viernes, 28 de septiembre de 2007

ÁLVARO FIERRO





















Mencionado por:
Edith Checa.
Gracia Iglesias

Menciona a:
Edith Checa.
Miguel Florián.
Hugo Mújica.
Mercedes Cebrián.
Ángela Reyes.
Gracia Iglesias.
Andrés R. Blanco.
Ana Martín Puigpelat.
Encarnación Huerta.
Enrique Gracia.
Juan Ruiz de Torres.



Bio-biografía

Madrid, 1965. Premio Rafael Morales de 1993 y accésit Adonáis de 1999. Libros publicados: Con esa misma espalda (1994, Col. Melibea, Ayto. Talavera de la Reina), Tan callando (2000, Rialp). Autor del libro de cuentos El peso de los sueños (2005, March Editores). En prensa tiene los libros Insubordinación de la hermosura y Libro del rey Aniel.

Es cofundador de la página cultural por Internet http://www.aqueloo.org/, en la que escribe la sección de poesía La carne sobre la hierba.




Poética

La poesía no debe renunciar jamás a dos cosas: 1. Mostrar los límites de lo que puede ser dicho. 2. Mostrar la hermosura propia del idioma. Además, en mi opinión, debe ser relevante y escogida. Aprecio con frecuencia que sea profunda.




Poemas


LA LLUVIA ha terminado.

Nubes
sobre los charcos
alejan su cerveza
hacia el pasado del que hablaba
Borges el ciego.

Cuando me acerco hasta una gota
donde la luz se ha solidificado,
veo el contorno
de mi cabeza negra
cavilando
en que quizá pensar
sea poner fronteras a la muerte.

Ojalá el mundo fuera un sueño.



***


NOCTURNO

ENTRE LAS páginas
y páginas
en blanco
de mi silencio
encuentro la palabra
que yo decía por las noches
cuando los ojos ya

se me cerraban,
cuando la noche joven era
todavía
como un reinado incierto.

Palabra
que pasabas
de puntillas
por esa zona tartamuda
que hay entre los recuerdos
y el olvido,

frágil palabra
que entre mis labios
quietos
desanudó tu nombre.



***



BUROCRACIA


¿TE IMAGINAS que nunca nos muriéramos?

Esperaríamos el día
sin saber que la muerte
se había olvidado de nosotros,
traspapeló las fichas
donde decía nuestros nombres
y una mujer y un hombre equivocados
tuvieron que morirse un par de veces.

Un simple fallo burocrático.

Y nosotros viviendo,
siempreviviendo eternamente.

Dirán algunos:
- Cuánto tiempo resisten los ancianos,
pronto no habrá quienes los cuiden.

Y así un año y un sueño,
y otro año y otro sueño,
siempreviviendo simplemente.

Un beso aquí y un sueño,
una caricia por las tardes y otro sueño
¿te imaginas?

1 comentario:

Domadora de Elefantes dijo...

Ay, Álvaro, ¡cómo me gusta tu poesía! En tu capacidad para tocar todos los palos y hacerlo con desenvoltura has escrito relatos y una novela, has hecho guiños al arte plástico con tus poemas visuales y te estás introduciendo en la música, todo con eficacia, pero ¡tus poemas! Para mí son exactamente lo que te define.