lunes, 22 de octubre de 2007

SUSANA BARRAGUÉS












Mencionada por:
Sonia Betancort

Rafael Saravia
Eloísa Otero
Aída Acosta
Raúl Vacas
Fernado Díaz San Miguel
Isabel Castaño

Menciona a:
Raúl Vacas
Sonia Betancort
Fernando-Díaz San Miguel
Miguel Ruiz Risueño
Eloísa Otero
Victoriano Crémer
Antonio Gamoneda
Rafael Saravia
Nacho Abad
Silvia Zayas
Victor M. Díez
Daniel Aldaya
Fernando Luis Chivite del Pozo
Antonio Colinas
Kirmen Uribe
Rafael Courtoisie
Juan Carlos Mestre
Amalia Bautista
Fátima Frutos



Bio-bibliografía

Libélula. Licenciada en Ciencias Ambientales y en Humanidades, trabaja en el sector de Recursos Energéticos Internacionales, realizando estudios de física de viento y prospecciones de terreno para la promoción de parques eólicos. Ha recibido, entre otros, el Premio de Letras Jóvenes de Castilla y León, el Premio de la Academia Castellano Leonesa de Poesía, el premio Francisco Ynduráin a la mejor trayectoria literaria joven, el Premio Ana Maria Matute de Narrativa Corta y el Premio Injuve a la Creación Joven. Ha publicado el libro de poemas “Los hipódromos del corazón” (Fundación Jorge Guillén, 2002) y el libro de relatos cortos “Los ladrones de cerezas” (Fundación Bilaketa, 2007). Próximamente publicará “La campesina fascinada” (Injuve, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales)
Sus grandes pasiones son el jamón serrano, la etimología y la pandereta.


Poética

Escribo porque me turba la multiplicidad aún no designada que hay detrás de la palabra “cosa”.



Poemas

Beso


La niña que se abandonaba por primera vez a un beso larguísimo, y desplegaba de súbito unas grandes alas, gruesas y húmedas,
que le nacían bajo las costillas.

Y mientras besaba, mitad hembra mitad ganso, esponjaba las plumas gustosamente hacia la brisa.




Reflejo


Tengo miedo de ser esa mujer que se detiene un día, frente a los escaparates de unos grandes almacenes, y descubre que no se reconoce a sí misma en su reflejo. Tengo miedo de ser esa mujer que asustada, deja caer las bolsas de la compra por el suelo, y grita señalándose a sí misma en el cristal. Tengo miedo de ser esa mujer que se recompone, mira alrededor, recoge deprisa las bolsas de la compra, y deja tras de sí a una parte de ella misma enloqueciendo frente a su reflejo en el cristal. Tengo miedo de ser esa mujer que se aleja caminando de sí misma, comentando con desconocidos, ¿Has visto a esa mujer, que grita frente a su reflejo, como si no se reconociera a sí misma?




Todas las cosas imperfectas


Todas las cosas imperfectas, el diente torcido, el zapato que cala, la leche que cae, las costuras, el guante perdido, la mora que explota sola antes de tiempo, en mitad del vacío,


los adoquines sucios, las palomas sucias, los cuerpos sucios, las alambradas, las coincidencias, las aproximaciones,


la entomología, el cuerpo del hombre dentro del agua, los tendidos telefónicos, el besugo, el beige,


el metro, el centímetro, el milímetro, lo extraordinario, los decálogos, los cómputos, las colecciones inútiles, la levadura, los bultos,


los letargos, las lechugas, las tentativas, lo insoluble, la desalación del agua del mar, el grito ¡suéltame!, el desorden,


las vértebras, los versos, las berenjenas, los oculistas, las instrucciones de las lavadoras automáticas, el cuerpo de la madre,


los días, el dolor, los lunares, el amor, la confusión del amor, el embrollo del amor, la maraña, el revoltijo, lo que yo te pedía y tu me diste, el tropezón, la obsesión por lo perfecto.


Todas las cosas imperfectas o la promesa de no nos separaremos nunca.

5 comentarios:

Amor dijo...

tras lo imperfecto yace la armonía perfecta que a simple vista no se percibe

amor

de Vacas y Castaño dijo...

Querida libélula, te cambio un par de alas por unos metros de hilos de la luz.
Y digo yo que ¿cuándo podremos verte el pandero?

Rosellini

elo�sa dijo...

libélulame un rato, batir de alas

Adriana dijo...

hola... espero de alguna manera que pueda llegar este mensaje a susana... no encuentro forma de ponerme en contacto con ella! me dejó su libro el ladrón de cerezas en un concierto y estoy fascinada con ella desde entonces... sólo querría decirte que eres maravillosa! tu escritura es única, cómo cuentas cada detalle haciéndonos viajar a lo inesperado...
y cada poema tuyo es un regalo.
me gustaría que te llegaran estas palabras, mi admiración y mi agradecimiento por darme este libro aquel dia de junio... besos!

iliria dijo...

Me dicen ke estás en New York,será ke se te keda pequeño el universo en el ke escribes y en un futuro alomejor te sales del mapa de tu universo infinito por si te haces idea de dónde keda eso.

Un abrazo: Txiki M.