miércoles, 11 de junio de 2008

SERGIO C. FANJUL (a.k.a. Txe Peligro)
















Mencionado por:
Inés Toledo
Santiago Bertault

Menciona a :
Inés Toledo
Vicente Luis Mora
Miriam Reyes
Eusebio Lahoz
Ana Vega
Jose Luis Piquero
Agustín Fernández Mallo
Fernando Beltrán
Beatriz Ros



Bio-bibliografía

Sergio C. Fanjul nació en Oviedo en 1980 aunque desde hace algunos años reside en Madrid donde ha conseguido acabar la Licenciatura en Astrofísica antes de que ésta acabase con él. Actualmente cursa el Master de Periodismo UAM/El País. A pesar de tener la cabeza en las estrellas ha tenido tiempo para dedicarse a la literatura colaborando con revistas literarias como Fábula, La Bolsa de Pipas, Oniria, La Bella Varsovia, Lata de Zinc, El Invisible Anillo, El Elefante Rosa, Hesperya, Caldodecultivo, y otras publicaciones, blogs y fanzines de dudosa calaña. Ha ganado algún que otro premio.

Desde hace mucho tiempo mantiene el blog PlanetaImaginario (http://planetaimaginario.blogspot.com/)











Poética

No uso. El médico me la prohibió.





Poemas





I

tú querías ser Arthur Rimbaud.
poner color a las vocales.
recibir la bala de Verlaine. arañar con tus dulces zarpas
las almas de la burguesía. y huir con toda la gloria.
a los diecinueve años. con la carne aún blanca
y blanda. y la sensibilidad extenuada.
cagándote en Dios, ciego de absenta y láudano.

tú querías ser Guy Debord.
derrumbar la sociedad como objetivo. destruir
el Espectáculo y hacer de la vida cotidiana una revuelta.
buscar, debajo de cada adoquín, una playa. al final
sentir el hierro negro y frío contra tu paladar,
apretar entonces el gatillo. a los sesenta y tantos.
arruinado por el alcohol, ya casi muerto.

tú querías ser Johnny Rotten.
Dios Salve a la Reina. en los escenarios
de toda Inglaterra, manifestaciones puritanas
a las puertas de los bares.
me importa un cojón: Sid y Nancy consumidos por la droga
y ningún futuro para nadie. los dientes verdes
y un lugar de honor en la historia del (punk) rock.

querías agarrar la Tierra con los dedos.
hacerla retumbar contra los Cielos.





II

Mi corazón es pájaro y metáfora y mi pobre corazón
babea a popa y mi pobre corazón se va a la mierda
cuando late contra el mundo y él no cede. Ya no hay
casi lugar para el sístole y diástole y mi laico corazón
-tan metafórico-, tiene plumas empapadas y grandes alas
de cadenas. La asfixia de mi rojo corazón
-duro y mecánico-, aumenta a la inversa del espacio
que pierde a cada rato mi inútil corazón
-tan desplumado-, cansado de volar,
muerto en la jaula.






III

Cuántas veces puede enamorarse un hombre de una bala,
tomar voluntario la soga, dejar la silla, dos pies colgando,
un pie descalzo como un corazón desnudo
que todavía palpita ajeno a una muerte nueva,
voluntaria, elegida, cuántas veces vuelven a doler
un aroma, una voz, unos ojos conocidos que regresan
en los que duerme, al fondo, inquieto el recuerdo
tan vivo como una fiera que de nuevo sale de la jaula
precaria y oxidada del olvido, da un zarpazo, abre un pecho,
brotan lirios, cuántas veces puede un hombre elegir el veneno,
plantar la cruz, medir el nicho, cavar la tumba para el pecho,
morder su corazón enfermo, saber que duele
y que no duele al mismo tiempo,
tropezar dos veces con la nostalgia pétrea, caer de bruces,
chocar la mejilla contra el suelo, entre lirios,
frío, sucio y duro como un recuerdo que vuelve
y te enamoras de él como una bala
que ya te voló la cabeza en otra vida
y a la que aún amas.

8 comentarios:

La cónica dijo...

Qué grande, Txe. Busque una segunda opinión para la poética. Igual es compatible con las dotes narrativas, en las dosis adecuadas.

Me alegra verle por aquí

mj dijo...

Enhorabuena Txe! Todo un lujo aparecer por aquí. Sigues creciendo.

Aprovecho la ocasión para agradecer a los administradores-creadores de esta página la oportunidad que nos otorgan a sus lectores de conocer nuevas letras, que emocionan y sugieren mundos nuevos pintados siempre en poesía. Gracias.

Morgenrot dijo...

Hola,

He entrado en este blog porque me ha tocado las fibras sensibles su nombre: " Las afiniddes electivas ", uno de mis libros de cabecera y cuyo autor es un genio, un hombre completo como pocos.

Me he encontrado , de repente, con un poema duro, patético, que arrasa a quien lo sigue, triste hasta besar la tragedia. Pero me gusta.


Volveré, más veces si me lo permiten.

Lena dijo...

Muchas veces....

Un hombre se puede enamorar de una bala muchas veces.

Extraordinario poema.

Me encanta leerte.

Un abrazo

El detective amaestrado dijo...

No sé que me alegra más, si verte en esta página que tan a menudo visito y contrastar que sigues en pie, o disfrutar con la fuerza de tus palabras taladrando mis acantilados.
Un placer, amigo. De los de verdad, de los de antes

Guillermo Díaz Ceballos. dijo...

III es mordaz.

Cojonudo.

Enhorabuena Txe!!

Cambia de médico.

Luciérnaga dijo...

Qué alegría verte por aquí, Txe.

¡Un beso muy grande!

(PD: Yo sé que el poema I, aunque no esté escrito, me lo dedicas. Por más que lo leo no deja de gustarme, al contrario.)

guillermo sepulveda treviño dijo...

SERGIO TE CABO DE DECUBRIR Y NO PUEDO DEJAR DE LEERTE...UN ABRAZO