jueves, 14 de agosto de 2008

LUIS EDUARDO AUTE

























Mencionado por:
Antonio Marín Albalate
Germán Guirado
Antonio Pérez Morte
Belén Reyes
Lola Crespo
José Alcaraz
Antonio García Villarán
Saray Pavón
Montserrat Villar González

Menciona a:
Jesús Munárriz
Carlos Edmundo de Ory
José Manuel Caballero Bonald
Antonio Martínez Sarrión
Félix Grande


Bio-bibliografía

Luis Eduardo Aute nace en Manila, el día 13 de septiembre de 1943, hijo de padre catalán y madre filipina de ascendencia española. Luis Eduardo no conocerá España hasta que un viaje familiar le traiga a la patria de su padre a los 8 años.

De él ha dicho Antonio Martínez Sarrión: “Fidelidad a sí mismo, plasmada en una obra que posee todos los visos de la perdurabilidad, cuando algunos figurones demagógicos de relumbrón reposen en el panteón del olvido.”
Con mirada pictórica lo retrata así Fernando Savater: “Luis Eduardo Aute pinta la carne y el alma de los ángeles que le frecuentan. No inquiere en su sexo, no incurre en el vicio teológico. Permanece libre, curioso, doliente, fiel.”
Y afirma José Manuel Caballero Bonald: “Espectador y protagonista a la vez, Aute elige siempre una tonalidad entre elegíaca e irónica (como lo hace en su pintura) para levantar jugosas actas de esos tenaces enfrentamientos con la sociedad en que vive. Pero en ningún caso se ciñe el poeta a un repertorio argumental monocorde. Desde los emblemas del erotismo a los de la muerte y desde la más grosera mitología contemporánea al saludable ejercicio del autosarcasmo, Aute ha transcrito con denodada reiteración –y con similar patetismo- algunas arquetípicas historias personales de esta delirante aventura que, para entendernos, llamamos historia.”

Músico, cineasta, pintor y poeta, ha publicado, entre otros, los libros: La matemática del espejo, La liturgia del desorden, Templo de carne, Volver al agua, Animalada (AnimaL uno, AnimaL dos y AnimaL 3D) y AnimaLhito.

http://www.clubcultura.com/clubmusica/clubmusicos/aute/index.htm



Poética

El artista es, más que nada, un loco. Un loco que, quizás, tiene un nivel de lucidez mayor que el resto de las personas, ya que ha encontrado la manera de exorcizar sus fantasmas personales a través de su creación.
Yo creo que el arista debe ser total, como los renacentistas. Ejercer una actividad artística es ejercer la libertad, es utilizar cualquier tipo de recurso con tal de poder emocionar a la persona a la que se quiere comunicar algo.

El artista no debe caer en la tentación arte a priori popular, ya que falsea su propio ate. El tiempo lo hace popular.



Poemas


DE UN TIEMPO A ESTA PARTE


De un tiempo a esta parte
se vigila los pies sin disimulo
convencido de su incierta trayectoria
y alguna vez se los quita
ante el estupor de los transeúntes
no sin antes haberse disculpado

en otros momentos en su dormitorio
cuando la soledad es más intensa
les da un giro de ciento ochenta grados
y se pone a rezar un padrenuestro
a los pies de su cama

(Del libro La matemática del espejo)



***


TRAVELLING

Van hacia el dolor inevitable,
los pétalos que la ternura perfumó.
También hacia el dolor
se convocan los planetas que estallaron
ante los deseos imposibles,
las urgencias sistemáticas que solicitaban
ser atendidas con la ingenuidad del abrazo.
Hacia el dolor,
el primer beso-padre-me confieso…
la rebeldía sin causa, Blue Suede Shoes y el Machado
de las dos Españas,
la memoria recuperada con ira,
los años de pureza insobornable,
el fervor de la lucidez positivista,
el heroísmo patético de la clandestinidad,
la lucha permanente, Camus contra Sastre
y Poeta en Nueva Cork
contra el Poeta en la Calle,
A Bout de Souffle y Buñuel excomulgado,
Yesterday y Dylan en la protesta,
Flower children, Warhol-Pop y Reich-Azul,
Mao, Mayo del Sesenta y Ocho,
Che,
Chocolate y humo y Laing
en el Nudo.
Dicen que Elvis colaboraba con el FBI.

Y Groucho ha muerto.

(Del libro La liturgia del desorden)



***



EL SURREALISMO NO ES EL REALISMO DEL SUR


El surrealismo,
de todos los ismos, es el único
inmune al paso del tiempo
porque en él no existe el tiempo
sino su paso por los sueños.

(Del libro AnimaLhada)

4 comentarios:

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Qué difícil, señor Aute, pensar en estos poemas sin su correspondiente música, sin la música que usted les imagina, sin la entonación precisa que usted les daría. Qué difícil leer estos versos y en lugar de preguntar qué significan, preguntar más bien si con guitarra o a cappella. Mire que es casi tan difícil como verlo a usted ahora por el sur surrealista, a usted y a sus caníbales light, sus canciones canallas, sus pinceles que fuman. Sus tantas cosas y sus tantos rumbos. Un saludo...

Pepe Ramos dijo...

Conocí tu obra poética a través de Basilio y me parece muy inspiradora. Igual que hay otros autores cuyas obras mueven a la reflexión o a la evocación, la tuya me desencadena imágenes y estructuras que me vienen de perlas para la mía propia. Con esto quiero decir que te debo agradecimiento eterno. Y en caso de que lo de la eternidad resulte un camelo, la oferta es canjeable por unas cervezas, que tampoco están nada mal.
Abrazote.

Guillermo Díaz Ceballos. dijo...

los pétalos que la ternurá perfumó.


buenísimo, maestro.

Un saludo.


g.

Conde Niño dijo...

Grande!