lunes, 23 de febrero de 2009

JUAN DE DIOS GARCÍA















Foto: Zoraida Angosto





Mencionado por:
Ángel Gómez Espada
José Alfonso Pérez Martínez
José Luis Abraham
Ismael Cabezas
Alfredo Rodríguez
José Alcaraz
Gonzalo Sevilla
Alfonso García-Villalba
José Manuel Gallardo Parga
Alberto Chessa
Salvador Galán

Menciona a:
Alfonso García-Villalba
Alfredo Rodríguez
Andrés Neuman
Ángel Gómez Espada
Antonio Marín Albalate
Aurora Saura
Ismael Cabezas
Carlos Pardo
Diego Reche
Diego Sánchez Aguilar
Dionisia García
Elena Medel
Joaquín Ruano
José Alcaraz
José Alfonso Pérez Martínez
José Luis Abraham López
José Luis López Bretones
José Luis Martínez Valero
Luis Alberto de Cuenca
Luis Antonio de Villena
Natalia Carbajosa
Yolanda Castaño



Bio-bibliografía

Juan de Dios García (Cartagena, 1975) es autor de las plaquettes El calor de la medicina (La Candela, 2006), Heptágono (Signum, 2006), Infinitivo (Tres Fronteras, 2009) y el libro Nómada (Fundación María del Villar, 2008). Ha participado en libros colectivos como Trazado con Hierro (Vitruvio, 2002), Las letras (Fundación Carmen Conde, 2006), Al fin y al Cabo (JA/IEA, 2009) y en antologías como Cinco visitas a la poesía almeriense (Fundación Juan Ramón Jiménez, 2006). Poemas y artículos críticos suyos han aparecido en numerosas revistas: Paraíso, Hache, Isla desnuda, Ágora, Baquiana, Antaria... Es director de la revista digital El coloquio de los perros y director artístico del Laboratorio de Poesía de Cartagena.




Poemas



Geometría

Te propondría hoy cuatro palabras:
caricia, nieve, gaviota, retrato.
Busca la cuerda que las una. Yo ato
los extremos del círculo que tú abras.

(de Heptágono)




Adiós al señor Kurtz
El fuego al aire libre,
una tarde tranquila. Suenan guitarras dulces,
sin instrucciones, solo deleitando.
No nos interesa el color del cielo,
tampoco sostener conversación.
Muy poco sitio para el odio aquí, en Sidi,
el fin de las colonias africanas.
Mantén viva esta ilusión de paraíso
todo el tiempo que puedas.
Dale la autoridad que se merece
al comportamiento inútil del péndulo.
No importa recordártelo de nuevo:
para vivir alegre, intuir la mentira
de las ideologías, moldear la realidad
con los sueños, hacer un barrido de estrellas.
No rechaces a Dios, hazlo literatura.

(de Nómada)




Ocho señales

Prohibido guardar deseos en el bolsillo.
Prohibido clavar mariposas en el corcho.
Se permite tararear en clase, en la oficina, en la iglesia.
Se permite patalear cuando no guste la función.
Prohibido contar estrellas mirando al techo de tu casa.
Prohibido hacer caso a los que leen las líneas de la mano.
Se permite cambiar los sentimientos a diario.
Se permite desear, acariciar, desaparecer.

(de Infinitivo)

10 comentarios:

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Muy buenos poemas. Intensos, exactos. Un feliz descubrimiento para mí. Saludos.

José Alfonso dijo...

Muy buenos , Juanito (te debía el diminutivo, ¡jejeje!), aunque hubiera molado algún inédito. ¡Nos vemos el jueves!

Conde Niño dijo...

¡En hora buena! conocí al poeta y la persona.

Feliciades por la honestidad de tus versos, Juande.

Ismael Cabezas dijo...

Por fin puedo ponerle rostro a tus palabras. Me alegro de que seamos compañeros de viaje. Un abrazo, Ismael.

Tuti dijo...

Generosa geometría de sensaciones enmarcando y liberando los elementos en un círculo de vida, la vida que prodiga el maravilloso sentimiento de amarse.

Un gusto descubrir tu poética.

Anna Francisca Rodas Iglesias

pepe montero dijo...

Cuando leo un buen poema, se me abre la boca. Quiero decir que me quedo con la boca abierta.
Buen trabajo.

Apoptosis mental dijo...

"Se permite cambiar los sentimientos a diario.
Se permite desear, acariciar, desaparecer."

La cantidad de veces que habré dicho algo parecido..

Saludos.

Congreso estigma dijo...

Precioso, sencillamente precioso. Y profundo. Mucho.

Me encanta bucear por la red, y no perderte la pista. Desde que fuiste mi profe en el Almeraya, supimos(supe) que eras especial, de esos que te marcan, porque un silencio tuyo pesaba, y a la vez lo llenaba todo.


Noelia.

Daltvila dijo...

He leído tus ocho señales en otro blog y he llegado hasta aquí. ..Me gustan y las voy a convertir en las normas de mi despacho y mi vida
Enhorabuena por tu poesía!

La Montaña Mágica Librería dijo...

My friend!!!