viernes, 28 de diciembre de 2007

JORGE BARCO























Mencionado por:
Antonio Pérez Morte
Antonio Huerta Orihuela
Víctor Manuel Pérez Mateos

Menciona a:
Nel Amaro
Antonio Colinas
Roberto Domínguez Moro
Pablo García Casado
Octavio Gómez Milián
David González
Antonio Huerta
Jesús Jiménez Domínguez
Ana Pérez Cañamares
Víctor Manuel Pérez Mateos
Antonio Pérez Morte
José Luis Piquero
Rafa Pontes
Antonio Portela
Alfonso Rabanal
Manuel Vilas





Bio-bibliografía

Jorge Barco (Salamanca, 1977) ha publicado los cuadernos de poemas El rastro de mis lágrimas (2000), Recuerdos de lo mío y de lo ajeno (2000) y Grandes éxitos (2005). Con Algún día llegaremos a la luna ha obtenido el Premio de la Academia Castellano-Leonesa de poesía 2007, libro que se publicará en 2008. Aparece traducido al alemán en la antología Iberia Polyglotta (2006). Vive en Jerez de la Frontera.





Poética ecológica

No puedo evitarlo:
Veo un árbol e imagino un libro.








Poemas


PARA QUÉ SIRVE JORGE BARCO

Jorge Barco inventó la penicilina.
Jorge Barco descubrió la Teoría de la Relatividad.
Llegó por primera vez a la luna en 1969.
Jorge Barco formuló que la fuerza de atracción entre dos
cuerpos es directamente proporcional al producto de
sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la
distancia que los separa, y los demás lo creyeron.
Jorge Barco escribió el Quijote y Arde el mar,
y Sepulcro en Tarquinia y Cuaderno de Nueva York.
Jorge Barco también escribió Platero y yo,
pero con pseudónimo.
La leche pasteurizada es de Jorge Barco.
La coca cola es de Jorge Barco.
Y la Poética de Aristóteles es una copia casi literal
de la que Jorge Barco escribió dos años antes.

Sin embargo Jorge Barco morirá.
No sabe cuándo.
Ya ves de qué sirve vivir en vida.

De El rastro de mis lágrimas





A MI PERRO

Arrastras esta hoja con los dientes mientras cuento
que te has portado mal y tú lo sabes.

No pido que comprendas las materias
de filósofos y genios elocuentes.
No aspiro a que te creas que hay un dios
y comulgues con la fe en la que he crecido.
Quizá nunca distingas los conceptos de izquierda ni derecha
ni qué es sentir amor.

Me conformo, querido Goya
con que no te mees en el sofá, en las alfombras,
en el suelo de la cocina,
o cualquier lugar que encuentres
menos en los que te hemos asignado.

Tú no lo entiendes.
Tú sólo entenderás por nuestros gritos
que en casa tienes que ir a los periódicos
y que la calle es grande y tienes ancho mundo.

Si yo pudiera, si me dejaran
mear sobre la prensa diaria,
salir a la calle y cagarme en el mundo,
si yo pudiera, querido Goya, sería feliz.

Tú no me entiendes.
No sabes la envidia que te tengo.

De Algún día llegaremos a la luna





A CORAZÓN ABIERTO

No penséis en la belleza del poeta
como un hecho constatado y lógico.

No os dejéis engañar por la palabra
colocada de forma tan perfecta
que transmite emoción y desenfrena.

No idealicéis al poeta, no lo merece.

Es un triste pecador que vive solo,
se emborracha y nunca reza.

Tras esos versos, de perfilada metáfora,
hay complejos de la infancia,
mala leche,
barrigas cerveceras y alopecia.

Sé que cuesta creerlo al conocerme,
pero no todos los poetas son tan guapos.

