sábado, 24 de octubre de 2009

ENRIQUE MARTÍN CORRALES





















Mencionado por:
Eduardo Almiñana de Cózar
Jorge Brunete

Menciona a:
Quique Falcón
Eduardo Almiñana
Julia López de Briñas
Eddie (J.Bermúdez)
Antonio Méndez Rubio
Víktor Gómez
Jorge Brunete
Carlos Durá




Biografía

Nació en Villajoyosa (Alicante) en 1992, para después vivir en diferentes ciudades españolas. Se inicia en la poesía hace poco, tiene pendiente una publicación de 2 poemas en la Hamaca de Lona, acaba de empezar, y tiene 3 poemarios en la bodega, esperando a ver la luz.





Poética

Porque sí y contra lo demás, contra todo lo demás. Ruge una almendra. Para ti ermitaño que bailas en las cuevas, para ti madre de ojos tiernos y cojo el labio, para ti niño... Poesía combativa.




Poemas



La razón:

Que todo lo que subyace, crece:
el alardeo del pato en río seco,
un niño tibio de grasas,
la desaparición de las banderas,
la palabra en ristre, y con ella
el aleteo curioso del saltamontes,
que contiene todas las razones del pecado,


_____________________________del manifiesto.

Para ello
entonces:

la voz, la piedra.


Delta:tabiques, tabiques, tabiques
y aún así
el terreno es


__________________resbaladizo.


De su voz:
De su voz han tronado
los caminos
y una peste de esquelas,
por ellos decido el tránsito de la lágrima y el poro,
su fluctuación resurge del estaño
con el que la roca se deforma en el viento,
de su voz habita la pancarta y la tinta
desde el abismo, la torcedura del agua,
el arranque del verso palpitado
en horas muertas,
la vida que no revive.

De su voz habríamos de enervar todas nuestras palabras,
aquí y en sus cuevas bajar ahora la memoria
de la arena y la sangre derramada,
si su espera de abedules o su agitar de manzanas,
al mismo tiempo que
vivimos la pasividad alejándonos del giro,
yo hablo por la vasta porción de frío, de la tiniebla
diurna que permanece en sus fauces,
de su voz han tronado
las laringes y las tráqueas,

de su voz han salido
sus voces
de descarnados.

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Magnífico salto, compa.

Un gustazo leerte.

En la almendra
-posiblemente sin ojo
que reste horizonte-
lo amargo y lo posible
se hermanan
para un tiempo sin alambradas.

Tu Víktor

Jesús Ge dijo...

Enhorabuena, Enrique.

Cómo no! Tenías que estar aquí, abriendo brecha.

Seguimos tejiendo el poema.

juliano dijo...

muy buenos tus poemas. breves y profundos. me llamo juliano ortiz y estoy en las afinidades de argentina espero tu visita. un saludo