva talleres online: (http://www.cursodeescritura.com/)
Presentador del espectáculo poético y literario Los Locos de la Luna, en la librería Literanta de Palma de Mallorca. (http://loslocosdelaluna.wordpress.com/)(http://www.literanta.com/http://www.literanta.com/).
Coordinador de la página web Cien libros, una frase, con las críticas a las grandes obras literarias: (http://clasicosliterarios.wordpress.com/)
Si visitas su blog (http://xiscofuster.wordpress.com/), observarás el extrañomatrimonio de la prosa y la poesía, felices ambos, juntos y por separado



Poética

Escribir es
tenderme en una playa, sonreír y...
detenerme a observar, con la barbilla apoyada en el envés de la mano, las partículas de las que está hecha.
Explotar arena en todas las direcciones,
lanzarla hacia arriba y darle forma con las manos como si se trataran de nubes y yo el viento.
Llevar unos granitos adheridos en el muslo, en la barriga, en el cuello
y que mi amiga se entretenga en festejar las yemas de sus dedos.
Hundir mis pies en las dunas de la orilla y sentir el frescor del agua que se esconde abajo.
Luego me visto y llego a mi casa con el sol en la cabeza
los pelos salados de punta

y lo escribo todo.




Poemas



Eses

Hay eses gordas que botan como muelles
y rebotan como pelotas.
Y hay eses esbeltas
altas y flacas.
Con las primeras puedes jugar juergas jaranero.
Pero las eses esbeltas han nacido para vivir tumbadas
bajo el dominio de la caricia
de la luz del atardecer.
A cambio, ellas permiten que los caracoles gigantes acampen dormidos
en sus laderas de cebada recién segada
y cuando amanece la noche
muestran sus matices pardos peinados de terciopelo.

Hay, por otro lado, rojos chillones y rojos refinados.
Los primeros aúllan para sentirse vivos.
Los rojos burdeos acampan dormidos en las laderas
de los vinos que mezclan en su interior
el nexo extraño del púrpura y el marrón.

Son dos maneras de vivir entre mil maneras de vivir.




Réquiem por la vida II

Una sonrisa.

Y un me aburro
busca un nuevo mundo
preguntas:
¿Por qué cae agua del cielo?
tantas preguntas
¿por qué hay guerras? ¿por qué quema el fuego? ¿por qué la gente se muere?
preguntas
¿por qué
haces tantas preguntas?
Sin respuesta.

Qué más da
si las noches
cálidas, cúpulas cópulas
negras
atestadas de estrellas luceros
blancos
forran el cielo.
Qué más da

el porqué.




Borra sus pisadas con la cola

Ella me dijo que las nubes nacían del suelo, y yo le contesté que sí.
Me dijo que deseamos siempre lo que no queremos, y yo le pregunté cómo es posible desear algo que no quieres. (Por la publicidad, me contestó.)
Me dijo que si pintaba de verde una ballena rosa acabaría viéndola rosa. ... ¡Claro, le dije, siempre y cuando la ballena esté viva mientras la pinto!
Me dijo que la luz podía meterse en botellas. Y yo me bebí una.
Me preguntó si yo estaba loco. Le contesté que dependía de ella.
Me dijo que yo era tonto. Le dije que sí.
Ella rió.
Me dijo que yo no podría doblar un folio siete veces por mucho que lo intentara.
¿Para qué quiero doblar tantas veces un folio?

Le contesté que podría besarla siete veces sin tocar sus labios.