Inédito

miércoles, 26 de diciembre de 2007

LUCÍA BOSCÀ




















Mencionada por:
Sergio Castillo Pelegrín
Miguel Ángel Contreras
Andrés Ramón Pérez Blanco
Laura Rosal
Rafael Romero
Rubén Darío Fernández
Begoña Muñoz Mateu

Menciona a:
Adrián Nicolás Penela
Ana Pérez Cañamares
Angus Linuesa Cáceres
Arturo Méndez Cons
Bartolomé Ferrando
Daniel Martín Moreno
Domingo López
Eduardo Almiñana de Cózar
Félix Sevilla
Fernando Beltrán
Fran Plà
Garikoitz Gómez Alfaro
Jesús Ge
Miguel Alarcos
Miguel Ángel Contreras
Pedro Montealegre
Rafael Romero
Safrika
Sergio Castillo Pelegrín
Valerio Moreaz
Velocet
Víktor Gómez
A todos los miembros de: Escritores Sin Futuro, Manual de Antrología, Calambres Exquisitos y Dolmen de Empatía
A los once poetas críticos





Biografía

Lucía Boscà Gómez (Valencia, 1985). Trabaja como profesora de español para extranjeros en la Universidad de Valencia y estudia para terminar el Doctorado en el departamento de Teoría de los Lenguajes (UV). Su poemario (inédito)quedó finalista en el premio poético La Garúa (2009). Sus poemas han sido publicados en 23 Pandoras (Baile del sol, 2009), Estaciones desnudas (Editorial Cocó, 2007), Nube de Cifras(Editorial Cocó 2008) y Verso a verso II (Colección Náyade, 2005), así como en las revistas Vulture, Creatura y Adiós. Es corresponsable de la edición de los Cuadernos Caudales de Poesía (dirigidos por Víktor Gómez), coordina un taller poético en la asociación musical Mestre Serrano de San Antonio de Benagéber (Valencia) y es delegada en España de la Asociación solidaria Djodjole-Afrique.


Poética
Honestamente, hay cosas que todavía no sé.



POEMAS

Ser tierra,
surcos arremolinados
de tanta espera, daño
de lo indecible. Ser
entre el deseo y las huellas.
--------------------------Extender la mano,
perfilar vigilias
de un duelo
que hoy tampoco
termina ni
para nuestros muertos.





Y nunca hubo menos,
la verdad fue dicha
justo ahí.
--------------Otro
trozo de Jerusalem
en la espalda de un padre,
una piedra envuelta
y/ otro motivo más
para cambiar las escrituras.
La tierra no era de este mundo.----(No del nuestro.)
Entonces, alguien leyó y,
como si siempre hubiésemos estado
en la misma tierra, la tierra,
-esa tierra- comenzó
de pronto
----------a pedirnos perdón.





No sé
cuál de mis curvas
saldrá a buscarte
esta noche

ni
cuándo asumiré
mi condición
de llama.

Ser fuego,
ceniza entre tus manos
a la espera de viento,
trenza de lluvia

que todo lo arranca.

Y no basta morder las cuerdas,
la espera, la búsqueda.

No hay qué
para paliar la deuda.

Y tú me abrazas
pidiendo perdón,
tú,
con las manos
repletas de azar, de nieve.
Para mí.

Parpadean mis curvas de fuego.
Prende el hombre más próximo.
Y sus manos de azar. Su nieve.

lunes, 24 de diciembre de 2007

HILARIO BARRERO


















Foto: Mario Rojas



Mencionado por:
Felipe Servulo
José Luis García Martín
José Manuel Soriano Degracia
Jesús Aparicio González

Menciona a:
Xuan Bello
José Luis García Martín
Martín López-Vega
Joan Margarit
Luis Muñoz
Felipe Sérvulo
Jane Kenyon
Ted Kooser
Mary Oliver
Robert Frost
Donald Hall
James Schuyler



Bio-biografía

Hilario Barrero vive en Nueva York desde 1978. Es doctor por la Universidad de la ciudad de Nueva York. Ha enseñado español en la Universidad de Princeton. Ha traducido a Robert Frost, Ted Kooser, Donald Hall y otros poetas norteamericanos. Es autor de Siete sonetos (Imprenta Ebora,1976), In tempore belli (Premio de poesía Gastón Baquero, 1999), Las estaciones del día (Llibros del pexe, 2003), De amores y temores (Llibros del pexe, 2005), Días de Brooklyn, (Llibros del Pexe, 2007) y De otra manera, una antología bilingüe con poemas de Jane Kenyon (Pre-textos, 2007). Es colaborador de “Clarín” y sus poemas han aparecido en Aldonza, Hélice, Hueso Húmero, Poesía española, Reloj de arena, Revistatlántica y Turia.

http://mysite.verizon.net/hilariobarrero/


Poética

Oscura claridad.




