jueves, 23 de octubre de 2008

FRANCISCO JAVIER ILLÁN VIVAS




















Mencionado por:
Agustín Calvo Galán
Joaquín Piqueras
Toni Quero

Menciona a:
Pascual García
Joaquín Piqueras
Fulgencio Martínez
Eduardo López Pascual
Ángel Almela Valchs
José Martínez Giménez
Salvador Sandoval López
Amada García Puentes
Harmonie Botella
Marcelino Menéndez González
David Botía
Luis Alberto de Cuenca
José María Álvarez
Eloy Sánchez Rosillo
Luis García Montero
Toni Quero
Guillermo Carnero
Blanca Andreu



Bio-biografía

Francisco Javier Illán Vivas (Molina de Segura, 1958), escritor y crítico literario, es autor de los poemarios Con paso lento, Dulce Amargor y Crepusculario, de las novelas La Maldición, y El rey de las Esfinges, y ha aparecido en las antologías II Jornadas de poesía sobre el Segura, Tertuliemos I, Cuentos y Doce escritores desde La Rioja.
Sus reseñas literarias se publican en Ágora, papeles de arte gramático, en Anika entre libros y en Acantilados de papel. Ha publicado relatos en Ágora, papeles de arte gramático, en Lunas de papel, en MiasMa, en destiempos (México) y en Entrelíneas. Sus poemas han aparecido publicados en las revistas literarias Baquiana (Miami), en Estrellas poéticas (Argentina), en Protheus y en Remolinos (Perú).



Poética

Creo que todos escribimos sobre los cimientos que otros nos legaron. La materia prima son las palabras, difícilmente permaneceremos insensibles a los grandes poemas que nos precedieron.Como los deportistas se entrenan todos los días: escribo todos los días para estar en forma, sobre cualquier tema, considero que ello hace que mi voz adquiera muchos más tonos, registros y recursos.Cualquier poema siempre se queda por debajo del que previamente imaginamos. Las palabras nos persiguen, cuando andamos, cuando vamos conduciendo, y, como decía Goethe, van quedando apiladas como leña, hay que dejarlas secarse, arderán a su debido tiempo.




poemas


UN AÑO SIN HABLAR


UN AÑO sin hablar
sin escribir
un poema
es más dificil que una tesis doctoral
pero, como dice Ferreira Gullar
e pode às veces
(o poema)
com sua energía
iluminar a avenida
ou quem sabe
uma vida.



MI VIDA NO CABE
MI HUIDIZA vida rechaza mi vida
como la carretera separa los mundos que une
así estoy, cerrando ventanas,
no vivo, paso, sin ánimo
ese, que tantas preguntas me da,
lo tengo en un puño.
Con Pessoa comparto
sentir a vida correr por mim como um rio por seu leito.




CUERVOS EN LOS TEJADOS

HA ENTRADO el tiempo en ti
miras y ves
una galería de días abandonados.
¡Detened los relojes,
detenedlos!
gritas, cuando el dolor
tan sólo te acaricia,
es a él
(al tiempo)
a quem os cães ladramy nadie encuentras excepto
o canto dos cuervos nocturnos nos telhados.

(a José Viale Moutinho)

No hay comentarios: