jueves, 28 de mayo de 2009

JAVIER ASIÁIN










*
*
*
*





Mencionado por:
Joan Gonper
Alfredo Rodríguez

Menciona a:
Benjamín Prado
Julio Llamazares
Ana Rosetti
Juan Carlos Mestre
Enrique Gracia Trinidad
Jorge de Arco
José Luis García Herrera
Alfredo Rodríguez
Marina Aoiz




Bio-bibliografía

Javier Asiáin (Pamplona 1970)
Es miembro del Consejo de Redacción de la Revista de Poesía “Río Arga” de Fundación Caja Navarra y del “Grupo de Poesía Ángel Urrutia” del Ateneo Navarro. Ha dirigido y presentado Programas de Radio de repercusión cultural y preparado Ciclos y conferencias relacionadas con la Cultura poética en diferentes medios e instituciones. Su obra poética figura en diferentes antologías y publicaciones colectivas. Coordina desde su origen el Premio internacional de poesía “Ciudad de Pamplona”.

Entre su obra literaria destacamos:
Testamento de la espiga Bilaketa. Aoiz 2008. Simulador de vuelo Editorial CELYA. Salamanca 2007.Votos perpetuos Editorial CELYA. Salamanca 2006.
Ha obtenido entre otros: el Premio “Villa de Aoiz”, “León Felipe”, “Arte Joven” “Ciudad de Getafe”, “Ciudad de Santa Andreu”, etc.




Poética

Escribir es desangrase y la Poesía es siempre un acto heroico.








Poemas



SINGLADURA


Y pasarse la vida
torturando versos
para que revelen de ti
aquello que tú niegas
todavía





TERRITORIOS SUMERGIDOS

Has venido con el tacto sonoro del lenguaje
para redimir conciencias
Surtidor profundo en que nace la poesía entera
Brocal que fulge al filo de mis días
Pulpa magna y redentora
Boca de gélida lava
Tus senos son los girasoles sedientos de Van Gogh
Rendido tránsito disparando el cauce
donde naufragan las delicadas arterias
¿Cuántos amaneceres aprietan
el perímetro atroz de tu cintura?
Adentro de tu pecho escapa una pajarería abierta
Esquirlas voraces asedian la floresta de tu noche indemne
Mare mío ______Mare nostrum
Bajo tus pliegues inguinales avanzan hacia la extenuación
mis convulsas olas lacerantes


Mi reino existirá
mientras existan las riquezas manifiestas
bajo la luz hendida
de tu urna salvadora




EUCARÍSTICA

Y el verbo se hace carne que habita entre mi carne
Allí donde la albura de su pubis concibe mi Capilla Sixtina
Yo confieso que he pecado mucho de pensamiento
palabra obra u omisión
Santísimo sacramento:
la trasfiguración divina de sus labios menores
Comed y tomad todos de ellos
Yo también te doy gracias y te bendigo y aunque
tuyo es el reino suyo es el poder y la gloria
por siempre Señor
Entiendo que el pan de vida y el cáliz de salvación
están en sus brazos cuando me aprietan
A veces me pregunto si sólo ellos son justos y necesarios
En los puntos cardinales de su risa
permanece oculta la señal de la cruz
Mi frente está ungida de saliva bendita
Su amor es uno pero hace a mi amor trinitario
Por mi culpa
____por mi culpa
_______por mi gran culpa
algún día sus besos desheredarán la tierra

Javier Asiáin (del libro “Votos perpetuos” CELYA 2006)

lunes, 25 de mayo de 2009

JOSÉ ALCARAZ





















"Autorretratógrafo"


Mencionado por:
Antonio Marín Albalate
Juan de Dios García
Vicente Velasco Montoya
José Alfonso Pérez Martínez
Gonzalo Sevilla
Ángel Paniagua

