viernes, 11 de enero de 2008

ESPERANZA MEDINA





















Mencionada por :
Marian Suárez
Natalia Menéndez
Francisco Priegue

Menciona a:
Aurelio González Ovies
Cristina Peri Rossi
Guillermo del Pozo
Herme G. Donis
Jose Luis Piquero
Marian Suárez
Nacho Buzón
Natalia Menéndez
Santiago García Castañón



Bio-bibliografía
Nacida en Avilés, Asturias, en 1964.
Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo y diplomada en Magisterio por la misma Universidad.
En 2006 gana (ex aequo) el Premio de poesía Ana de Valle. En 2007 se publica su primer poemario Escrito con la a…

http://esperanzamedina.blogspot.com/





Poética


Sensaciones, palabras y mentiras
se enredan en mis manos,
absurda, perpleja y dolorida
las veo entretejerse.
Atraviesan la piel
buscando lo que quieren,
no importa si protesto,
la lana con que hilvanan mis deseos
nunca me pertenece.
(…)


Desde que yo recuerdo le pertenezco por entero a la palabra.






Poemas


Mientras tú te paseas por la orilla
yo le echo sal al agua,
que no sepas que el mar se está muriendo,
que se vuelven insípidas las ganas.

Mientras duermes al sol sobre la arena
yo le echo azul al agua,
que no descubras nunca que incolora
va y viene gastando las palabras.

Mientras sueñas lejanos horizontes
yo arreglo la toalla,
que si el viento te obligara a girarte
tropieces con mis ojos en la playa.





NO SOY ORIGINAL

Trazo sobre tu cuerpo
con besos las palabras que otros labios
pronuncian a diario, sin misterios.
No soy original
(ni lo pretendo).

Tus desnudos, silencios,
me envuelven como ráfagas de mar
que arrasan desbocadas y aturdidas
todo lo que poseo
-penetran tierra adentro-
No soy original
(ni lo pretendo)

Invento
mil y un vidas gozosas, imposibles,
que liberen mi ahora, prosaico y embustero.
Tú estás en todas ellas…
No soy original.

Ni lo pretendo






Saliva,
que recorre las calles sedienta y vulnerable,
que alimenta mi voz,
que borra mis palabras
como el dedo cruel del desconcierto.

Saliva.
Va
de tus labios a mi alma
vivificando arrugas, sentimientos…





Espero una palabra de tu boca,
una palabra cálida, envolvente,
que ascienda con la risa,
que gire y me enmadeje,
que se estire, me esconda y me descubra,
que adelgace tu voz,
y haga que un hilo, indestructible y frágil,
me alcance a mi, truncando la distancia.

Espero una palabra de tu boca,
sin los sonidos que la distorsionen,
muda de todo lo que la distraiga
de llegar,
certera y codiciosa,
hasta las puertas mismas de mi boca…






CARTA ABIERTA

Dime que me calle
y yo,
que no pretendo otra cosa que tus ojos
enmudeceré dócil,
olvidaré los signos de las letras,
esconderé los lápices,
dedicaré mis manos a tareas
finitas, cotidianas…

Pero dime que vuele y te recree,
que preñe la palabra
de susurros, cosquillas, sensaciones…
de promesas, de lágrimas,
y dejaré
vacía mi despensa,
solitaria mi casa,
para que quepan dentro, sonrientes,
los nombres de los hombres
a los que nadie llama.

No sé cómo nombrarte,
pero sé que me escuchas,
que me hablas…
(situado justo frente a estas palabras).

1 comentario:

javier zapata dijo...

pues me gustan mucho tus poemas , enhorabuena