sábado, 7 de marzo de 2009

ENRIQUE MORALES




















Mencionado por:
Laura Rosal
Luna Miguel

Menciona a:
Leopoldo María Panero
Raúl Quinto
Luna Miguel
Laura Rosal
Fernando Arrabal
Lorca
Oliverio Girondo
Aleixandre
Cernuda
Pablo García Baena
Pedro Casariego
Antonio Colinas
Juan Carlos Mestre



Bio-bibliografía

Enrique Morales (Almería, 1991) Ha participado en algunas revistas literarias como La sombra del membrillo, El coloquio de los perros o Espejos y espejismos, tiene escritos dos poemarios que permanecen inéditos: Grotesquia y Libro del Autista. Protagonizó la plaquette Piedra de Aluminio en la asociación La Candela. Además de poesía, también ha escrito teatro, teniendo entre su producción las obras La maquinaria perfecta y La sombra demente y otra pieza teatral que ultima con el nombre provisional de La grasa del costal. Dentro del ámbito teatral, es el fundador del grupo dramático "El número de la leonera circense", compañía que auna el teatro con la música jazz, y la poesía, siendo a su vez director, y autor.

http://leoneracircense.blogspot.com/




Poética

Existe en la cultura vudú un ritual consistente en la espera y posterior llegada de los dioses. Para preparar tan especial evento, los integrantes de la tribu se sitúan alrededor de un poste, que será el vehículo y comunicador de los espírtus con los haitianos. El vudú, que es una religión mucho más funcional y consecuente que nuestros credos occidentales, comprende que los dioses tienen que recorrer un largo camino por mar desde África, por lo que pasan las largas horas de la espera, bebiendo, meditando o engullendo con fervor sustancias que alteren su percepción. Transcurrido el tiempo, los espíritus por fin llegan, y dan prolongadas vueltas en torno al poste, decidiéndose finalmente a introducirse en él. Tras un breve lapso de incertidumbre las deidades escogen a uno de los componentes del ritual para alojarse en su cuerpo, y así establecer la comunicación con el resto de la tribu. Una vez terminadas las convulsiones, pataleos, y balbuceos del elegido, el chamán recibe con entusiasmo y educación al dios recién llegado. Es entonces cuando el vudú, que también es una religión más cercana a la divinidad, se relaciona con lo invisible por medio de lo físico y lo orgánico, permitiendo que el especial invitado de la noche hable con los tribales, se acueste con ellos o incluso se pelee encarnizadamente (bien por el alcohol, bien por la naturaleza agresiva del dios invocado, o bien por la naturaleza agresiva de un nativo que también quiere ser dios).

Por medio de una construcción física, es decir, visible, se quiere acceder, capturar, y extrapolar lo invisble y tenderlo a los que comparten esas mismas vísceras.

La poesía, que es mucho más nativa de tierra de nadie, donde la funcionalidad y la consecuencia no existen, que nadie, posee demasiadas astillas como para no ser física.

Yo, un tramposo haitiano, creo en la poesía hecha poste.




Poemas


PENSAMIENTO DE UN ANIMAFÍLICO EN EL INFIERNO

Esto que tengo no son arcadas, y sin
embargo, no siento miedo
a vomitar.




EL CENTRO DEL MUNDO

En la tienda árabe de la esquina, el chico
del gorro mueve la fregona con aburrimiento.
Sueña con atracos sangrientos y viscerales,
en los que el cus-cus cae sobre la cara muerta
de su padre propietario por unos cochinos
billetes. Y desea un poco que su padre propietario,
su cochino padre propietario, muera.

Las luces de los congelados apestan, la carne
se resigna a no sentir.

Aquí no es, pero podría ser.




DESEOS

-Demiurgo

Tenía un doctor torpe, sin especialidad, manco, aferrado
a mi oreja. Susurraba: Las grúas van a caer. Tú no
eres gris
.
Entonces me metía el dedo hasta el tímpano, gritando: ¿Y
tú que crees?

Creo que soñaba

-Equilibrista

La linea es infinita. ¿Dónde estás, -in?
Toco el muro con la nariz.

-El hijo

Decid al padre que tiene un hijo muerto de comer manzanas.
Los dientes afilados, los ojos en el limbo.
Decid que o se teje un útero, o se larga del funeral.

-El gusano

La larva, jugosa y gorda, sin empleo, aburrida, cría cuervos
en la vejiga. Crece proclamándose rey gusano, y se anexiona los riñones.
No, no era el de Dylan Thomas. Un gusano que mientras le
devoraba la vejiga, preguntaba: ¿Cómo te encuentras?

Los cuervos han descubierto lo que se dice de ellos. Cáscaras de huevo
entre los ojos arrancados.

-Hambre

La carne está lejos, la fruta está alta, el cereal tiene
hongos. Salivamos.
Resbalando por el reguero de babas, dando
mordiscos al aire, encontramos un brazo.
No está bien, pero tenemos hambre.

-Sed

El último sediento estaba realmente en malas condiciones.
La cara ahuecada por la piedra, el cuerpo tieso.

Cariño, necesito agua. Pagarían el próximo mes.
Ahora, debe bajarse a por ella. Baja, bebe
tres whiskeys.

¿Qué iba yo a hacer aquí?

Hueles a mar.

-Payaso

¿Es que nadie va a decirme lo que he hecho mal?

El maquillaje espeso se mezcla con el sudor sanguíneo
de su cara.

El público ríe.
La nata se desliza como un lametón pornográfico por la
frente.
Seré yo quien os diga lo que habéis hecho mal

Arrancada la piel, surge un hombre en calzoncillos.
La sutileza es menor.

-Habitación 13

En la habitación 14, se han cometido 3 asesinatos en
lo que va de semana.
No tengo nada en contra de la 12, pero no comparto
la coprofagia.

Te enseñaré que esta habitación no es la peor.

-Fin

Este es un final que conozco, quizá no vuelva a ser así.



OSTRACISMO

Cuando el reloj se pudrió
con un chirrido invernal
en una nube explosiva de
moho:

no quedó ya nada

Más que comer, comer,
comer,
y morir, morir, morir