jueves, 1 de octubre de 2009

XISCO FUSTER











Mencionado por:
Katho Gómez

Menciona a:
Khato Gómez
Irene del Valle
Tomeu Ripoll
Agustín Calvo
Anna-Lisa Marí



Bio-bibliografía

Xisco Fuster. Editó libros de cocina, guías turísticas y el primer periódico gratuito en Palma, el Miniperiódico, y publicó el segundo, La Gaceta de Mallorca.Ha trabajado cuatro años y medio en la redacción de la televisión autonómica de las Baleares, IB3. Ahora colabora activamente en el periódico Ultima Hora.Cuentos y otros escritos en la revista http://www.agitadoras.com/.
Coordinador de talleres de escritura literaria desde 2002. También lleva talleres online: (http://www.cursodeescritura.com/)
Presentador del espectáculo poético y literario Los Locos de la Luna, en la librería Literanta de Palma de Mallorca. (http://loslocosdelaluna.wordpress.com/)(http://www.literanta.com/http://www.literanta.com/).
Coordinador de la página web Cien libros, una frase, con las críticas a las grandes obras literarias: (http://clasicosliterarios.wordpress.com/)
Si visitas su blog (http://xiscofuster.wordpress.com/), observarás el extrañomatrimonio de la prosa y la poesía, felices ambos, juntos y por separado



Poética

Escribir es
tenderme en una playa, sonreír y...
detenerme a observar, con la barbilla apoyada en el envés de la mano, las partículas de las que está hecha.
Explotar arena en todas las direcciones,
lanzarla hacia arriba y darle forma con las manos como si se trataran de nubes y yo el viento.
Llevar unos granitos adheridos en el muslo, en la barriga, en el cuello
y que mi amiga se entretenga en festejar las yemas de sus dedos.
Hundir mis pies en las dunas de la orilla y sentir el frescor del agua que se esconde abajo.
Luego me visto y llego a mi casa con el sol en la cabeza
los pelos salados de punta

y lo escribo todo.




Poemas



Eses

Hay eses gordas que botan como muelles
y rebotan como pelotas.
Y hay eses esbeltas
altas y flacas.
Con las primeras puedes jugar juergas jaranero.
Pero las eses esbeltas han nacido para vivir tumbadas
bajo el dominio de la caricia
de la luz del atardecer.
A cambio, ellas permiten que los caracoles gigantes acampen dormidos
en sus laderas de cebada recién segada
y cuando amanece la noche
muestran sus matices pardos peinados de terciopelo.

Hay, por otro lado, rojos chillones y rojos refinados.
Los primeros aúllan para sentirse vivos.
Los rojos burdeos acampan dormidos en las laderas
de los vinos que mezclan en su interior
el nexo extraño del púrpura y el marrón.

Son dos maneras de vivir entre mil maneras de vivir.




Réquiem por la vida II

Una sonrisa.

Y un me aburro
busca un nuevo mundo
preguntas:
¿Por qué cae agua del cielo?
tantas preguntas
¿por qué hay guerras? ¿por qué quema el fuego? ¿por qué la gente se muere?
preguntas
¿por qué
haces tantas preguntas?
Sin respuesta.

Qué más da
si las noches
cálidas, cúpulas cópulas
negras
atestadas de estrellas luceros
blancos
forran el cielo.
Qué más da

el porqué.




Borra sus pisadas con la cola

Ella me dijo que las nubes nacían del suelo, y yo le contesté que sí.
Me dijo que deseamos siempre lo que no queremos, y yo le pregunté cómo es posible desear algo que no quieres. (Por la publicidad, me contestó.)
Me dijo que si pintaba de verde una ballena rosa acabaría viéndola rosa. ... ¡Claro, le dije, siempre y cuando la ballena esté viva mientras la pinto!
Me dijo que la luz podía meterse en botellas. Y yo me bebí una.
Me preguntó si yo estaba loco. Le contesté que dependía de ella.
Me dijo que yo era tonto. Le dije que sí.
Ella rió.
Me dijo que yo no podría doblar un folio siete veces por mucho que lo intentara.
¿Para qué quiero doblar tantas veces un folio?

Le contesté que podría besarla siete veces sin tocar sus labios.