lunes, 15 de junio de 2009

VÍKTOR GÓMEZ

























Mencionado por:
Lucía Boscá Gómez
Nuria Ruiz de Viñaspre
Ana Mª Espinosa
Enrique Martín Corrales
Jorge Brunete
Matías Escalera
Rebeca Álvarez Casal del Rey


Menciona a:
Alicia Martínez
Jesús González
Román Porras
Julio Obeso González
Eddie (J. Bermúdez)
Berna Díaz
David Barbera
Antonio Martínez i Ferrer
Enrique Falcón
Antonio Méndez Rubio
Miguel Ángel Curiel
Juan Carlos Mestre
Rafael Saravia
Esther Ramón
Ana Pérez Cañamares
Nuria Ruíz de Viñaspre
Ana Mª Espinosa
Laura Giordani
Arturo Borra
Matías Escalera Cordero
Cecilia Quílez
Guadalupe Grande
Matías Escalera

Bio-bibliografía

Viktor Gómez, (Madrid, 1967) reside en Valencia desde 1970. Empleado de banca accede a la poesía desde la pasión paterna por los libros que en la casa familiar ocupaban un lugar importante y frecuentado. Animador cultural tanto en Café Cultural El Dorado (Isaac Alonso y Alicia Martínez) como en la Librería Primado (Miguel Morata). En el 2005 entra a formar parte del taller de poesía “Polimnia 222” de la U.P.V. Editor de los Cuadernos Caudales de Poesía I y co-editor de los Cuadernos Caudales de Poesía II junto a Miguel Fernández y Javier Gil (Fundación Inquietudes). Pertenece al Casal de La Pau, colabora en AI y desde http://viktorgomez.net/ desarrolla una actividad divulgativa de pensamiento crítico y poesía. Colabora en otros blogs y webs.
Es voluntario desde octubre del 2007 en El Casal de la Pau, O.N.G sin ánimo de lucro, de ámbito nacional, dedicada a la rehabilitación y reinserción de personas con historial delictivo (ex-reclusas, reclusas o en distintos grados de libertad) y en la que pertenece al equipo penitenciario (visitas a prisión).

Obra: Tiene una trilogía poética en marcha, Huérfanos aún (2010, Baile del Sol) a la que sigue un libro en continuo proceso de reescritura, Los Barrios invisibles (Biblioteca del MLRS, 2009) y está trabajando en el inconcluso "Perfeccione lo inútil a lo inútil".
Le han publicado en Lunas Rojas, The children’s Book of American Birds, La Hamaca de Lona, Adios, MLRS, en el libro PAZLESTINA, etc.,
Desde 2008 está colaborando junto a Arturo Borra y Laura Giordani en una colección de entrevistas en profundidad a poetas como Antonio Méndez Rubio y Eduardo Milán que han ido apareciendo en la Revista
http://www.7de7.net (Marcos Canteli) así como en Los pliegos “Manuales de instrucciones” donde aparecerán además las de Quique Falcón, Juan Carlos Mestre, inclusión del poema “Como colgar un poema en el blog” para un Libro de Texto de Lengua castellana y comunicación, Proyecto Bicentenario correspondiente a 8º año de enseñanza básica, que publicó en Chile, en el curso 2008/2009, la Editorial Santillana a través de su filial chilena “Santillana del Pacífico”.



Un texto inédito, a modo de Ars Poética

los carpinteros no acaban el
puente. no encuentran madera que
no esté quemada o húmeda: rota.
rotar de días inútiles. y
sin puentes no hay poesía.



Poemas


Textos del poemario “Huérfanos aún” Ed. Baile del Sol (2010)

Todo el bosque
es un temblor.
Quedas están las violetas bajo la piedra.

Tambores de luto y luz que se callan al caer
un olmo de carne y palabras.
¿Solos?.

Extraña el niño la senda sin rumor, el granito desbordado.

Todo el cielo,
apagado ardor,
es una herida sin fondo sobre la piedra.

(Fragmento del poema “Huérfanos aún”)

***


"¿Cuáles son las condiciones para que haya conciencia?"
Paul Valéry

"A mi de las historias solo me interesa
ver sus espaldas cargadas
cuando se dan la vuelta
"

Ana Pérez Cañamares


A Ana Pérez Cañamares

No verás la calle, sino
otra calle.
No verás la luz, sino
a través.

Un niño
cae de rodillas.
Una fuente insólita
salta
sobre la musculosa tarde.

No verás al asesinato, sino
otra calle.
No verás el vacío latiendo,
solo la calle, en fuga la luz,
el agua caótica
por todas partes.


***




Textos del poemario inconcluso “Perfeccione lo inútil a lo inútil”


De verdad, la belleza
no puede ser sino el atrevimiento
de la fragilidad a darse.



***




Colgar un poema en el blog
A Eduardo Milán

La cabeza de la poesía cuelga de una soga
la cabeza de la historia cuelga de una soga
siga quien siga, se sabe que nunca sobra
para hablar, decir que se sigue, que se dice
con no poca esperanza, sin desmemoria
que la cabeza del tiempo es tiempo de poesía:

ese descolgado decir de la histeria que ahora
descomulgan los gaznápiros y es un historiar
más cabal y en su quicio que la sordomuda
versión de los vencedores, que la ficción sudada
con desvergüenza de los guapos y las coronadas.