Poemas



Postdata

Me arrimo a ti
en una calle estrecha
y dejo pasar la sombra
que nos viene siguiendo.

(de Educación nocturna)

Los de los tristes destinos

Al Museo le cambiarán de protectora,
reemplazarán los premios con los del vencedor,
derribarán estatuas y fundirán monedas,
sustituirán el nombre de las plazas,
serán reconocidos los dos hijos bastardos,
las fotos oficiales se venderán en rastros y subastas
y el brillo de la corte se amargará de olvido.
Con suerte, si no son fusilados,
sus cenizas irán al pudridero
y en los libros de texto serán un par de líneas.

¿Qué será de nosotros que somos solamente
dos cuerpos que se aman?
(Inédito)



***




"Early Sunday Morning"
Para Edward Hopper


Única criatura, la claridad
extiende sus raíces en la línea
horizonte de la calle vacía,
bautizando al color por su apellido:
azules infantiles, verdes lluviosos,
ocres enamorados, húmedos blancos
que son frontera con la sábana tibia,
el olor a café, la primera caricia,
y el roce de la muerte que, temprana,
teje precipitada la túnica del barro.
Dando razón de luz al carbón de la sombra,
el sol va señalando a la fachada
su destino de noche aún distante.
Dormidas las persianas, amarillo
despierto de septiembre, un visillo
entretiene su frágil esqueleto
en el lento columpio de la brisa,
mientras Mrs. McLaughlin siente un escalofrío,
protegida por Gato (y una buena ginebra)
y comienza a leer la última edición
del New York Times, cuando tan sólo son
las siete menos cuarto, en la recién
creada mañana del domingo.

(de In tempore belli)

viernes, 21 de diciembre de 2007

ALMA PAGÈS









Mencionada por:
Alfredo Piquer

Menciona a:
Antonio Ferres,
Adolfo Cueto,
Inés Hernando,
Ana Delgado,
Alan Mils




Biografía


Nací bajo el signo del Agua, es decir, bajo la memoria, el dolor y el sentimiento.




Poética


La poesía es para mí la contemplación de la existencia, su luz y su sombra, a través de la belleza.







Poemas



Desabrochada de ausencias
la bruma me raptó del sueño
Águilas serenas me brindan sus alas
y torbellinos taimados
simulan liberarme de
olvidadas cadenas que
la brisa fue trazando en mi piel
Extiendo un manto azul
lleno de caballitos de mar
sobre la hierba
Acaricio el asombro de
la tierra sedienta
y el estallido de la luz sobre
mi vientre empapado de rocío
Espejos de agua
inquietantes y lascivos
se desbordan en mi danza

(Poemas que olvidé escribir de joven)




***



África sedienta

Van lloviendo mis ojos
Van lloviendo mis manos
Martillea insomne mi lluvia
los largos caminos detenidos
donde el terror deseca
las huellas que fueron
testimonio de seres
habitados de agua

Les secaron la risa
Les secaron el llanto
el sudor, la saliva

Ahora sombras sedientas
se arrastran
en interrogación infinita
Y mi lluvia se llueve
incongruente y humana
Sin respuestas

(Memoria del agua)




***



Luna anaranjada
Sobre un mar de terciopelo
Latido acariciante
De la noche
Jadear de las olas

(Cuaderno de Aro)

lunes, 17 de diciembre de 2007

FERRAN FERNÁNDEZ

Mencionado por:
Agustín Calvo Galán
Gustavo Vega
José María Cumbreño
Bruno Jordán
Abel Santos
J. Jorge Sánchez

