lunes, 11 de febrero de 2008

JESÚS JIMÉNEZ DOMÍNGUEZ

























Mencionado por:
Jorge Barco
Ángel Guinda
Hasier Larretxea
Ángel Sobreviela



Menciona a:
Henrik Nordbrandt
Jorge Boccanera
Robert Sabatier
Charles Simic
Anise Koltz
Li-Po



Bio-bibliografía

Jesús Jiménez Domínguez (Zaragoza, 1970) es autor de los libros de poemas Diario de la anemia y Fermentaciones (Olifante, 2000) y Fundido en negro (DVD Ediciones, 2007), premio “Hermanos Argensola”. Aparece recopilado en Campo abierto: Antología del poema en prosa en España, 1990-2005, edición de Marta Agudo y Carlos Jiménez Arribas (DVD Ediciones, 2005) y Los chicos están bien: poesía última, edición de Manuel Vilas (Olifante, 2007).




Poética

Remando al viento la soledad es una enfermedad de la piel…




Poemas



REMANDO AL VIENTO

Percy Bysshe Shelley, yo os pregunto:
Quien navega, ¿es del viento o del agua?
Si la verdad está en el fondo de las cosas,
¿es más cierta la barca que dentro del lago
acompaña, inversa y paralela, a esta que flota?
Si el tiempo quedó detrás, Polidori,
¿la barca de hace un minuto estará vacía?
¿El muelle que dejamos seguirá menguando?

En las afueras del cielo la noche ha borrado al día.
Pronto las ondas del lago borrarán el lago.
Y remamos, remamos sin las manos,
sin los remos, sin el lago, buscando sin los ojos
costa donde hacer pie, tiempo donde caminarnos.
Remamos sin orillas, sin más tierra prometida
que la que mañana nos dé a probar
el enterrador en el hierro de su pala.

Ahora la barca separa la noche de la palabra noche.
También mi corazón tiembla entre dos latidos contrarios.
Respuestas no hay: el viento silba su oscuro pájaro.
Sobre las tramoyas del agua vosotros calláis, yo canto.

(de Fundido en negro)





LA SOLEDAD ES UNA ENFERMEDAD DE LA PIEL

De noche silban los imanes de la destrucción.
El mismo viento que hoy nos arranca de raíz
nos cose con doble hilo al viento de mañana.
Somos manchas minúsculas bajo el tachón de la noche.
La ciudad donde caminamos es un zapato que aprieta demasiado.
Un aire sin cielo nos delata, nos viste para la desaparición.
Perdidos para siempre los planos del hombre
uno a uno se van cerrando todos los poros.
Nos hacemos impermeables en la soledad:
dentro de la piel no viaja nadie;
fuera de la piel, nadie nos ve pasar.

(de Fundido en negro)








EL LAMENTO DE QU YUAN

Confusión es una palabra que hemos inventado
para un orden que no se entiende.
HENRY MILLER


Soplaste en mis heridas y éstas se despegaron de mí.
Acostadas en el viento, rodando por valles y veranos,
tiernas aún, fueron a adherirse a la corteza de un árbol,
se posaron en el lago, echaron venas en otros cuerpos.
Encamado, hoy el mundo en su lengua nos maldice:
el bosque pierde pájaros, el agua escapa del agua
y el mañana es una mula que carga con sacos rotos.
Y así, cada cosa es una hemorragia, cada cosa está fuera
de cada cosa, es todas las demás menos ella misma.

Mujer que velas los amotinados límites de mi cuerpo:
Nunca borres con tu boca la boca de un misterio.
La verdad es una grieta que abre una ruta hacia el abismo.
La contradicción un país secreto del que siempre se regresa
con un beso en la espalda y una puñalada en los labios.

(de Fundido en negro)





KOJI KABUTO SE DESPIDE DE SAYAKA YOMI
ANTES DE PARTIR EN EL PLANEADOR

(HAIKU)

10 010 10 1010
01001 01 01 1001
1001110 11010010

(Transcripción:

Tu ojo lo dice:
Adiós es un país
siempre lluvioso.)

(de Fundido en negro)

2 comentarios:

Yllari Chaska dijo...

Tienes versos que detienen el tiempo. Me gusta. El haiku último es perfecto.
Saludos desde Perú.

Carlosclari dijo...

"...y el mañana es una mula que carga con sacos rotos"
Me han gustado todos los poemas. Este verso me ha parecido bellísimo.
Te seguiré, un saludo!!