lunes, 16 de junio de 2008

CARMEN VALLADOLID





















Mencionada por:
Mª Jesús Soler ArteagaTobías Campos Fernández
Esperanza López García
Antonio J. Sánchez
Ana María Espinosa
Ana Isabel Alvea
Isabel Martín Salinas

Menciona a:
Antonio J. Sánchez
Tobías Campos FernándezRosa Mª García Barja
Ana Isabel Alvea
Mª Jesús Soler Arteaga
Pablo García Casado




Bio-bibliografía

Nace en 1969 en Almonte (Huelva) pero se traslada a Moguer, Matalascañas y posteriormente a Sevilla donde reside desde el año 2001. Realizó el taller de Creación Literaria de La Universidad de Sevilla en el año 2004, dando como fruto el libro “QUEDAMOS AQUÍ” de relatos donde está incluido “Los recuerdos de chocolate” Durante el año 2004, con la Tertulia delasombro participó en un recital poético y desde ese mismo año forma parte de la Asociación Itimad y colabora en exposiciones de fotografía, pintura y literatura, así como en recitales poéticos. Es la creadora de un taller denominado “Mercaderes de Historias” con la asociación Entenguerengue. En Febrero de 2005 le fue concedido el premio Voces Nuevas por la Editorial Torremozas, editándose así sus primeros poemas en su XVIII Selección. En 2006 quedó finalista en el Certamen Internacional de Microrrelatos “El Canto de las Sirenas” siendo la única española destacada. En Febrero de 2007 ganó el Primer Premio de “Cartas y poemas de Amor Rumayquilla” de la Asociación Itimad y quedó finalista en el mismo certamen con un poema. Desde el inicio de la revista Aldaba con la asociación Itimad, forma parte del consejo de Redacción, así como autora tanto en poesía como en narrativa en cada uno de sus números. En 2008 ha sido seleccionada en el II Premio Nacional de Poesía Hipálage cuyo trabajo presentado será incluido en la antología del premio con el título “Poemas para un minuto II”. Ha sido editada en 2008 en Cosmopoética, en su apartado Anónimos, en formato Cartel. Su libro “Trujamán” está siendo valorado por una editorial para su publicación y en breve aparecerá ilustrado un cuento infantil de su autoría. Ha realizado un ciclo de tres Talleres de Teatro, Guión y Cuentacuentos de la Universidad de Sevilla y trabajado de forma alternativa en diversas asociaciones. Como proyectos está trabajando en un libro de poemas infantiles y una novela juvenil, así como recopilando sus cuentos para adultos con la esperanza de que pronto salgan a la luz. Su próximo libro de poemas “Somos tiempo de montaña” ya está gestado y en reposo esperando que llegue la estación propicia. Ha publicado en el periódico “El Colectivo” así como en diversas páginas Web dedicadas a la literatura. En los siguientes enlaces se pueden ver una muestra de sus obras:

1.- Editorial Torremozas:
http://www.torremozas.com/epages/ea0701.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/ea0701/Products/CT0193
2.- Asociación Itimad: http://www.itimad.org/Certamenes%20realizados/II%20Rumayquiya.html
3.- Cosmopoética:
http://www.cosmopoetica.es/images/stories/descargas/Cartel-Viernes.pdf
4.- Periódico El Mundo: http://www.el-mundo.es/especiales/2004/04/cultura/microrrelato/relatos-80.html
5.- Blog Pintando Versos: http://pintandoversoslibro.blogspot.com/2008/03/incubando-carmen-valladolid-sevilla.html
6.- Revista Virtual Palabras Descalzas. Número 1 y 2: http://www.palabrasdescalzas.com/carmen_valladolid.html
7.- Revista Aldaba. Número 1 al 6 : http://www.itimad.org/revista%20aldaba.html

Y su blog: http://madameguignol.blogspot.com/



Poética

Desde el siempre. Es probable que hacia ninguna parte. Así la palabra.
Reconocer a los otros en la sílaba. Mirar una flor y ver cómo su aroma sube letra a letra hacía unas cuevas que archivan y clasifican, no sólo el olor, sino el lugar, la imagen, el objeto. Todo, letras. Sonidos que pueden, o no, pronunciarse. Sonidos que se dibujan necesariamente con ritmo. Ese que nos mece delante de la Luna. O el que nos arremete cuando pasamos por el camino de algún vagabundo y lo miramos desde la frontera. La frontera es siempre palabra. Qué, si no, separa el mundo.

