domingo, 20 de mayo de 2007

MARTA LÓPEZ VILAR







Mencionada por:
Aurora Luque,
Ana Gorría,
Pilar Adón,
Sandra Santana,
Ángela Torrijo Arce
Julio Santiago
Esther Muntañola
Carlos Contreras Elvira
José Cereijo
Francisco José Martínez Morán


Menciona a:
Pilar Adón,
Amalia Bautista,
José Cereijo,
José Ángel García Caballero,
Ana Gorría,
Amalia Iglesias,
Aurora Luque,
Joan Margarit,
Miquel Martí i Pol,
Sandra Santana.




Bio-bibliografía


Marta  López Vilar (Madrid, 1978) es doctora en Filología Española por la Universidad Autónoma de Madrid con una tesis sobre la mística y el simbolismo de las Elegies de Bierville de Carles Riba.
Por el libro De sombras y sombreros olvidados en 2003 obtuvo el premio “Blas de Otero” de poesía (Madrid, Amargord, 2007). En 2007 ganó el premio “Arte Joven de Poesía” de la Comunidad de Madrid por el libro La palabra esperada (Madrid, Hiperión, 2007).
Como traductora de literatura catalana ha realizado la edición y traducción de los libros Dos viajes al más allá (Madrid, ELR Ediciones, 2005) y las Elegías de Bierville de Carles Riba (Madrid, Libros del Aire, 2011) y ha publicado traducciones de poesía catalana, portuguesa y griega contemporánea en revistas como Salamandria, El Alambique, Hache o Revista Áurea. Sus poemas figuran en antologías como La voz y la escritura 2006 (Madrid, Sial, 2006), Hilanderas (Madrid, Amargord, 2006) o Los jueves poéticos (Madrid, Hiperión, 2007).
Es autora de artículos y crítica de su especialidad en revistas como Clarín, Ojos de papel, o Cuadernos Cervantes.







Poética


Tal vez pueda hablar de mi poética de una manera más exacta cuando deje de escribir. Mientras tanto, la poesía pervive en mí desde una experiencia íntima para intentar poner un nombre a las palabras, a mi memoria y mi olvido y sus inventarios, también a mis ciudades. Sé que es un oficio difícil, que Ítaca está lejos, pero en el fondo pido que mi camino sea largo.









Poemas




EL SUEÑO O HAMPSTEAD

Bastaría extender mi cuerpo en este mar,
esperar el alba
con sus tres mil ángeles desnudos
y saber que la próxima noche
quien buscará la parusía
seré yo,
mientras todo lo demás arde en el olvido
y sólo añora la ceniza.

De De sombras y sombreros olvidados (Amargord, 2007)







ATENAS

Al igual que los dioses, hay ciudades necesarias
para borrar lo oscuro,
la tiniebla poderosa de la palabra rota
o ese no querer despertar otra vez
de la caverna del olvido y de la muerte.

De De sombras y sombreros olvidados (Amargord, 2007)








ADRIANO HABLA AL CUERPO MUERTO DE ANTÍNOO


Ya nada persigo, nada se presenta ante mi puerta.
Ninguna juventud sentí sino la tuya,
ninguna ciudad, ningún otoño desbordó
por mis manos el cabello de la luz,
los misterios del aire.

Duermen contigo aquella sangre derramada
en sueños, la noche sin refugio
con redes de oro, el perfume
cuajado de amapolas en tus labios
mientras yo contemplo la patria destruida de tu cuerpo,
recién abandonado.

Contemplo al dios que me arrojó a la vida
yaciendo en la sombra inmensa
de lo que ya no tendré…

La muerte ha llegado al mundo, mi dios,
y nada ya podrá espantar mi frío.

De La palabra esperada (inédito)

No hay comentarios: