lunes, 5 de enero de 2009

JULIO REIJA













***
**

*


Mencionado por:
Annelisa Addolorato
Francisco Cenamor
Gonzalo Escarpa
Luis Luna
Lourdes de Abajo
Álvaro Tato

Menciona a:
Chús Arellano
Mercedes Cebrián
Ben Clark
Eduard Escoffet
Julio Espinosa Guerra
Patricia Esteban
Andrés Fisher
Ana Gorría
Nacho Miranda
Josep Pedrals
Benito del Pliego
Sofía Rhei
Mirta Rosenberg
Sandra Santana
Eduardo Scala


Biobibliografía

Julio Reija (Madrid, 1977) ha visto publicados el libro de microrrelatos Diecisiete milagros ciertos y una disquisición acerca de la posible santidad de sir Galaz (Entonces, 2000) y los poemarios Los libros (Huerga & Fierro, 2003) y Perla provocada (Icaria, 2008). Fragmentos de su obra poética han ido apareciendo en antologías como Un siglo de sonetos en español (Hiperión, 2000), Inéditos (Huerga & Fierro, 2002), Veinticinco poetas españoles jóvenes (Hiperión, 2003), En pie de paz (Plurabelle, 2003), Alfileres. El haiku en la poesía española última (Ayuntamiento de Lucena, 2004), Todo es poesía menos la poesía (Eneida, 2004), y V premio de poesía experimental Diputación de Badajoz (Diputación de Badajoz, 2006).





Poética

Partiendo del supuesto de que los lenguajes naturales son comunitarios, mientras que las vivencias, aunque estén mediatizadas por preconceptos, conceptos y estructuras de la percepción dados por la cultura, poseen un núcleo individual poco predecible y difícilmente comunicable (y así seguirán mientras el nicho ideológico en el que vivimos de facto sea el de la época del sujeto), entiendo por escritura de poesía un cierto intento de salvar esa distancia entre experiencia y expresión, entre el yo y el nosotros, buscando para ello la re-creación de la vivencia, de su dimensión más específica e inconmensurable (que es justo la que le da su retrogusto a transcendencia), mediante la dislocadura o la elastomerización del propio lenguaje que comparten quien escribe y quien lee.
En una época en la que la comunicación de masas ha resultado en una oligopolización del lenguaje (tanto verbal como visual) que lo está transformando en un monólogo que impone un número muy limitado de formas de entender la realidad y el deseo, este tipo de intentos de reapropiación individual compartible (de potabilización, a fin de cuentas) de la realidad parecen más necesarios que nunca.





Poemas





OTRO PICNIC EN EL PARQUE


frente a la cámara
de circuito cerrado
crece la hierba


guano en la estatua
del escritor insigne
chicle en mis suelas


mientras la hormiga
asciende por mi calva
contemplo el cielo


sol en los ojos
las agujas de pino
bordan el aire


un par de urracas
investigando a fondo
las papeleras





AL SUCULENTO SÚCUBO SUCUMB(R)E

llueve sobre no hay
palabra más erótica que nunca
per
versa tu sintaxis en mi o
ído de nuevas a tu bis
agra(z) proverbial polilabial ex
acerba
da
dos de los dedos
que me tamborilean cayendo en mis amba
ges
tos nuevos de olvid
a
dos
a
dos
is de de
lirios hormonal
es
combros de un altar
erigido tan sólo a un solo sacroficio
a cualquier dios nos vale de
signado a fondo en lo superflu(id)o
subli
me subrepticio
yo
y

te entregas
e(n)ter(n)a
sobre mo
jad(e)o








DIÁLOGO



3 comentarios:

Ghae dijo...

bellísimos poemas

Borja Menéndez dijo...

Leí 'Los libros' hace algún tiempo y me gustó bastante. Aunque se notaban mucho las influencias, romántico y veneciano, estaba claro que apuntabas alto. También recuerdo ver algún poema suelto en las revistas de la facultad. Poemas muy impactantes, casi magistrales. En fin, chico, mucho ánimo en tu camino experimental. Tienes mucho que decir y lo haces realmente bien.

Fernando Lorente dijo...

Querido Julio. Te rebosas y te rebasas, como siempre. Tu poesía es fresca, distinta y cercana como el bisturí a la herida que sangra y cura.