Un bebé que balbucea palabras que van naciendo. Construcción de su mundo en el nuestro. Bello poema sin-sentido que nos llena de magnetismo. El querer ir hacia. Venir de más allá. Quedarse a veces. Dar a volar aquello que nació estancado. Soplar la vida que es inherente a la tierra. Soñar que las letras alfombran el dolor, se convierten en lámparas de mesa y nos leen desde su luz incitadora.

Tengo nubes en la cabeza. Y a veces se llueven unas a otras. Revolucionan lo que soy y lo humedecen. De ahí la hierba del poema. Su primavera. El ciclo sigue. Necesito evaporarme y pongo todas las letras en ello. Me siento y espero. Sé que el otoño llega. Y el viento, que compuse con sílabas prestadas, me moverá por dentro, arrastrará ciertas atmósferas y algún que otro ciclón. Sin hacer nada volverá el líquido al papel que soy. Se escribirán solas las historias que fueron semillas. Mirar cómo la mixtura de la forma se apodera del espacio. Y creer.





Poemas



Simbiosis

llámame en octubre
así rondaremos crujientes
y amarillos
no me gusta el verano
todo azul sin porqué
en octubre me recuerdo cuando niña

se para el tiempo en ese mes

y así
inmóviles
nos serán más rentables los besos
los abrazos
más l - a - r - g - o - s

si me llamas ahora

no encuentro el modo de expresarlo

tu piel me saturaría
es tanto el salitre del estío…

llámame en octubre
porque la noche llega antes
y el amor lo agradece
serás mi esplendor

acaloradita entre tú y el otoño
apagado el sol
sólo tu luz
quizás
de tanto recordarme infantil
engendre ese hijo frutal
que quite a octubre su fama de nostálgico

ya el verano tiene sus adeptos
deja que se quieran otros bajo el sol
yo elijo un manto de hojas doradas

llámame en octubre
no queda tanto

en ese mes la siesta no es bien vista
y sin embargo
nada más hermoso que amarse
detrás de las ventanas
humedecida SIMBIOSIS
llámame,
octubre nos reclama.

(del libro “Trujamán”)







VIVIR EN GROENLANDIA

Hoy
naufrago sin sobre aviso
Sólo gatos son mis dedos

Países
con frontera en la muñeca
Sin rostro
estática
sin ropajes

Un continente en mi tobillo
de cuya geografía
nada sé
de tan lejos como miro

Y soy

Este mapa vientreado
busca parir los infortunios
como el niño muerto del poema

Ayer no era

Hay un parque en mi garganta
especies que se agarran a mi mundo
ramas que superan mis visiones
y una fruta que advierte que no es tiempo

Seré

Mujer
o cualquier cosa
que nazca o crezca o resucite

si mañana me adivino
prometo hacer como si nada
y que la lluvia
de nuevo
me adormezca
en el país que hoy escapa

y que fui

(del libro “Somos Tiempo de Montaña”)












………………………………………………………………. DESDE LEJOS

Los edificios se hacen rayas inquietantes
donde sospecho cabezas o piernas

A
. punto
de

En las zonas oscuras palpo
ojos
que otros llaman tragaluces
y siento la desidia de los cuerpos

Cavilan
desma-dejan el sueño
se alcanforan
salivan sus grietas
sin mirar en perspectiva

----- mi línea
la que inventa mi edificio
me sostiene
en
--------- dirección
A

Este bloque de párpados cerrados
atrinchera
hace días
pequeñas ausencias
semejantes a la cáscara
de las nueces infantiles
ayer lindos barcos
de vida mariposa

me abandono a la impresión de ventanas que se asoman
se suicidan
no gustan de ser lo que son
aunque parezca inevitable

intuyo el momento
libertario
donde todos los huecos
parloteen
despidiéndose cristales-cerrojos-correderas
y el viento les penetre
en la raíz-cimiento
que unas manos amasaron
las líneas habitadas son ahora
s a l t i m b a n q u i s

(del libro “Somos Tiempo de Montaña”)

No hay comentarios: