viernes, 22 de agosto de 2008

JOSEFA PARRA


















Mencionada por:
Antonio Marín Albalate
Mercedes Escolano
Juan Antonio Bermúdez
Iván Mariscal
Juana Vázquez
Esperanza López
Juan Frau
Raquel Zarazaga
Miguel Ángel García Argüez
Charo Troncoso
Viviana Restrepo
Fernando Sánchez Mayo
Esteban Maldonado

Menciona a:
Luis García Montero,
Aurora Luque,
José Manuel Caballero Bonald,
Mercedes Escolano,
Benjamín Prado,
Ángel González,
Pedro Sevilla,
Felipe Benítez Reyes,
Andrés Neuman,
Elena Medel,
Alejandro López Anglada,
Juana Castro,
Carlos Marzal,
Vicente Gallego,
Miguel Ángel García Argüez ,
María Rosal,
Eva Vaz,
Joaquín Pérez Azaústre,
Javier Vela,
Tomás Segovia,
Jesús Fernández Palacios
y Ana Rossetti.


Bio-bibliografía

Josefa PARRA -Jerez de la Frontera (Cádiz), 1965-.
Poemarios publicados: Elogio a la mala yerba (Visor, 1996), Geografía Carnal (Diputación de Cádiz, 1997), Alcoba del agua (Quórum, 2002), Caleidoscopio de Venus (César Sastre, 2005), Tratado de cicatrices (Calambur, 2006) y La hora azul (Visor, 2007), y el álbum ilustrado Oficios imposibles junto al pintor Carlos C. Laínez (AE, 2007)
Galardonada entre otros con el Premio Internacional de Poesía Loewe a la Creación Joven 1995, Accésit del Premio de Poesía Luis Cernuda 2000 y Premio de Poesía Unicaja 2006. Ha intervenido en diversas antologías y colabora en prensa diaria y revistas de literatura.




¿Poética?


EJERCICIO DE DERROTA

Recordar o escribir para vivir de nuevo;
para, como un imán, atraer al presente
las horas calcinadas por un fuego extinguido.
Dibujo o alineo las imágenes, digo
los nombres que avivaron la hoguera, recupero
la fragancia malévola de algún abril dormido.
Pero confieso, en fin, que nunca alcanzo el sueño
que me propongo. Es bello repetir la existencia,
pero lo que yo quiero,
lo que en verdad persigo cada vez que argumento
estas palabras falsas y brillantes y crueles
es vivir sin memoria, por ejemplo, la noche
única en Wadi Rum, descalza de experiencia.
Ver por primera vez mis pies sobre la arena,
el cielo punteado como un cedazo oscuro.
Hundirme en el dolor de aquel descubrimiento.
No volver al pasado, sino empezar de nuevo.






Poemas


LA INFIDELIDAD IRREMEDIABLE

Si, al final,
ha de comer la tierra tus delicados huesos,
y ha de dormir tu boca como una orquídea tierna
debajo de raíces y lianas, qué importa
que estés tan descubierto y accesible,
que encauces tu saliva en otros surcos,
que te des a pedazos cada noche
como Profana, y Cruel, y Santa Forma.
Si, al final,
has de ser a despecho de tu carne radiante
y de todo el deseo con que te he coronado
espléndido despojo que posea la muerte...

Del libro Elogio a la mala yerba



HABITACIÓN DE HOTEL, 1931
(Edward Hopper)

Si hubiera una promesa
entre tú y yo, una cita
prorrogada, una luz allá a lo lejos
con que poder guiarme;
si quedase esperanza
- aunque fuese una triste
diminuta esperanza -;
si alguna vez tus labios
hubiesen pronunciado
la palabra mortal que yo anhelaba,
o algo que me sonara parecido,
pienso que aún hallaría
razón para aguardarte.
¿Y quién sabe si el trueque de la carne
no fue, de alguna forma, una promesa?

Del libro Alcoba del agua





SEPTIEMBRE (II)

Alguna vez el mundo olvida sus fronteras
y en un lugar del Sur el otoño establece
una estampa de fríos y nórdicos países.

Una música extraña, la lluvia, la tristeza
han descubierto en medio de una plaza mojada
apetecible asilo donde asentar sus reinos.

Y esta mesa en que sorbo un café con desgana,
donde te echo de menos con absurda insistencia
-ah tu voz, tu sonrisa, la trampa de tu boca-
es la lejana isla o un pozo entre la hierba,
en tanto tú, nereida del mediodía, esquiva,
sabrá Dios qué otros mares más templados transitas,
qué olas ciñen y asedian tu cuerpo de sirena,
y si en este desorden podré un día encontrarte.

Del libro Tratado de cicatrices

5 comentarios:

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Te conocía, Josefa, de la antología del Premio Loewe, con poemas que no recuerdo, quizá no por otra cosa que el hecho de que fue hace bastante tiempo. Ha sido una alegría reencontrar tu poesía; y ese ejercicio "contra" la derrota, una poética que comparto.

Guillermo Díaz Ceballos. dijo...

...o algo que me sonara parecido.


Enhorabuena Josefa. Te buscaré en las librerías.

Globocautivo dijo...

Digo lo mismo. Enhorabuena, no te conocía pero ahora buscaré tus obras.
Esa definición de la poética me ha dejado meneando la cabeza.

Beatriz Vanegas Athías dijo...

La poesía de Josefa Parra te hace habitar los predios del cielo, del infierno y por supuesto, del paraíso. !Qué gran poeta eres!

Beatriz Vanegas Athías dijo...

La poesía de Josefa Parra nos hace habitar los predios del infierno y por supuesto del paraíso. Ahí está la palabra justa y lacerante que te hace reír pero también llorar.