viernes, 30 de mayo de 2008

JULIE SOPETRÁN


















Mencionada por:
Jesús Aparicio González
Gracia Iglesias

Menciona a:
Alfredo Villaverde Gil
Carmina Casala Diaz-Alejo
David Perez
Encarnita Huerta
Veronica Chavez
Diego Santos Sánchez
Francisco García Marquina
Gracia Iglesias
Soledad Cavero Beatriz Lagos
Dina Bellrhan
Esther Solano
María Teresa Núñez
Marta Alicia Pereira
Rosario Barros



Bio-bibliografía

Nací en Mohernando, provincia de Guadalajara, (España). Pasé mi adolescencia entre las ruinas del Monasterio de Sopetrán, donde mi padre edificó su hogar. Allí comencé a escribir a los doce años. Mi nombre Julie por Estados Unidos, donde viví doce años y Sopetrán , por dicho monasterio. Ambos lugares fueron los pilares de mi poética, así como México donde he viajado y experimentado su cultura. He publicado varios libros de poesía y recibido algunos premios, como el Carmen Conde, España y el Letras de Oro de la Universidad de Miami, en Estados Unidos. Mi principal interés es la Poesía.

http://eltiempohabitado.wordpress.com/




BÚSQUEDA

Recordando mi primer poema, experiencia poética, no puedo dejar de nombrar la vela. Sin ella, no hubiese podido inspirarme; su luz es un símbolo vivo en mi poesía. Cuando vivíamos en el Monasterio, no teníamos luz eléctrica, la obsesión de mi padre era crear esta energía, lo consiguió al cabo de un tiempo con la fuerza del agua del molino y un alternador, pero hasta entonces, la vela y el carburo, eran nuestros medios de alumbrado en las noches. Y a la luz de la vela, empecé y crecí escribiendo mis versos. Era ese el momento de sentirme libre. Desde entonces, sobrevivo en lo auténtico. Busco la luz. Creo en mi obra. Soy fiel a lo que siento y sigo el entramado de mi lírica. Me mantengo al margen de las corrientes modernas y es la palabra la que mantiene mi entusiasmo y me sorprende.





Poemas




SONETO AL AMOR

Si pudiera quitarte las espinas
con mis manos humanas y terrenas;
si pudiera mi fe sobre las hienas
plantar montes de jaras y de encinas…

Ahondaría los mares y las minas
donde el oro florece sin cadenas;
y podría robar las cosas buenas
que a través de la luz se hacen divinas.

¡Con qué empeño pondría en tu cabeza
esa saliva dulce o ese ungüento
que aliviara el dolor de tu desgarro!

No sé si es tuya o mía la tristeza
pero el dolor que sientes yo lo siento
como siente la tierra el sol y el barro.






DANZA DE ATARDECER EN TRES ACTOS
Ovillejo


¿Qué es amor sin esperanza?
Danza.
¿Qué responde a la razón?
El son.
¿Y qué predicen los pasos?
Fracasos.

Se perciben los ocasos
cuando el sol se aleja en calma
y en los espejos del alma,
danzan al son los fracasos.






CAPRICHOS DEL BOSQUE

Flor de jara
pegajoso
el gesto

Sonriente
ojos negros
el monte

Pergamino
de misterio
en calma

En mis ojos
tu belleza
llora…

…………


Entre hielo
un espejo
me mira.
En la imagen
el sol brilla
el agua
Y la risa
alardea
los miedos
Es otoño:
los caminos
juegan.

2 comentarios:

Jesús Aparicio González dijo...

A la luz de tu vela, Julie, recibo las bellas iluminaciones que son siempre tus poemas.
Felicitaciones

Julie dijo...

Gracias Jesús, eres siempre muy amable conmigo. Gracias sobre todo por leerme.