lunes, 29 de diciembre de 2008

JOSÉ MARTÍNEZ GIMÉNEZ






Mencionado por:
Francisco J. Illán

Menciona a:
Julia Fernández Conejero
Maria Dolores Gimeno Arcas
José Valera Sánchez
Antonio Leonardo Cantón
Maria Jesús navarro García
Francisco J. Martínez Merino
Francisca Martínez Merinos.




Bio-bibliografía

Nacido en Los Pulpites Torres De Cotillas – Delegado en Murcia, de la Fondation du prix international de litterature Antonio Machado, con sede en Collioure – Francia
Libros editados -Fusión de amor. Editorial Amarantos, Barcelona, 1989.-- Cuadernos de poesía. Barcelona, 1991.-La poesía ignorada. AE Ediciones Roure. Barcelona, 1991.-A orillas del Segura, poetas torreños. 1992.-Brisas poéticas modernas. Ediciones Líricas Internacionales, California, 1993, 1995 y 1996. -Mundo próvido y espinoso. Murcia, 1996. Historia de las fiestas populares de Las Torres de Cotillas. Ayuntamiento de Las Torres de Cotillas. Murcia, 1998.-Nobleza de héroe, Antonete Gálvez (teatro). Murcia, 1999.-Viajes nocturnos por el mar. Murcia, 2001-Numen, viejo tesoro. Ediciones Vitruvio. Madrid, 2007.-Raíces de un pueblo. 2007




Poemas


COMO EN OTRAS NAVIDADES, QUERIDO POEMA

“un minuto de silencio”
y en ese lapsus, piensa,
que vuelve a borbotones
el fuego de la sangre
a la vahída y oscura arena.

Cómo dices que es la vida.
¿Retentivo de contiendas,
que no acopia las propicias
y divulga las que hierra?.

Pues entonces, retén en ti
al raposo que acorralado
por feroces estallidos
se camufla sin pudor
entre corderos oprimidos.

Piensa en las montañas
con sus entrañas raídas,
que anhelan convertirse en fosas
de hombres aferrados a un dios
que les acera el alma.

Querido poema, dime
si existe laguna estigia
más tormentosa y cruel,
que la que procrea guerra.

No se...
¡Incultura, penuria.
Avidez y dolor.
No se.

Mas tú juglar y yo verso,
seguiremos clamando paz.

Pero, y mientras tanto...
para que torres y arena
sean amigas del viento
sin necesidad de volar...
“un minuto de silencio”.
6 / 11 / 2001



***



HUYENDO DEL RÍO, NAUFRAGARON EN EL MAL.
(Murcianos en el Holocausto en Gusen)

Desde que se de otros campos.

No los baldíos o cultivados.

No los regados
a través de ágiles canales
repletos de partos de lluvias.

Si no, de los anegados de sangre
y sembrados de muerte.

Aquellos que por sus arterias
corrían gases letales
causantes de genocidio.

Donde llamaradas y calor
eran cuerpos despojados,
y los humos, penas
consumidas del hombre.

Desde que supe que esos campos
se adornaban con espinos,
para confinar al hombre
de todo lo racional;

desde edad temprana,
intuí que aquella selva
génesis de dolor, hambre y horror,
fue creada para
“aterrados marinos
de tierra adentro,
que huyendo
de la corriente de un río,
les hicieron ser
náufragos del mal.

Desde entonces se,
que allí adentro
algo allegado
se andaría calcinando.



***


DONDE SE COBIJA INTOLERANCIA
(atentados. en BAGDAD)

Quien no haya pensado
nunca en volar,
que alce un dedo.

¡Si, un dedo!
Ni un gesto, ni una mano.
Solo un dedo.

Si acaso, una palabra ...

Y se hallará inmerso
en sombras y paredes sucias,
y sobre grises nubes
empapado de bermejas lluvias.

Divagando por los badenes
de lo etéreo,
verá elevarse con él
el polvo espeso
de la tierra.

Abajo quedarán alamedas
y campos baldíos,
anegados por remansos
de lagrimas de dolor
e impotencia, provocando
corrientes en ríos y afluentes.

Se llevará lo mejor
de entre amor y odio.
Tachando guerra ante paz.

¡Que parodia!

Pero bien sabéis que ninguno
de vosotros habrá de volar hoy,
porque índice o palabra
acaban despertando
promesas hechas a nostalgia,

de que hoy pasearíais junto a ella
envueltos en madera,
sobre asfalto agujereado,
bajo flores consumidas
de un escaso y reseco jardín.

1 comentario:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

José MArtínez, Lali para los amigos, un poeta que se ha trabajado duramente.