martes, 24 de abril de 2007

AMPARO HUESA VINAIXA























Mencionada por:
Carmen Salazar

Menciona a:
Wislawa Szymborska
Blanca Andreu
Clara Janés
Leopoldo Mª Panero
Carlos Edmundo de Ory
Carmen Salazar
Juan Luis Bedins





Bio-bibliografía

AMPARO HUESA VINAIXA nace en Vilavella (Castellón).Se traslada a Valencia donde estudia hasta terminar la licenciatura en Geografía e Historia. Tras aprobar oposiciones como profesora de Secundaria, en la actualidad trabaja en una Escuela de Adultos. Ha colaborado en numerosos actos y lecturas en la ciudad de Valencia. Pertenece al grupo fundador de la asociación literaria “El sueño del Búho” y su obra se ha publicado en diversas revistas poéticas y antologías. En el año 1994 quedó finalista en el premio Carmen Conde de poesía.




Poética

Entiendo la escritura como un proceso ambiguo: placentero y doloroso .Si por un lado me permite sentir la satisfacción de expresarme y conocerme a mí misma, por otro me exige el esfuerzo de la coherencia y la fidelidad. Coherencia conmigo misma y fidelidad a unas ideas y actitudes que dan sentido a mi realidad. La escritura es como la vida: necesita atención y cuidado todo lo cual surge de lo más profundo del corazón.




Poemas


EL SALTO

El viejo estanque;
Una rana salta dentro,
El sonido del agua.


Bashô



El equívoco y el salto.

Como la rana
en el estanque
así la primavera
cada año renace
en el árbol
y en la hoja.

Sólo esperar
el sueño descifrado
de una noche sedienta
de manos húmedas.

Calor luminoso
agua que se vierte
en la ignorancia
siguiendo el rastro
del amor.

Yo soy otro ser
Que soñó conmigo.





LA NOCHE TRANSFIGURADA

Se transfigura la noche,
Se fragmenta la vida:
Tormento de las aves silenciosas.


La luz emerge en la montaña
Penetrando la sombra;
Vibra la oscuridad desolada.


En sólo un instante
Se transforma el centro.
La tierra se mueve,
Alertando al tiempo.


Secular se acerca el fin
Y la noche se aleja.


“El sueño del búho” Antología, Valencia, 2007





Llegar hasta los huesos de la vida

Sentir el latido de la muerte
Soñar el universo en movimiento,
La luz de los rincones invisibles:
El hálito del tiempo.

Aquel pájaro voló desde la rama
Y atravesó la nube.
No he visto el horizonte esta mañana.
He seguido las huellas en la arena;
Nadie habló conmigo. Ni siquiera
El viento que trae los recuerdos.

Se me escapó la brisa y la marea
Sin alcanzar la dicha.
Salvaje es el aullido de la noche
Animal que se esconde en su caverna,
Oscuridad de rabia y de tristeza.

Sombra lenta de una pesadilla
Tranquilo gotear de la cisterna
Mármol, dulce rostro
De un muerto sonriente
Torpe, pesada espera sin descanso.

Sufre el destino que marcha
A la deriva y cae vertical
Al precipicio.

1 comentario:

mar dijo...

LA BRISA DEL MAR ME TRAE MUCHOS RECUERDOS LEJANOS PERO TODAVIA PRESENTES.RISAS,ILUSIONES,SUENOS POR CUMPLIR.EN OTRO ESPACIO DE LA VIDA EL MAR ERA LA UNION.