lunes, 29 de octubre de 2007

IVÁN MARISCAL




















Mencionado por:
Miguel Ángel García Argüez
Juan Antonio Bermúdez
Manuel Ortega
Manuel Fernando Macías

Menciona a:
Miguel Ángel García Argüez
David Eloy Rodríguez
José María Gómez Valero
David Monthiel
Pedro del Pozo
Manuel Fernando Macías
Juan Antonio Bermúdez
Luis Melgarejo
Juanjo Barral
T. S. Norio
David González
Josefa Parra
Manuel Ortega




Bio-bibliografía

Iván Mariscal (Jerez de la Frontera, 1976). Escritor, compositor, filólogo y periodista. Ha publicado los libros de poemas Comprensión de la penumbra (Editorial 4 de Agosto, Logroño, 2008) e Itinerario de la luz en el libro conjunto Un zumo de tres sabores o un itinerario compartido (Fundación Inquietudes, Cuadernos Caudales de Poesía, Valencia, 2009). En 2007 se le le concedió el primer premio de poesía del XIV Certamen Expresión Joven de Jerez de la Frontera. Ha sido antologado por la Fundación Juan Ramón Jiménez en Voces del extremo. Poesía y capitalismo y en Voces del extremo. Poesía y canción. Pertenece al colectivo La Palabra Itinerante.


Poética

No tengo ninguna, la verdad. Pero ahora se me viene a la cabeza un poema de Juan Larrea:

“Sucesión de sonidos elocuentes movidos a resplandor, poema
es esto
y esto
y esto
y esto que llega a mí en calidad de inocencia hoy,
que existe
porque existo
porque el mundo existe
y porque los tres podemos dejar correctamente de existir”





Poemas



ITINERARIO DE LA LUZ

Qué poco nos queda para llegar,
qué débil impulso nos basta.

Sólo torcer el cuello
mirarnos el pecho
concentrarnos en la carne
obviar el músculo
vislumbrar el hueso
perdernos en el blanco
traspasar lo blanco
llegar a la materia
bucear en la materia
nadar más abajo
y más abajo
y más abajo
y encontrarnos un fondo
y en el fondo unos peces
y entre los peces un pez
y en el pez un microbio
y en el microbio su interior
y en su interior una luz.

La misma luz
que guía a los barcos en la tormenta.




EN UNA PLAZA

Me encontré en la Riviera francesa,
al pie de los Alpes marítimos,
en una plaza con puestos de toldos a rayas.
Hacía fresco, y el más hermoso
atardecer que hayas visto
descendía de las montañas
y dejaba una acuarela pastel en las ventanas.
Se habían acabado de encender las farolas,
de esas antiguas y esbeltas, entre naranjos,
y sonaba el acordeón de las terrazas.
Por aquí y por allí las chicas
tomaban café, miraban al cielo,
besaban a jóvenes alegres
y me imaginé escribiendo un poema.

Hay sitios buenos para suspender el tiempo,
estar siempre, inarrebatables,
benditos lugares donde se podría morir.
Y éste es uno de ellos, pensé
mientras devolvía la foto.




LECCIÓN DEL AGUA

Y allá van,
después del amor,
separándose,
quién sabe si para siempre.

Ellos lo desconocen,
pero se deshacen
para mejor saberse
y cumplir su misión.

Como el agua se reparte
ella misma
para ser agua
y dar de beber.

1 comentario:

Eddie (J.Bermúdez) dijo...

Coincidimos en el 2006 en Santa Susanna, en la FIRA MAGICA. Por fin os reencuentro por aquí.

Recibid una abraçada

eddie (j.bermúdez)