martes, 2 de octubre de 2007

SERGIO CASTILLO PELEGRÍN



















Mencionado por:
Agustín Linuesa Cáceres
Garikoitz Gómez Alfaro
Lucía Boscà
Rafael Romero

Menciona a:
Pedro Montealegre
Mariángeles Villena Moreno
Jennifer Arnau Lapiedra
Agustín Linuesa Cáceres
Garikoitz Gómez Alfaro
Lucía Boscá Gómez
Izaskun Gracia Quintana
Álvaro Yedra
David Morant
Félix Sevilla
David Castillo Pelegrín
Los once poetas críticos
Todos los demás críticos: Los vivos y los muertos
El colectivo poético Calambres Exquisitos




Bio-biografía

Nacido el la Valencia de flores y luz.. El 5 de septiembre de 1978.Licenciado en Filología Hispánica. Futuro fundador de una escuela libertaria. Ocupado con un curso de energías renovables, en patrón sin barco y buzo sin bombona. Igual adoración por la montaña. Y sobre todo por la física cuántica. Participo en el colectivoterrorista destructivo poético: http://www.calambresexquisitos.blogspot.com/Y en otra andanza emotiva y picapedrera:http://www.dolmendeempatia.blogspot.com/ No he publicado fuera de la red. Ni me he presentado a ningún concurso.



Los poemas


Poética.

¡Señoras!
¡Señores!
Ya no disfruto con malabarismos sospesados de merengue
Con el tiempo
Que se pierde
Hablando con una escoba en la barbilla.
¿Títeres?
(Mejor sin cabeza)
Por que no tendremos nada
Hasta no tenerlo todos
De lo que siento
En lo que digo
Cosas que decir
Ante la luz que apaga lo mirado.
Truenos y rayos.
No quiero
Que mi oportunidad de contar,
Traiga dolor,
Sea una imagen,
Sirva de algo,
Evoque otros algos.
Los números no riman.
Quiero
Que haga
Todas esas cosas.



PLEGARIA CERRÁNDOSE ABIERTA

Levantemos los puños que apuntalan el aire,
Y el cielo
Nos abrirá las palmas.

Para categorizar el amor de Dios basta la ira de los hombres.
El desencanto de pisadas que sumergen por doquier
Páramos de muerte.
¿Te arrepientes de tu planta?
Estrellas hay que relucen angustia.
Pide perdón.
Concédetelo, cantando cada tarde a las siete,
Lo cabrón que has sido durante el día.
Escaramuzas de deseo
¿Perdiste alguna?
¿Defraudado?
A quien le duela una verdad calle de una vez su mentira.
Hay gatillos percutores que con una chispa se cogen con pinzas.
Cabos como piedras deriva,
Alas mojadas,
Pecio zozobra,
Conmigo,
Con todo,
Contigo,
Hundiéndose.

Ve de fuera hacia dentro y mira por cuando.
Desengáñate.
¿Y nos llamamos humanos, nos llamamos animales, nos ponemos nombre?
Desengánchate.
Búscate dentro una rosa que se muera de frío.
¿Por qué se nos pegan a la cara sonrisas de idiota?
Enmudece,
Que hable parca la vista.
Zahories vendados de zanahoria supurando verde.
Dale tú, el valor que quieras a las rocas.
Luego,
Haz ladrillos.
¡Pasen y vean! ¡Asómbrense ante el pasatiempo del mundo!
Funambulitas por fascículos.
PLAFF.
Adelante, el siguiente.
Sabed,
Alguien os dirá:
Yo existo.
La mentira está
En lo que dice el viento.
¿Cómo llegué hasta aquí donde nada hay sin ruido?
Señuelo desprendido de tantos entrecejos,
Tantos, como cebos acampados por el suelo. ¿Tropiezas?
¿Te sajaron pestañeante un golpe de vista?

Hay de todo,
Nada aquí hay que resista
Su peso exista
Bajo sus huesos blancos
Tuétanos como intenciones vanas
Que penden de ganas
Sopladas por prisas
Con tanto desaire
Y aliento a bocanadas que entrecorta la voz.

Será tal vez
Por este chapoteo
En esta balsa de aceites
A más de diez mil grados
Que ponen a malas
Cuando flaquea el esfuerzo
Que como todo
Falla.
Cuando todo marcha
Y no quedan buenas ya
Una gota y tras otra,
Otra.
Ondas alejándose peregrinas mientras
Se deshace el tiempo
Se deshace en nada.
Ahogados como siempre:
En embarcaciones de guerreo subacuáticas.
Y nos descentramos como letanía por un océano maléfico.

¿Crees que no lo sé?
¿Crees que no lo pienso?

¿Pero… qué corazón hacina gusanos araña?
Yo, tu, nosotros, vosotros, ellos.
¿Qué miras? ¿Qué haces? ¿Qué salpicas?
Monda, monea y planta un árbol.

(TENEMOS)


El hipertrofiado sentimiento atrofiado.
Vendidas las amnistías,
Contadas las gracias,
Salves “el que pueda”.
La catástrofe en el portal, cándida, como mariposas en la autopista.
100milones de barriles diarios,
a -según el día-
millón de dólares el barril.
150 especies de sol a sol al garete.
Buena y mala uva.
Corderos, cerdos, vacas y ovejas.
Mares gráficos,
Cielos de humo,
Tierra expirando.
Fuentes, váteres, televisores, plataformas, altavoces.
Rivales, amigos, palabras que sucumben al plañir cada lengua.
Power rangers de dios.
Legiones de Cristo.
Dueños del estrado.
Misericordias Haelm más fuerte
S.A. y SL.
Paramilitares, talibanes, periodistas, curanderos, ejército, gobiernos, milicias.
Utópicos, abogados, guerrilleros, revolucionarios,
gente en el sofá con pasteles.
Limpio azul impío
que cuando lo meneas
sale la nieve.
Lágrimas atascadas de verter penas
Guasa contagiosa
Resoluciones de la ONU.
Ciudades
Endémicas
De arbustos
Rodando.
Desiertos
De muertos
Probando
Vivir.
Y corsarios y poceros y bribones y pateras y cañucos and America’ s cup.
Burdeles para el mundial de 700 clientes por turno.
Ya han pasado 15 minutos.
Santurrones de pedófilos seminaristas,
Creedores ciegos,
Creadores feos
De almas nutridas por farsante inmundicia.
Mondones que se creen llenos
Nuestro pellejo a recaudo de cómo a 200 se les pone dura entre las piernas.
No tenemos
Sentido
crítico.
Tenemos:
En cada boca
La voz de un poeta.

(PODEMOS)

Conclusos amaneceres con tardes de sangre.
Romperle el culo irresistible a una niña de siete años.
Comunismo, capitalismo, consumismo, feudalismo y el –ismo que nos salga de la
polla.
Menos duchas y tragos.
Más luchas y pagos.
Guiñar los ojos para apuntar mejor.
Endurecer como un diamante la mirada de un niño.
Levantar la mano a una mujer y esconderle la sonrisa,
Cuando lo que hay es
Que bajárselas y provocarlas.
Correr oliéndonos el culo
Mucho peor que perros.
Emplumar 90 grados palets desgarracielos, a toda costa,
para los bancos.
Club asocial,
Pistal de pade,
Canto de diente
En 40 años tuyo.
Sudando la refrigerante sangre de la máquina que nos despedaza.
Pensar:
es su función.
Daltonismo acérrimo
El mismo observador creador
Decirle:
Trabajo.
Trabajo por un hueco en el cementerio,
Por un trozo de memoria.
Tierra, mar y aire
versus
muerte, grasa y polvo.
Ser un tío tenaz
Que tire
Lo que cien millones necesitan.
Alfabetizar con el lenguaje de la guerra todo mundo.
No podemos
Callar
Mientras caemos.
Podemos
Girarle
Las agujas al reloj.

Por cuánto,
Hacia dónde,
Hasta cuando,
El desquiciado inconforme de panza lleno.
Si jamás
Nunca.
Regurgitan.
Siquiera digieren con ruidos que alinean para
Ser organizados cada cual en su actual sitio
Particularidades de lo mismo,
Según los órdenes:
Primero,
Segundo,
Tercer Mundo.
¡Que suerte!
Fortuna de embutidos tímpanos.
Ojos que brillan igual.
Rastrojos henchidos de dudas hechas
Del mismo pensamiento también engullido
Habilidoso y eficaz yunque de la farsa.
Tan débil como una gota,
tan leve como una de las gotas.

En afonía profunda, pensé:
Soy lo único que existe.
Hice y miré por mi grieta.
Y le pusieron su nombre
Que no nos lo dice todo
No todo
Sí nada
Que se hace el sordo.
Y que esta garganta,
Tan hipócrita por lo de ayer,
por lo de hoy,
por pasado mañana.
Todavía perpetúa en condena
También
Traga.
Esa turbia agua lastimosa que da tanta sed
Viva, muerta o soñando,
Vete tú
A saber.
Mientras
El poso del pensar enarbola incendios dentro.
Escucha.

¿Cuánto hace falta para que no falte nada?

Frotarse las manos con otras manos
Arrugadas por la forma de cerrarse
Al demoler la misma obra,
Abriéndose.
Imaginaria y confirmadora.
Configuradora y sistematizante.
(Que abarca realidad apagando esencias)
Desde la primera puta punta de piedra hasta
El primer gruñido consentido.
Realidad apagando esencias.
Igual calor quebrado por la estrechez
De cómo le infieren las cosas,
De como las hacemos reales.
Prisiones corteza.
Tapias que afligen el horizonte.

Hasta las estrellas.
Son ojos que brillan igual.

¿Decidís?
Tirad una piedra.
Escribid un poema.
Mandar a pastar las losas y los naipes.
Sabed,
alguien os dirá:
También yo existo.
Volcaos sobre quien lo haga.
Érase una vez un día que se hizo noche y todos soñamos despiertos.
Sabed,
Quizás
Hay que dejar de hablar para que nadie diga
Y empezar a mirar el pensamiento que llega en cada mirada cruzada.
¿Eres de tu tiempo?
¿Existen lugares sin sitio y tiempos sin momento?
Que brille el sol cada medio día y cada media se ensombrezca una tarde.
Sólo un chasquido todos
(chasquido)
dedo gordo paraíso averno.
¿Nos hacemos uno?

Lamenta
Hombro lamenta,
El maldito pulgar oponible.
Levantemos los puños que apuntalan al aire
Y el cielo,
el cielo,
Nos abrirá las palmas.

ASÍ
La inescrutable senda de la vida colma de melancolía mi mirada,
Y es la pérdida continua de las cosas,
Que carece de rigor y de orden
Como lo cruel,
La que me une a los precipicios de lo que llamamos real.
Mientras me destiño.
Y así,
Veo lo lleno vacío y los vacíos llenos.
Desde sueños,
Desde realidades somos un espejo,
Yo reflejo esto.
Pero este no es el principio.
Todo calor derrite el hielo.
Otra vez desnudo, no es poco, te desligas todo lo que puedes,
o te ahorcas.
Y el humo enrojece tus ojos…

7 comentarios:

safrika señorita dijo...

Hijo mio! aleluya, aleluya!
Me alegro tanto de que esté ya usted aquí!

Luciérnaga dijo...

¡¡¡GUERRERO!!!

"Levantemos los puños que apuntalan el aire,
Y el cielo
Nos abrirá las palmas."

¡OH SÍ!

Y qué sincero! Y qué crítico! Y qué guapo!

Atteneri dijo...

Yo me sumo a las alegrías incontenibles!!
Enhorabuena Capitán de capitanes!!

sergio castillo pelegrín dijo...

Gracias, no sabéis cómo os quiero, hasta casi el pecado (si creyera), para cuando la comuna libertaria????

aprendiz de titiritero dijo...

En hora muy buena Capitán Cuantico!!.
A lo de la comuna me apunto.
( en tiempos fuí el anarquista expropiador, pero morí ahorcado).

Cucaracha homicida dijo...

Enorabuena, fermoso =)

Pedro Montealegre dijo...

Te pillé: hasta que por fin apareciste, killo: enhorabuena: y estoy mudo estos días por Calambres y asociados, pero los leo atentamente

kiss