Menciona a:
Daniel Bellón
Isabel Bono
Carmen Camacho
Pablo Casares
José María Cumbreño
María Eloy García
Bruno Jordán
Carmen López
Kepa Murua
Javier Salvago






Bio-bibliografía

Ferran Fernández (Barcelona, 1956) es, desde 2000, profesor de Periodismo en la Universidad de Málaga. Anteriormente lo fue en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ejerce el periodismo desde 1980. Ha fundado y dirigido diversas publicaciones de carácter político-cultural. Ha trabajado, igualmente, en radio y televisión. En los últimos 20 años también se ha dedicado al diseño gráfico, sobre todo al cartelismo político-social y al diseño editorial y periodístico. Ha sido director de Los Libros de la Frontera, pequeña editorial ubicada en Barcelona, que publica la colección de poesía El Bardo, que en 2004 cumplió los 40 años de vida, y en estos momentos está poniendo en marcha Luces de Gálibo, otra editorial. Tiene publicados tres libros de poemas, Lógica sentimental (Barcelona, 1997), Sufrir en público (Barcelona, 2007) y Xeografía nocturna (Ribeira, Galicia, 2007).
Ferran Fernández se dedica también a la poesía visual, de la que ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas, y publicado seis plaquetas (Ulls, Barcelona, 1994; Poemas visuales, Murcia, 1997; Sin fonía núm. 1, Málaga, 2005; Sin fonía núm. 2, Málaga, 2006; Sin fonía núm. 3, Málaga, 2006, y Sin fonía núm. 4, Málaga, 2006). Su obra ha sido publicada en diversas revistas españolas y extranjeras. En el sitio http://www.ferranfernandez.com/ va apareciendo, desde febrero de 2004, una muestra de su obra gráfica y poética.



Poética

“No se le venía ningún poema a la mente. Era tan feliz como nunca lo había sido en su vida”. Orhan Pamuk, Nieve



Tres poemas



MANDAMIENTO

ámame sobre todas las cosas

por ejemplo

sobre la alfombra
sobre la mesa
sobre la arena de la playa

(Lógica sentimental, 1997)



***



PRINCIPIO Y FIN

al principio
no hay necesidad
de crear el principio

al final
tampoco se ve la necesidad
de inventar el final
el final simplemente se impone
pero sí es necesario
establecer un principio

un principio
que nos confirme
que hemos vivido
el intervalo

(Sufrir en público, 2007)



***


en el silencio
navegan las palabras
impronunciables

[Peligro de vida (99 haikus), de próxima publicación]

sábado, 15 de diciembre de 2007

HILARIO JIMÉNEZ GÓMEZ


























Mencionado por:
Javier Pérez Walias
Emilia Oliva

Menciona a:
Antonio Colinas
Ada Salas
Antonio Reseco
Basilio Sánchez
Daniel Casado
Diego Doncel
Félix Grande
Javier Rodríguez Marcos
José Manuel Díez
José María Cumbreño
José Miguel Santiago Castelo
Luis Felipe Comendador
Luis García Montero




Bio-bibliografía

El extremeño Hilario Jiménez Gómez (Montánchez, Cáceres, 1974) es Licenciado con Grado en Filosofía y Letras -Filología Hispánica-. Ha estudiado con detalle la escritura de algunos poetas de la llamada Generación del 27 y sobre ellos tiene publicados diversos artículos y trabajos, destacando el libro Lorca y Alberti, dos poetas en un espejo (2001) reeditado ya en varias ocasiones; citar también, entre otros, el volumen Pablo Neruda, un corazón que se desató en el viento (2005), que ha coordinado en el centenario del poeta chileno, y la edición de una amplia selección poética de Félix Grande titulada Una grieta por donde entra la nieve (2006). Profesor, conferenciante, colaborador en revistas científicas y de creación y jurado en varios premios literarios, en los últimos años se ha acercado a la creación poética: Paisaje sin figuras (1995) aún inédito, En un triángulo de ausencias (2003) ilustrado por Eduardo Naranjo, Versos color naranja (2003) y Delirio in extremis de un aguador con sed (2004), original composición en torno al agua. En 2006 vio la luz un libro colectivo con tres amigos bajo el título Cuatro poetas en un tobogán, donde recoge una pequeña antología personal junto con algún inédito.