Una corazonada tengo.



***




La luz calla.
Parece que habrá buena cosecha.
Miguel Ángel Curiel

(Intempestivas conversaciones nocturnas en Jerez)


Un violín roto, decía León Felipe.
Un caballo azul, George Trakl.
Un extraño animal, invocaba Blanca Varela.

Yo no sé,
en estas aguas transparentes,
en esta ausencia de barro,
cómo no beber
el veneno de su claridad sin
morir al bien
que se quedó jugando,
que se queda embarrando
· como mi infancia en su quicio –
una orilla de asnos insomnes.

Porque hay aguas limpias
que son mortales
pero ningún niño se murió
jugando en la orilla barrosa.

Yo no sé como explicarlo.

15 comentarios:

Jesús Ge dijo...

Estimado Víktor.
Tantas y tantas afinidades comunes que nos llevan a elegir, o a ser elegidos. Por el dolor, por la rabia, por la lucha.

Nos vemos en el camino.
Salud!

Jesús Aparicio González dijo...

Viktor,
un poeta que hace vida la poesía.

La transparencia,
la claridad nos llega
y la encontramos dentro,
en las profundidades del corazón, como todos los reinos
necesitados de palabras verdaderas.

Un abrazo

soperos dijo...

un placer verte aquí. tus lectores estamos de enhorabuena!.

besos,
òscar.

actriz_sin_ guion dijo...

Preciocas las poesias...y un minimalismo que les da un toque distinto, ligero, inmediato, sincero. Visitare tu sitio web tambien...saludos desde grecia.

emigrante dijo...

una intempestiva conversación nocturna con usted, en mi ciudad, debe ser un placer.

y más si me habla de cómo tiembla el bosque, o de la fraglidad a darse; si no es lo mismo, una cosa que la otra.

encantado de leerle.

Viktor Gómez dijo...

Jesús:

en todo ello y en la complicidad de los que trazan puentes y estrechan vínculos

con la paciencia del corredor de fondo y la insurgencia de los que aman pese a todo y todo y todo lo que revienta, acalla o reproduce horrores y errores sin término

por lo ya andado juntos y por la trinchera que es tu amistad,

un abrazo grande,

Tu Víktor

Viktor Gómez dijo...

Jesús Aparicio:

compañero naufago, aún no te envié los libros que te prometí, pero no pasa de esta semana.

recibo tu palabra con gratitud e inmerecimiento.

vaya este abrazo y todo el ímpetu de la libertad que escoje la poesía como vehiculo de acompañamiento y confraternizacion en estos tiempos de gran orfandad.

gracias por tus hermosa lectura,

Tu Víktor

Viktor Gómez dijo...

Queridos Oscar-pepe-mariano:

Óscar, un placer tenerte cerca, por acá, entre estos poemitas dialogantes.

Ganas de veros,

un abrazo grande,

Vuestro Víktor

Viktor Gómez dijo...

Estimada actriz sin guión:

de Beckett a Bequer hay apenas un slif sonoro pero una larguísima diferencia de recorridos y direcciones. Ojo por ajo, hijo por hoja, eje por ejem, ejem, a veces lo mínimo marca la diferencia.

Así, tu lectura y visita.

Un beset

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Sergio:

gustoso acepto la invitación a esa conversa de complices y conversos en tu ciudad.

de poder ir, vaya que sí, hemos de compartir mesa y palabra.

un abrazo grande,

desde Valencia,

Víktor

la trinchera poética dijo...

Al habla Quique:

Muchisimas gracias Viktor, hace tiempo que no te veo, que no se demore el tiempo de encontrarnos, de besarnos a gajos imposibles, a luchar por la esperanza. Que los poetas tiemblen, una manzana de frío se avecina sobre sus cabezas.

un abrazo gordo, q.

Viktor Gómez dijo...

Un abrazo, Quique,

Prontito nos vemos. Éste viernes en El Dorado recitaremos unos cuantos poetas entre canarios y locales, incluido tu tocayo, Falcón a eso de las 8 de la tarde.

Vík

ramiro dijo...

Víktor, un hombre en perpetuo estado de gracia poético.

Un poeta difícil, que domina como pocos el misterio poético quizá sin entenderlo, como corresponde al verdadero misterio.

Leerlo siempre te hace avanzar. La primera lectura deja flotando en la conciencia una incógnita, acompañada de la experiencia de lo extraordinario, de algo que es más grande que nosotros, deja como un acorde suspendido que nos envuelve con la emoción mistérica del poema.

Después, la labor de profundizar en el poema nos conducirá a un haz de significados, abriéndose con cada nueva lectura; pero siempre bajo el influjo de ese acorde inicial.

Y así, cada vez que abordamos uno de sus poemas no sólo encontramos a su autor, sino allá, en el fondo, a nosotros mismos, porque a nosotros nos deja el duro trabajo de reinterpretarlo, que es escribirlo de nuevo: nos convierte, generoso, en co-autores.

La crítica literaria es también un misterio, pero en mi opinión con el tiempo Víktor formará parte de las antologías de los poetas de su generación. Espero no equivocarme.

Carlos

javier zapata dijo...

preciosos poemas

Viktor Gómez dijo...

gracias, Javier, por tu lectura.
un abrazo,

Viktor