Menciona a:
José Daniel Espejo
Jesús Zomeño
Fernando Garcín
Ángel Petisme
Jeannine Alcaraz
Gonzalo Sevilla
Juan de Dios García
Antonio Marín Albalate
Leo del Mar
Ángel Paniagua
Vicente Velasco Montoya
Ana Gorría
Natalia Carbajosa
Antonio Gómez Ribelles
Antonio Llorente Abellán
Luis Eduardo Aute
Natxo Vidal
Alberto Soler

Bio-bibliografía

José Alcaraz (Cartagena, 1983). Ha publicado los poemarios "La tabla del uno" (Injuve, 2012) y "Usted está aquí" (Murcia, 2007). Poemas suyos han aparecido en revistas como "Hache" o "Los noveles". Es colaborador habitual de las revistas digitales "El coloquio de los perros" y "La liga cultural". Ha participado como poeta en los festivales Ardentísima y Mucho Más Mayo. Colabora con asociaciones y colectivos artísticos y educativos de su ciudad, siendo desde 2009 coordinador de diferentes eventos culturales.




Poética
Zidane lanzaba las faltas apuntando a la cabeza de los jugadores de la barrera. Según él, casi siempre fallaba y, de esa forma, salía un lanzamiento más alto que terminaba en gol. Me gusta esa idea a la hora de salvar obstáculos: aprovechar el margen de error en beneficio propio. Apuntar siempre un poco más abajo para no acabar en las nubes, demasiado lejos de uno mismo o del discernimiento. Tener en cuenta que el vaso de agua en el que nos ahogamos es el mismo que nos quita la sed. Por otra parte, considero la poesía misma un margen de error, la silueta dibujada por la luz que se filtra entre los huecos libres del abrazo que se dan poeta y mundo.




Poemas

De La tabla del uno (Injuve, 2012).




VUELTA A CASA

Atraviesa las calles
ensimismado en ecos de la gente,
distante incluso de sus pensamientos.
No llueve, no despliega su paraguas,
pero a él, como siempre, se le mojan
no solo los zapatos
sino también la vida porque a veces
no recuerda que el mundo lo reclama.
Camina como quien no sabe adónde,
a cada paso cree que está solo
y más lejos del resto de personas,
así que llega tarde a sus palabras
y cuando las pronuncia ya no hay nadie
esperando. Después
nuevamente el camino de regreso,
las calles, la tristeza. Y nada más,
salvo su casa, y él,
delante de un espejo,
mirándome a los ojos.






PARÁBOLA

Era morena,
piel clara como el frío.

Le gustaba decir
palabras como nieve,
ginebra o callejón.

En su cabello negro,
en el abismo
de su cabello negro,
enredaba preguntas,
un sí y un no.

Era morena,
piel clara como el frío
y un pubis de oro viejo:

la mejor muestra
de sus contradicciones.






ORDEN DEL DÍA

No desatiendas nunca ni la tierra ni el cielo.
Cuida de tus principios, educa tus finales.
En un cuaderno limpio mantén al día siempre
tus sentimientos. Llora, para limpiar la atmósfera
de malas emociones. Y si algún día tiemblas
sin remedio, convéncete de que tú sólo vibras.

jueves, 21 de mayo de 2009

SARA GUTIÉRREZ CABALLERO


















Mencionada por:
Ana María Espinosa
Mari Cruz Agüera

Menciona a:Julio Asencio
Felipe Fuentes
Rafael Benítez Toledano
Mari Cruz Agüera
Mercedes de Caso



Bio-bibliografía

Sara Gutiérrez Caballero, Jerez de la Frontera (Cádiz). Estudió Filología Hispánica y es socia fundadora de la editorial Trípode Libros. En 1994 sus poemas se incluyen en el volumen “X Selección de Voces Nuevas” de la editorial Torremozas, en 1996 publica el relato “El otro mundo de mi tío Salvador”, en 1999 publica el libro de poemas “La cárcel del tiempo”, en 2001 gana el primer premio de poesía “Mujerarte”, en 2004 gana el premio “Gourmand” con el recetario “El aguacate, 100 recetas escogidas”, en 2005 gana el primer premio de poesía “Pilar Paz Pasamar”.



Poética

No busco los aplausos ni el destino
me entregó la escritura por completo.
Y aunque goce y persiga la belleza,
esa rara emoción
oculta en las palabras tras sus nombres,
sólo escribo para reconocerme.





Poemas



CAMBIO DE ESTACIÓN
Siempre quise viajar a cualquier parte
de donde regresar fuera un pecado
de suma libertad.
Compré billetes
a un paisaje remoto, a antiguas islas
breves y ensimismadas como un soplo,
y a ciudades lluviosas sin saberlo.
Ahora me basta un tren de cercanías
para cumplir de sobra mi destino.
Y el humo, mientras cambio de estación,
va dejando su aroma escrito en los andenes,
mi vida, en estos versos.




LISBOA
De Lisboa recuerdo sus jardines
somnolientos, las calles tortuosas
del barrio de la Alfama y la luz
secreta de las tardes frente al muelle
donde juntos bebimos las mareas.
Y recuerdo las noches sin penumbra,
el mar azul, la ruta de los trenes
que perdimos aquel junio radiante
y luminoso.
Hoy escucho su eco
mientras la niebla flota en los collados
y crujen de añoranza los raíles,
la hiedra, los postigos y los fondos
del agua entre sirenas extinguidas.
No sé si lo recuerdo o sólo olvido
el peso inmarchitable de las sombras.
Pues aunque el tiempo arrastre hacia la nada
la juventud, la dicha, los tesoros,
aunque no vuelva nunca el paraíso,
siempre será en Lisboa primavera:
no existe en la memoria ni en sus mapas
ese tranvía oscuro del regreso.





PARTES DE GUERRA


La guerra ha terminado. Aquí tenéis
la lista de los muertos. Nadie vela
el reposo, la quietud infinita
de estos cuerpos sin nombre. Un viento cruza
las calles abatidas y el silencio
sacude más que el frío de las balas.



El polvo se afianza en sus dominios,
en este decorado de la herrumbre
y la melancolía. La figura
de un muchacho atraviesa de una acera
a otra, indiferente, con el paso
que arrastra la desdicha de estar vivo
y estar solo y perderse entre las sombras.


Oigo caer la noche bajo el humo,
rendirse de cansancio las estrellas,
brotar del cielo un dios que no conozco
por ávido, por necio, por terrible,
por sepultar palomas en la nieve
mientras llega el olvido. La ciudad
despide un recio olor a podredumbre.


Sigue vivo el dolor y son las ruinas
cadáveres de piedra, y los atajos
son lentas cicatrices horadadas:
la cosecha después de tanto fuego,
de tanta oscuridad, tanta ceniza.

lunes, 18 de mayo de 2009

MARTA MERINO


















Mencionada por:
Jose Daniel García

Menciona a:
Juan Antonio Bernier
Elena Medel
Alejandra Vanessa
Antonio Orihuela
Jose Daniel García
Carlos Pardo
Iris Blanco
Eduardo Chivite
Fruela Fernández
Juan Antonio González Iglesias
Jesús Aguado
Lorenzo Plana
Josep María Rodríguez
David Eloy García
David Eloy Rodríguez
Nacho Montoto
Jorge Díaz


Bio-bibliografía

Marta Merino Hernández (Oviedo, 1972) es licenciada en Filología Clásica por la Univ. de Granada. Ha sido redactora para la prensa escrita y, actualmente, vive en Córdoba, donde trabaja para el Dpto. de Griego de la Facultad de Filosofía y Letras en la elaboración y edición del Diccionario Griego-Español del Nuevo Testamento. Sus poemas han aparecido en las antologías Voces del extremo: Poesía y vida, Fundación Juan Ramón Jiménez, Moguer, 2006, Voces del extremo: Poesía y capitalismo, Fundación Juan Ramón Jiménez, Moguer, 2008 y Córdoba. Espacio poético, Diputación Provincial de Huelva, 2006, en la colección La Bella Varsovia y en diversas revistas literarias como La poesía Señor Hidalgo, Alhucema, La hamaca de lona o Biblia. Ha coordinado las Jornadas “Poéticas frente al poder” y ha participado en diversas actividades literarias y artísticas como la Exposición Homenaje a Frida Kahlo “Todos/as somos Frida” (Colegio de Arquitectos, 2007), “El jardín de la casa” (Vimcorsa, 2008) o los encuentros internacionales de poesía “Cosmopoética 2007-2009”. En 2002, recibió el 2º premio de poesía en el Certamen de Poesía “Adolfo Utor Acevedo” por su primer libro de poemas. Actualmente trabaja en su próximo libro.