(http://www.hilariojg.blogspot.com/)





CONVERSACIONES
(a modo de poética)

Ya sentenció Antonio Machado que la poesía es la palabra esencial en el tiempo, por lo que interpreto yo que es tarea del poeta no sólo profundizar en la esencia de las cosas sino percibir su discurrir en el tiempo; debe estar sumergido «en las mesmas vivas aguas de la vida», en expresión exacta de santa Teresa. No sé qué es la poesía... Leo y escribo y leo porque no entendería mi vida de otra manera. Nuestros sentimientos acompañan a la poesía, y a la vez los disfrazamos de pensamientos, deseos y vivencias; las poéticas sólo sirven para desnudarlos. El poema siempre será un misterio entre el poeta y el lector. No todos los poemas saben hablar de la vida ni todos los lectores han aprendido a mirar y a tener conciencia del tiempo. Como dijo Luis Cernuda, sólo podemos conocer la poesía a través del hombre; acaba donde el hombre acaba, pero a diferencia del hombre nunca muere.





Poemas



He seguido tus palabras y estoy aquí.

La noche cubre la estancia;
todo ya anochece.
Oscuro y abatido
mi cuerpo
se extravía en tu laberinto
y la eternidad
es como el agua al fin.

Y recogido en tu abrazo todavía
pienso
que la fugacidad del hombre
descansa en un suspiro,
el mismo que tú y yo
hoy compartimos entre sombras,
lentamente extasiados.

En un triángulo de ausencias (2003)



***


RUINA

Una casa oscura y vacía que invade la niebla.
Una cama deshecha de la que caen sábanas usadas.
Unos pasos que se despiertan dormidos
caminando ciegamente hacia la luz.

y ella le llama desesperada
... pero él no la escucha

La corriente de una puerta abierta
le arrastra sin remedio hacia el vacío
mientras la luna amanece con dientes de muerte
sonriéndole sobre las olas.

y ella le tiende su mano
... pero él no la mira


En su cuerpo desnudo la humedad del mar
hará brotar semillas y rosas negras
y las nubes contemplarán extasiadas
el milagro de romperse ambos en cada roca.

y ella le grita sin consuelo
... pero él no la siente


El niño galopa asustado por el viento
con el esqueleto de la luna entre sus piernas.
Y su madre atada entre las sábanas
llora vacía tras un espejo estéril.

Versos color naranja (2003)


***


LA BUSCA

Siempre esperó aquella noche de ventanas cerradas
donde abrazarse a un susurro amanecido
que le diera la mano y paseara su vida.

No recuerda por qué allí sus ojos
desearon probar besos mudos de madrugada,
cómo se dejó atar sin remedio
a cansados sueños de pies cansados,
su cuerpo humillado
ante el desnudo perfecto de la manzana madura.

Sólo confiesa que los pequeños secretos
no han desaparecido con las duchas ni los viajes.
Que dos manos sin dedos tejen por su espalda
la fina tela de las palabras que caen como el día.
Que tras esa voz serena y oscura se pierde
aquel viejo árbol enterrado en cemento.
Que ya no existe si cuando despierta
una sombra no duerme sin ropa a su lado,
con unos labios delgados y mudos
que se saben dueños de la tierra.

Cuatro poetas en un tobogán (2006)




miércoles, 12 de diciembre de 2007

JUAN ROJO




















Mencionada por:
Ángela Torrijo

Menciona a:
Ángela Torrijo,
José Ramón Huidobro,
Elena Medel,
Esther Muntañola,
Rafael Espejo.


Biografía



Juan Rojo, Madrid 22 de julio de 1960.





Poética


Escribo porque no tengo más remedio.
Las palabras se me salen formando historias.




Poema 1.



Marzo



Silencio.
Se espesa el aire
cuando lo nombro.



Miradas.
Cruzándose,
esquivándome.



Preguntas.
Qu e no hago,
que guardo donde ya no caben más.



Abuela.
Desconocida de pañuelo blanco.
Espejo de horror,
de descubrir mi cara
en el rostro de una mujer.



Hogar.
¿Mi paraíso, mi infierno?
Todo este peso me desploma.
La mentira era mi vida.



Dolor.
Lejos, muy lejos me iré
donde las sombras no alcancen,
donde zurcir el alma









Poema 2



Donde ella montaña, yo valle.
Donde ella vaguada, yo cumbre.
Si ella lago, yo pez.
Si ella flor, yo abeja.
Si ella cueva, yo espada.
Cuando ella volcán, yo lava.
Cuando ella trueno, yo relámpago.
Cuando ella terremoto, yo geiser.
Ella agua, agua yo.
Yo viento, ella mies.









Poema 3



Que no se atrevan a florecer los almendros
ni osen mirarme los narcisos
Lo quiero todo gris



Que el aire no me traiga perfumes
que no desaparezca la escarcha
de mi alma



Que la luna no alumbre su ventana
ni los relámpagos me recuerden su figura
ciega su casa y ciego yo



Maldito el tiempo que huye cobarde
y la aleja de mí
Maldita la vida que continúa
como si fuera posible
como si mi llanto no fuera interminable



----------------------

lunes, 10 de diciembre de 2007

TOBÍAS CAMPOS FERNÁNDEZ


















Mencionado por:
Edith Checa
Carmen Valladolid
Antonio J. Sánchez
Daniel García Florindo

Menciona a:
Ada Salas
Carlos Marzal
Antonio Gamoneda
Clara Janés
Daniel García Florindo
Lorenzo Olivan
Rocío Hernández
Chantal Maillard
Edith Checa
Carmen Valladolid
Gonzalo Rojas
Vicente Gallego
Blanca Varela
Antonio Cabrera
Caballero Bonald



Bio-bibliografía

Tobías Campos Fernández (Sevilla 1968).
Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla,
de su obra poética podemos citar títulos como
Inventario de nieblas “Finalista Premio Barro” Sevilla (1999),
La mirada inicial (Ed Cultural Myrtos, Córdoba 2007)
Lugar de las gacelas “Ganador Certamen de Poesía Marc Granell,
Villa D’Almussafes” (Publicación en 2008 Ed edicions 96 )
y La rotación del puzzle “Finalista premio Artífice, Loja” (Publicación en 2008 Ed Ayuntamiento de Loja. Su poema “El hombre de la esquina” ha sido ganador del premio Jirones de azul 2007.
Algunos de sus poemas se han recogido en la Antología Colectiva “Nosotros”
(Ed lautaro Sevilla 1993), a cargo del poeta Angel Leyva.
También cultiva el género Teatral con obras como “Ausentes”, “Mil Rostros”, o “ Reo en el puzzle”. Desde el año 2000 imparte Cursos y Talleres de creación literaria
en diversos Centros e Instituciones. Como Artista Plástico ha llevado a cabo diversas exposiciones de pintura tanto individuales como colectivas.



Poética

Que la palabra sea

leve quicio de asomo,

juglaría de ser

sobre la niebla.






Poemas



GACELA DEL TRIUNFO Y LA DERROTA


Al final
y al principio,
la derrota y el triunfo
son el mismo animal silvestre,
la misma carne viva sintiendo su verdad.

Todo es río y lugar de cristalina mudanza
donde nada ni nadie puede vencer ni ser vencido,
solo formar parte de la lluvia,
solo ser viajero
exhausto y radiante.


(Lugar de las Gacelas)





GACELA Y NADA

Junto al rito inmemorial de la presencia,
el vacío íntimo.
Junto a las sedes de las formas,
el espliego leve.


Cuerpo de la gacela vibrando
en el valioso eco de la nada,
cuerpo de la gacela morando
la trascendencia del desierto.


Sopla el viento de la noche:
nadie en el viento,
nadie y brote hacia el fondo
de su secreta epifanía.


(Lugar de las gacelas)






GENTÍO




Casi no podemos movernos

entre la multitud que grita

y calla vertiginosamente.


Algunos se suben

a los hombros de otros

para ver el gentío

y descubren, asombrados,

que no hay nadie.


(La rotación del puzzle)

sábado, 8 de diciembre de 2007

MARTÍN RODRÍGUEZ-GAONA











Mencionado por:
Elena Felíu Arquiola
Sandra Santana

Menciona a:
Juan Manuel Artero
Eduard Escoffet
José Luis Pastor
Jaime Rodríguez


Bio-bibliografía

Martín Rodríguez-Gaona (Lima, 1969) ha publicado Efectos personales (Ediciones de Los Lunes, 1993), Pista de baile (El Santo Oficio, 1997) y Parque infantil (Pre-Textos, 2005), y ha vivido en Perú, Estados Unidos y España. Ha sido coordinador del área literaria de la Residencia de Estudiantes, donde antes tuvo una beca de creación. Poemas, traducciones y ensayos suyos han aparecido en Babelia, Eñe, Riff-Raff, Quimera, Matador, RevistAtlántica, Litoral, Cuadernos de la Huerta de San Vicente, El Boletín de la Institución Libre de Enseñanza y El Diario de Poesía de Buenos Aires.

Ha traducido Pirografía: Poemas 1957-1985 (Visor, 2003), una selección de los primeros diez libros del poeta estadounidense John Ashbery, y también ha realizado versiones de Gertrude Stein, H.D., John Giorno y Jack Spicer, algunas de ellas aparecidas en la antología Amores iguales (La Esfera de los Libros, 2002).

La obra de Martín Rodríguez-Gaona, ha sido analizada en el estudio En la comarca oscura. Lima en la poesía peruana 1950-2000 (Fondo Editorial de la Universidad de Lima, 2006).





Poética

Cada poema escribe sus reglas y sus límites. Me gustaría estar entre aquellos escritores que, al menos, contribuyeron a que se continuase leyendo con pasión, con rabia y con ilusión.




Poemas




EN LA ESQUINA DEL PASAJE COMERCIO
Y LA CALLE TRES CRUCES


Puedes ser lo mejor del mundo,
tener pegada y rapidez
pero esos golpes, una vez que entran,
nunca más salen
y has estado en feroces intercambios
cuyas huellas
humedecen hoy en día
las cuerdas y el cuadrilátero.

No hay amistad, no hay amor,
sólo la lucha entre quienes aprenden
las leyes del juego
y la nostálgica admiración
de aquellos que quedaron fuera.





LA PREPOTENCIA DE LOS SENTIDOS

Otro más ha entregado su cuerpo
en el intento estival de cruzar
el Estrecho.
Piensa en el Palacio de Oriente:
Tiempo para el recogimiento
y la dictadura de lo hermoso.

Querías una foto
para probar qué lejos has llegado
-la tarde naranja y un camino
de cruces-
pero la estación cubre de polen
la villa: ve a casa,
no quedan aquí medallas
y hoy estornudan cientos de gatos.

No hubo ojos para el fulgor
en la Catedral de la Almudena:
Tu rostro solo sin mar y el fuego.





DIOS ES UN DEEJAY Y APENAS BAILA
SU PROPIA MÚSICA


Carteles de los años veinte, versiones
recién bajadas y distintos compañeros de piso.
Comparten conciertos -Rufus Wainwright,
Franz Ferdinand,
La Habitación Roja- que, como una voluta de humo,
ponen en marcha el desfile habitual
de colores espontáneos, bien definidos.
Los amigos preparan bebidas intensas
con hierbas aromáticas y azúcar.

Mirando postales y fotografías de ciudades
hoy lejanas, celebran nacimientos, contratos por obra,
amores canallas.

No tienen corazón para decirle a sus padres
que la guerra continúa y nuevamente
están muy cerca de los que han perdido.

de Madrid, línea circular