viernes, 25 de julio de 2008

JUANA J. MARÍN SAURA






















Mencionada por:
Antonio Marín Albalate
José Luis Abraham
Inma Pelegrín

Menciona a:
Antonio Colinas
Luís Alberto de Cuenca
Clara Janés
Jaime Siles
Jorge de Arco
José Javier Aleixandre
Carlos Murciano
Fèlix Grande
Francisca Aguirre
Antonio Marín Albalate
Remo Ruiz
Sebastián Mondéjar
José Luis Abraham



Bio-bibliografía

JUANA J. MARÍN SAURA.-Murcia, 1 de Diciembre de 1953. Cofundadora de la revista cultural, Azahara. (Murcia, 1978-1980).“Premio Internacional de Poesía Zenobia- Madrid/1989”. Incluida en estudios, publicaciones literarias, antologías, revistas especializadas y textos sobre arte. Escritora de artículos en prensa. Su poesía se traduce al italiano, rumano e inglés.
Sus once libros publicados: 1975.- Desde el fondo mismo. (Ed. 23/27- Murcia); 1984.- El silencio de las lilas. (Ed.Torremozas, Madrid); 1985.- Rondó Veneziano. (Ed. Ayuntº. de Alcantarilla-Murcia); 1988.- Pagoda de diamantes. (Ed. Libertarias, Madrid); 1988.- El rastro del pincel. (Ed. Universidad de Murcia); 1988.-No son ángeles. (Editora Regional de Murcia); 1990.-A través de la luz. (Premio Zenobia. Colec. Rabindranath/Tagore, Madrid); 1990.- Para detener el tiempo. (Colec. Adonais, Madrid-1990); 1996.-Habitar el aire. (Huerga & Fierro Editores, Madrid); 2000.-Del azul. (Huerga & Fierro Editores, Madrid); 2002.-A veces. (Emboscall Ediciones/ Col. Ciclos, Vic-Barcelona); 2003.-Reimpresión de A veces. (Emboscall Ediciones/Col. Ciclos, Vic-Barcelona) más el inédito El ovalado cerco de la luna se encuentran reunidos en un volumen bajo el título de Carta de navegación. (Poesía 1975-2005) (Dtº de Publicaciones/Universidad de Murcia-2006). En 2007 publica INSTANTE (Signum edizioni d’arte. Milán/Italia)

Otras Publicaciones: En 2004, lleva a cabo la edición, coordinación y notas del libro homenaje Desde la amistad, para Mª Pilar López (Col. Azarbe Nausïcaa-Murcia)
Al sistema “Braille” durante los años 1996, 1998 y 2001 respectivamente, fueron transcritos sus libros de poemas: A través de la luz, Habitar el aire y Del azul.

Otras páginas sobre Juana J. Marín Saura:

http://es.wikipedia.org/wiki/Juana_J._Mar%C3%ADn_Saura
Juana J. Marín Saura en Hotel Palabras
Juana J. Marín Saura en Que no amanece nadie
Juana J. Marín Saura en el diccionario de autores de la Cátedra Miguel Delibes
Reseña de la antología "Pentagrama, cinco poetas españoles de hoy", en la que aparecen textos de Juana J. Marín Saura
Página de Juana J. Marín Saura en REMES
Reseña de Carta de navegación en Ababol, suplemento del diario La Verdad
Reseña de Carta de navegación en Campus Digital, revista de la Universidad de Murcia
Poemas de Juana J. Marín Saura para "La mujer rota"



Poética

Poder sentir un rayo de sol sobre la piel. Mirar el infinito azul del mar, o las noches estrelladas, andar... andar por una playa, sin límites, adelante, paso a paso, huella a huella sin tener que pensar en lo tortuoso que puede ser el camino, avanzar libre, constante, como las olas de cara a la luna...




Poemas



ROTA

Rota tu sombra en los espejos...
Rota la ninfa, sus preciosas alas.

Las orquídeas que hoy acompañan,
tus horas de morfina acumuladas
por gélidos goteros.


Roto el ángel en cada cuerpo
que se desliza sin control
en medio de la noche...

Rota la duda de la nada...

Los ojos rotos, siempre fijos
ante el mismo rectángulo
que sirve de frío desconsuelo
a la memoria.

Dividida en dos,
una mujer... rota...
sobre una cama herida.






BLASFEMIA

Acaso aquella noche blasfemé
contra el cielo,
para recibir el castigo de no verte...?

Guardianes alados unieron su fuerza
empujando mi vida al laberinto...






YO TENÍA

Yo tenía un amigo
que sin mediar palabra, lentamente
una tarde, tomó la ruta de los pájaros.

Yo tenía un jardín lleno de estrellas,
donde cada mañana
anidaba el rocío entre las rosas.

Yo tenía un laurel alto y hermoso,
bajo cuyas ramas buscaba
su fresquísima sombra en el verano.

Yo tenía un amor que decidió aniquilarse
bajo el frío polar de una tarde de invierno.

Yo tenía una isla, un rayo de luz irrepetible,
dos corazones adornando mis bolígrafos,
mis rotuladores… mi pluma…

Yo tenía… un corazón,
la suavidad del tacto cuando se aceleran los latidos,
una mirada tierna,
la sonrisa más fresca e inocente…

Ahora no sé si tengo algo,
y recurro fiel a la esperanza
con la que a diario ilumino
la vida que se me presta.