Poemas

Sam Hamill

Doy todo lo que hurto:

mi espera, mi léxico disperso
entre el río y la helada,
mi cuaderno momentáneo,
unido por un eco...

He adoptado el azul para escribir.
Un color distante,
un color sin meta
tras el embarcadero:

la temperatura de un cielo sin enigmas.


****



He vuelto a hacer un nudo simple
en la cuerda, que prosigue.

Donde ayer
suspendimos el tiempo

como el abrigo de un desconocido.


****


Pocos renglones rectos.
Ningún hexámetro hasta el lago,
ningún hápax
salvo la leve luz del norte
en el porche,
avalando el púrpura,
la exaltación de tu vestido de fiesta
mientras bailas…
el púrpura
que retrasa el silencio,

el gris del arce.

viernes, 15 de mayo de 2009

FRANCISCO VÉLEZ NIETO




















Mencionado por:
Lola Crespo
Iván Vergara
Saray Pavón

Menciona a:
Juana Castro
Aurora Luque
Rafael de Cózar
Víctor Jiménez
Ana Rossetti
Francisco Basallote
Fernando Ortiz
Luis García Montero
Lola Crespo
José Antonio Muñoz Rojas
Pilar Pasamar


Bio-bibliografía

Escritor, poeta y crítico literario, nacido en Lora del Río (Sevilla). En verso tiene publicados los libros: La otra historia de siempre, Excepto la derrota, Memoria ante el espejo, Itálica y otros poemas (4 ª edición, Finalista del Premio de Críticos del Sur, año 2006). Los cuadernos: Poetas en el aula, Poetas y humanistas y Cuadernos abiertos. Además, es editor y coordinador de las antologías Antología del Olivo y Homenaje a la bicicleta.
Fundador de la revista poética ÉXODO, está incluido en las antologías Nueva Poesía Sevilla, Poetas en Sevilla, Ánfora Nova, Homenaje al soneto y Soleares, entre otras. En prosa, es autor de Itálica y el Monasterio de S. Isidoro del Campo (Guía para el paseante), así como coautor de varios libros. Articulista y crítico literario, es colaborador habitual de diversos periódicos y revistas nacionales: El Correo de Andalucía, Grupo Casco Antiguo, Diario de Málaga (Suplemento de Libros), Andalucía en la Historia, La República de las Letras (Madrid), Cuadernos para el Diálogo (2º etapa) y otras publicaciones.
Actualmente es Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía (ACE-Andalucía), miembro asesor del Centro Andaluz de las Letras de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Miembro asesor del Pacto del Libro y la Lectura (Junta de Andalucía), Vicepresidente de la Fundación Itálica de Estudios clásicos y Presidente de la Asociación Feria del Libro de Sevilla.
Su último poemario acaba de ver la luz en el sello Voces de Tinta (Nuño editorial) y lleva por título Poesía Unida.



Poética

El corazón del poeta

Lo acaricio todas las mañanas para que aguante
en esta cuesta arriba por donde me lleva.
Sé que está cansado: con versos lo animo,
sueños de otras eras y flores ya marchitas.
Su tiempo es un mar de estragos
y cada poema o recuerdo un epitafio.
Él aguanta, respira y escala como puede
con esta piedra que soy a sus espaldas.
Sísifo poeta de poca suerte sube y baja.
Todo un palpitar hasta la última parada.

“Mi poesía está formada por fragmentos y secuencias de lo vivido y sentido dentro de un espacio de continuidad donde ha ido evolucionando siempre sustentada por sus principios, la fuente que le dio la vida. El amor y la palabra junto a una solidaridad sincera no retórica. Todo en una mezcla entre lo clásico y lo popular. Lo demás también es poesía”. (Fragmento de Poesía Unida, Voces de Tinta, Sevilla, 2008).




Poemas

Maleta de Madera


Maleta de madera:
prisión rectangular
de mi pueblo,

emblema trágico
de nuestra pobreza.
Oscura mercancía
a hombros de la miseria
de tercera en tercera
te arrastras día y noche,
como lecho,
como mesa,
como asiento.
Maleta de madera,
trágico capítulo
de nuestra historia
de tercera en tercera.


(Del libro La otra historia de siempre)





La balanza

Alivia el peso de los días
corregir las haces de los héroes,
sus pagados panegíricos, tantas
coronas sobre dudosas frentes.
El pedestal del rebaño de los buenos,
cloacas, el infierno de los contestatarios,
Ovidio desterrado por levantar la voz,
Cicerón en el filo de la navaja
y Séneca víctima de un mal poeta.
¡Tantos!
Todo por esta parodia del poder;
de manera que vaya usted a saber,
dónde están los unos y los otros
y el precio del laurel de las coronas

(Del poemario Poesía Unida)



Perlas por cerezas

En el aire soledades,
en mi corazón la sed,
sequedad en la garganta,
añoranza de la fuente
perlas por cerezas ofrezco.
la riqueza no es consuelo
ni el puente detienen el agua
por donde coro y no llego.

(Del poemario Itálica y otros poemas)

martes, 12 de mayo de 2009

M. J. ROMERO


















Mencionada por:
Lola Crespo Rodríguez
Begoña Leonardo

Menciona a:
Luis Miguel Rabanal
Eloísa Otero
Alfonso Rabanal
Lola Crespo Rodríguez
Leo del Mar
Isabel Chiara
David Mardaras
Begoña Leonardo
José Luis Campal
Leopoldo M. Panero




Bio-bibliografía

Vive en Asturias. Tradujo con Luis Miguel Rabanal “Lo dejo todo”, Antología bilingüe de Miquel Martí i Pol, Ajimez libros, Gijón 2002. Su libro “Azul de juego” apareció en el blog Más palabras para olvidar.

Publica los blogs:
http://alfaro-laciudadsinnombre.blogspot.com/
http://alfaro-cuantosedevos.blogspot.com/



A modo de poética
Escribir

Para ser menos dolor y no morirme todavía
para no estar callada siempre
para que todos los insectos de mis fobias salgan
a oscurecerse y me oscurezcan
un poquito más
para que tú me leas y no me preguntes

porque cuando escribo no soy de nadie ni de nada
ni tan siquiera soy
porque sé que detrás de las palabras hay alguien
escuchando y no siempre eres tú
no siempre eres tú el centro de mi universo
considerándonos.



Poemas

Corazón dadá

Hay corazones piedra y corazones esponja
corazones que sangran y corazones dadá
ninguno de los cuatro es el mío

ciego corazón

corazón negro
corazón piedra

mi ciego corazón

fuera
de las líneas
del mar
ya no

ciego corazón

cayendo fuera
todos
cayendo

ciegos.

(De la ciudad sinnombre)



Oscurecela vida

algunas definiciones
resbalan
túnel
cima

caer

(me miro
en las manos
noto
que me falta algo
y no puedo contártelo
la misma sensación
al mirarme en los ojos

qué distinto
cuando me miro en ti)

río
atalaya

(a quién
dirigen tantas plegarias
tantos cuerpos
con la misma voz

tú en mí
o yo en ti).

(De la ciudad sinnombre)



Todavía es hoy

A mí no me mires, mírala a ella o a él. La frase estaba escrita, estaba resguardada,
pero trasgos de otras latitudes se la llevaron y no recuerdo nada. Estaba escrita en
la piel de la serpiente, la del cuento

o era otra
la serpiente

una diosa pagana
no divina

una diosa que arrebate al recuerdo el tiempo de los caminos asfaltados
y nos devuelva al tiempo de la fruta salvaje
y nos desligue y nos separe
de las monedas y de los bancos amurallados

una diosa pagana de arándanos y moras
puñados de tú y yo
ya nada hay que temer
nos hemos despojado de la piel de la serpiente.

(De la ciudad sinnombre)



Nada que sé de ti

Cuanto sé de mí para esquivarte como gato faldero
y sin amo
cada madrugada una palabra tan callada
enorme en la boca oscura del silencio
hombro perpetuo en las horas del llanto tam tam

para reconocerme escasamente en los otros
vocablos
otros
ellos
sin quietud
de quién es el amo
de días y noches de perros salvajes
de mí no
de yo tampoco
quizá de él o de ella
que trasnocha noche tras día
en todos los sonidos palatales
quizá solo de vos

nada que sé de ti para aprehenderte en mis invisibles dedos
los del día tras día que sigue a tu noche
luz si me coses a tus parpados
amordesamor desamoramor
de las margaritas de tus ojos
hueco invisible en las heridas
de mi mundo
domesticado desde primera hora de la mañana
al lado del agua las manos
luego en las tazas y los vasos
y hasta en los besos
que te alcanzo
de puntillas hasta tus labios
amaestrada salvajemente al mediodía con el pan
con la sangre que el cuchillo brota de mi pulgar
hacia tus sagradas rosas de los vientos
y asciende con la sangre
hasta tu voz
para que no te toque

tangible sonido
el silencio de tu voz
hueco grande
grande
que llena las noches y los días
que nos siguen y nos persiguen

no me oigo
no
sé nada de vos.

(De cuanto sé de vos)

viernes, 8 de mayo de 2009

ANTONIO DAGANZO




















Mencionado por:
Francisco Caro
Cristina Cocca
Rafael González Serrano

Menciona a:
Francisco Caro
Pablo Méndez
Pedro Antonio González Moreno
Miguel Galanes
Juan Pedro Carrasco
Rafael González Serrano
José Luis Fernández Hernán
José Elgarresta
Alberto Infante
Julio Mas
Raúl Nieto de la Torre
Alejandro Fernández-Osorio
Marta Rubio
Paco Moral
Arturo Ledrado
Ricardo Virtanen
José Vicente Sala


Bio-bibliografía

Antonio Daganzo Castro (Madrid, 1976) es poeta, escritor, periodista especialmente vinculado a la comunicación cultural, y comentarista musical. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido distinguido en diversos concursos literarios nacionales e internacionales; entre otros logros, fue Segundo Seleccionado en el V Certamen Nacional de Cuentos “La pluma exacta” (Ayuntamiento de Pinto, Madrid, 2001), y obtuvo una Mención de Honor en el Concurso de Cuentos Xicóatl “Wolfgang Amadeus Mozart”, concedida desde Austria por la Asociación “Yage” (Salzburgo, 2005/2006). Ha sido incluido en varias antologías narrativas y poéticas, como la que el Café Libertad 8 de Madrid preparó para celebrar su 30º aniversario (Agua: Símbolo y memoria, Editorial Slovento, Madrid, 2006). Como narrador, ha sido traducido al alemán, y, como poeta, sus versos han aparecido publicados en revistas literarias como “Turia”, “Dulce Arsénico” y “Prima Littera”. A finales de 2004 apareció su primer poemario, Siendo en ti aire y oscuro (Editorial Slovento, Colección Poesía, Madrid); y a principios de 2007, el segundo, Que en limpidez se encuentre, (Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen, Madrid). Su tercer poemario, Mientras viva el doliente (Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen, Madrid, 2010), ha obtenido la mención de Libro recomendado por la Asociación de Editores de Poesía.

Bitácora digital:
http://sinfoniadelaspalabras.blogspot.com/





Poética (en forma de poema)

Cuando menos, una reflexión sobre el hecho poético (y con el soneto por clásico molde):

Aunque brote vivaz y presumido
el poema sucumbe a su mensaje,
mas no al final, de sílabas follaje,
que viene ya del tallo sometido

a despecho del truco: guarecido
el concepto, dejar cielo en celaje
y en la justa expresión guardar ropaje,
azul pleno del tropo conseguido.

