lunes, 2 de abril de 2007

DANIEL GARCÍA FLORINDO
















Mencionado por:
Rocío HernándezTobías Campos Fernández
Raúl Alonso
Jesús Cárdenas Sánchez
Isabel Martín Salinas

Menciona a:
Abraham Gragera
Andrés NeumanBenjamín Prado
Carlos Pardo
Eduardo GarcíaFelipe Benítez Reyes
Javier Rodríguez Marcos
Jorge Riechmann
José Antonio Mesa Toré
Juan Antonio Bernier
Juan Carlos Reche
Luis García Montero
Luis Muñoz
Rafael Antúnez
Raúl Alonso
Rocío Hernández Triano
Francisco Onieva
Tobías Campos Fernández


Bio-bibliografía

Daniel García Florindo (Córdoba, 1973), ha sido profesor de Lengua castellana y Literatura en varios centros de enseñanza secundaria y universitaria en Sevilla y en Lisboa, así como del Instituto Cervantes de la misma ciudad. Colabora como autor y asesor de varios proyectos educativos y editoriales relacionados con la enseñanza de la lengua española. Su primer libro se tituló Amanecer en Pennsylvania (Córdoba, 2001).

http://aulapoematica.blogspot.com/


Poética

Delimitar el proceso creador de la escritura de poemas a una poética es tratar de reducir a términos filosóficos y estéticos un hecho artístico que no quisiera revelar de manera prosaica e infructuosa. Porque en realidad, mi poesía se define en cada poema que escribo. Ahora bien, si pienso en lo que tienen en común los poemas que quisiera escribir, diría que lo mismo que pudiera tener el hecho de pintar acuarelas, quiero decir, pintar con una técnica que no permita errores, que use el blanco del papel para el color blanco, que sea transparente y que rápidamente se seque, que sea una técnica ideal para captar la luz en un instante determinado. De esa manera quisiera escribir poemas con cierto tono de voz íntimo a través de palabras como pigmentos colorantes, su ritmo, su música y una suerte de incertidumbres que establezcan así un puente en la conciencia, un descubrimiento que conecte al sujeto que soy con la realidad que conozco.



Poemas


LA TRISTEZA DE BASHO


Hago saltar las piedras una a una
sobre la luna muerta del estanque,
piedras sobre las sílabas de un haiku
memorable de Basho. Es la congoja
de muchísimos siglos, año a año,
piedra a piedra construida.

Lanzo tres piedras:
Saltan dos veces cinco.
Una vez, siete.

Ellas marcan el ritmo azul de una noche hueca
sobre la superficie de mi extraña tristeza.




LA PLAYA
Alguien te hace señales en una isla.

Acaso así proclama la existencia
de otro hombre que naufraga en un poema
donde escucha el gemido del viento aún
y la ola que se rompe en su cabeza.

Alguien te hace señales desde lejos,
más allá de esta página que lees.

Más allá de sí mismo está pidiendo ayuda,
interpreta las nubes que en su mirada viajan
con formas muy diversas y extendidas
como el mapa borroso de un tesoro perdido
que es un jirón de niebla en la memoria.

Desfilan hacia el norte de sus ojos
el antiguo vapor de un mercancías,
la blanca y alargada mano
que acarició su rostro en las mañanas
y el rostro transformado de su padre.

La marea de nuevo mueve el cuerpo:
Hay un barco que zozobra entre la niebla

y al sur de la nostalgia detenida
se disipa la vida que abandona
los nimbos lentamente, las señales
que el otro hombre hizo desde fuera
del poema que asciende evaporado.

Los restos del naufragio
han llegado a la playa y las palabras flotan,
nadan en el poema

y varan sus sentidos en la arena.





HERMETISMO

Ahora que sostienes mi mirada
con una despedida inoportuna,
ahora que la noche nos inunda entre dientes
sobre la calle tibia donde vivirás siempre
y comienza a caer sobre tu rostro
un diálogo de lluvia fina,

una luz ya se apaga para siempre.

Ahora que no estás
no dejo de acordarme de estos versos:

Cada uno está solo sobre el corazón de la tierra
herido por un rayo de sol:
y enseguida es de noche.


Eran de Quasimodo, me parece.

3 comentarios:

Daniel dijo...

La fotografía pertenece a una fotógrafa extraordinaria, mi amiga Conchi Deza.

chema dijo...

Bellos poemas, amigo. Hace tiempo no leía nada tuyo, y qué grata sorpresa encontrarme estos poemas tan buenos.
Un saludo cordobés.

SAMARKAN dijo...

Hola Daniel, que preciosidad e espacio, que hermosas palabras da gusto leerte.
Gracias por subir la foto, me hace mucha ilusión, que recuerdos :-))
y que ganas de veros y conocer a vuestra criatura, que ya lo será menos...besosssss