domingo, 15 de abril de 2007

AGENBITE OF INWIT




















Persona mencionada por:
Enrique Falcón
Luis Melgarejo
Juan Antonio Bermúdez

Menciona a:
José María Gómez Valero
Ernesto Cardenal
David Monthiel
Odilio Winthrop
David Eloy Rodríguez
Miguel Ángel García Argüez
Luis Melgarejo
Enrique Falcón
Ignacio García Medina
José María Parreño
Juan Antonio Bermúdez
Roger Wolfe
Matías Grande
Nieves Muriel



Bio-bibliografía

Agenbite of Inwit (http://www.inwit.tk/) es el nombre de una página web en la que usualmente se publican poemas desde hace más de tres años ya. No es un pseudónimo, porque si lo fuera de alguna forma alientaría la nece(si)dad de distinguir a las personas que escriben de las que no. Los poemas que hay en Agenbite Of Inwit no conocen a su autora. Son poemas públicos, pertenecen al común: es por ello que reniegan del copyright y se acogen a una licencia libre, al copyleft. Se conoce que Agenbite of Inwit está asociada a (o, a veces, es) un grupo clandestino de creacción `poélítica.
En 2007, un poemario nacido en Agenbite of Inwit ha visto la luz en forma de libro editado por la Universidad de Granada: “Extensión Mínima”. Este texto es una enumeración de pros y contras de su presentación a un premio literario y puede descargarse también de la red.



Poemas



Apuntes etológicos


para una enciclopedia animal libre y de bolsillo (entrada "Carroñeros omnívoros urbanos", sección IX: Impronta, instinto, aprendizaje)




1. Hay perros convencidos
de que un hueso seco
es el mejor manjar sobre la tierra.
Los vemos revolcarse de alegría.

Desconocen la carne y su textura.
Son felices.



2. Hay gatos muy delgados
que sueñan con huesos.
Quisieran verse perros, tener amo.
Maúllan en la noche su infortunio.

Obtienen del recuerdo de la carne caliente
consuelo y energía. Son felices.


casco obligatorio




Después del bar,
de vino hasta las trancas,
agarras los pedales, te encaramas.

Te vuelves oscilante hacia lo tuyo
gozando el desafío despacito
de poner tu vida en riesgo porque es tuya,
y porque la de nadie más arriesgas.

(
entre brumas mentales te preguntas
confundida
¿cómo es que voy y no hago gasto...
¿cómo no sale humo aunque viaje...
)

Un último modelo de automóvil
—tu bici vale menos
que un rasguño en su chapa nacarada—
te arrolla de repente y ya terminas:
ruedas, amiga,
te abandonas,
te das al fin del todo en la cuneta.


Y no hay seguro que cubra los gastos
que incluyen por supuesto, qué creías,
el faro del mercedes.


agua y barro




por agradar a quienes más querías
moldeaste tu entraña
con sus indicaciones_

siendo dócil
comprendiste
te volvieron mejor y fuiste amiga
y llegaron a quererte quienes tú querías_


pero este ser mejor para las otras
este ajustarte a un molde de personas
implica que te esparces y te pierdes como agua
si la matriz que te hizo y te contiene
se agrieta si se rompe o se hace añicos_


Más apuntes etológicos





3. Ateridas las carpas del invierno
intentan en la fuente no moverse.

Si se paran
fluye muy poco oxígeno a sus branquias.
Si se mueven
el frío se les clava en las espinas
y a vueltas ratifican lo angosto de su mundo.

No parecen felices estos peces.
No se sabe.

1 comentario:

sergio castillo pelegrín dijo...

Kike nos había hablado de ti, de vosotros. La verdad, me parece muy bueno lo visto y muy grandes los cocos, por todo.
Salud