Lamenta quien escribe el torpe empeño
de administrar la vida al condenado
que nace y por el tono de su sueño

se pierde, mas el fondo, puro alado,
no abandona al poeta ni a su isleño
destino: ya la música ha quedado.

(De Que en limpidez se encuentre, 2007)



Poemas


1

Ojos capaces de la espada
desenvainados así, brillo pacífico.
Anhelando el ataque,
la ilusión como el aspecto fiel del desangrado,
y en la espera los vértigos seguros,
dónde la muerte,
vaticinios que yerran del acero.
Tus ojos mansos
que, al exigirme herido
cuando, por fin, decidan clavarme su mirada,
entenderán que la esperanza es suficiente razón
para abdicar del mundo.

(De Siendo en ti aire y oscuro, 2004)





2

El más grave error de quien olvida
es creer que el olvidado hará lo mismo.
Imagino, pues, tu rostro,
su expresión de sorpresa
o más bien desconcierto,
o mejor ira sorda,
al saberte vencida en la batalla,
que al muerto que mataste
aún le resta podredumbre de amor
para vivir.
La nota has recibido,
qué tal, qué haces, cómo sigues,
esencia de victoria y destrozado,
soy feliz.

(De Que en limpidez se encuentre, 2007)



3

Recreada música
A Carolina Paz Barreira.

No es canto sólo,
no es tu nombre que vive únicamente
renaciendo a cada nota palpitada:
el corazón del agua fluye fresco,
eterno de hontanares,
mas desconoce la altura de las venas
y la mecánica imposible de los sueños.
Pues yo te evoco
como una música plena, inabarcable,
libre de toda lógica
y que en sí misma volara
resonándome nueva de tan tuya.
Te recreo
e inventas para mí la omnipotencia:
milagros que repito irrepetibles
soñándome entre nubes
compositor continuo de tu alma.

(Incluido en la antología poética Agua: símbolo y memoria, 2006,
conmemorativa del 30º aniversario del Café Libertad 8 de Madrid.)

lunes, 4 de mayo de 2009

MARÍA MUÑOZ




















Mencionada por:
José Ángel García

Menciona a:
Iris. M. Zavala
Chantal Maillard
María Antonia Ricas
Rosa Lentini
Olvido García Valdés
Kepa Murua
Jesús Ferrero
Sabas Martin
Amparo Ruíz Luján
Carmen Pallarés
Aurora Luque
Manuel Rico
Juan Carlos Mestre
Àlex Susanna




Bio-bibliografía

Apasionada y estudiosa del pensamiento filosófico. Siente especial admiración por Susan Sontag y Jaccques Derrida. Obra poética publicada: Raquía-Bará. Colección Voz de Mujeres, de Letrúmero Ediciones. De próxima aparición, Felicidad Resiste que conforman los poemas dramáticos: Kairós, Las Causales y Las Ánforas Mágicas de Nippur. Otras publicaciones: Poetas en Acción, de A. Ruíz Luján. HERMES (1995-2005): Poesía en Toledo, de Mª Antonia Ricas. Editora de Las Hilanderas Prodigiosas, tira bilingüe de poesía -no venal- de autoras contemporáneas; entre otras, voces hebreas y palestinas. Formó parte del Consejo de Redacción de la revista de poesía HERMES. Colaboradora del programa Tertulia de Letras de Onda Cero, Radio Cultural y Fundación Ortega y Gasset de Toledo. Del Consejo Editorial Revista AÑIL y de Almud Ediciones de CLM. Editado y presentado el espacio de cultura de Radio Aquí. Cofundadora de los colectivos IMAGINA y ADA. Incluida en la antología de poesía Mar Interior, prólogo y selección de Miguel Casado y en el Diccionario de Autores de Castilla-la Manca, al cuidado de F. Gómez-Porro. Arte, ciencia y emociones, desde el punto de vista ontológico, son sus temas más recurrentes.



Poética

Me asombra pensar en el lenguaje, cómo un orden contenido a las sensaciones humanas -del conocimiento puro a la expresión más dulce- cubre un espacio de interpretación sustancial: conciencia y sintonía, el silencio, lo que no vemos, y todo aquello que se nos muestra real. Su preciso imposible, el poema, referencia un punto, un espacio singular… a veces hiedra sobre el abismo; también música feliz del corazón. Con su modo personal de significar -escribir es un acto de revolución, de modificación- agita los sentidos, limpia, ilumina. (De)limita la memoria la convicción soberbia de texto y delirio; el verso entonces instala su potencia, se basta a si mismo: palpita, nace.

Las palabras liberan intenciones, son cualidad y exigencia, y afirmación de la vida; son voluntad.


Poemas


Para Aitor
(31.Agosto.1975/2005)

RASGOS DISPERSOS DE FELICIDAD

El día rompe sus movimientos. Sus límites también.
Se tiende la claridad y los recuerdos caen como actos
o como insinuaciones.

Llora el amanecer en el instante
aunque en alguna parte difiere la luz.

Isla de la violencia... de las violencias...
Remolinos de sal.

Cálamos para el silencio que me remite a ti:
sin amor no hay carisma ni origen ni disidencia.

Arkhé.*

Del corazón fulge la palabra,
instala su extrañeza entre la voz que olvida
y la voz que sueña.

¡Es el anhelo, siempre el anhelo de la presencia!

¿Cómo explicar la huida entonces?

Náyades: ríos y manantiales...

Siete estrellas para el Norte.

Tus ojos completan el mundo:
cielos de la indulgencia. En ellos sobrevivo.



(*) en griego, principio de todo sentido






TERRITORIOS MAGNÉTICOS


I


Desciende la tristeza
por márgenes repletos de melancolía
hasta
el litoral de las palabras absueltas.

Desciende el ritmo de las olas
y deja en mis ojos
la huida.

No hay verbo débil.

Oscila lo lejano y lo vencido ronda.

Un núcleo reflejo,
como otras muchas cosas,
restalla ahí.

Es tiempo de la espuma, del mineral,
de caracolas...

He sido realidad,
igual que mi dolor.

Algo diletante
en medio de aquel inagotable
desbordamiento.

Camino del futuro,
un intervalo esclarecedor…

Ahora comprendo todo.

Cruza lo que parece
un pensamiento frío.


II
Cedo mi parte de sentido
al nocturno de las rosas
y el mar de la renuncia
al heliotropo.

Vendrá la aguja de la alegría
para atravesarlo todo.

La tierra y su bucle salado.
El arte de la perturbación.
La insolencia.

Restituido el signo
es avalancha la luz
y la firmeza
pronunciación.

Vaciada sin más,
libre hacia ti
en la extensión de lo nuevo.

Una marea de alas de absoluto…
una apuesta
o confiarse siempre.

Si creemos..., el tiempo se pliega.

Hay un final
para el gran cielo del nihilismo.

Imanes y hélices.

Sólo el viento nos ama.



III
Declina su fragancia el sauce y arde;
teñido de solvencia, alzado
desde el sueño.

Tan elocuente allí, tan hábil
pues gravita.

Una abertura, un rasgo del instante,
un giro solar.

Se rinde la vida a la autarquía
y su tono de nieve.

Junto del rayo cegador,
obstinada y audaz
viene la causa.

Baja, una elegancia triste.

El cráter de la mañana
afecta al silencio en mis ojos.

Sin embargo,
tropiezo con las palabras...

No decir, fijar lo aleatorio;
con esmero callar.

Luz y sombra se desplazan
en un diferir constante.

La estela captura sus logros,
la idea su rastro ágil.



Guarda el vacío
un orden propio y todos los conceptos.
Las acciones que escapan a la ruina
y el mar abierto de las pérdidas.

Felicidad resiste a la forma.

Felicidad resiste la intención,

pero el nombre,
abdica.