sábado, 10 de marzo de 2007

LAURA GIORDANI









*
*
*






Mencionada por:
Enrique FalcónArturo Borra
Nuria Ruiz de Viñaspre
Antonio Martínez
Antonio Gamoneda
Juan Gelman
Guillermo Cano Rojas
María Peiró
Paloma Ángel





Bio-bibliografía

Laura Giordani (Córdoba, Argentina)
A causa de la dictadura militar argentina, a finales de la década de los setenta se exilia con su familia en España, país en el que ha residido prácticamente la mitad de su vida.
Cursó estudios de psicología , bellas artes y lengua inglesa.
Participa en varios encuentros de escritores y da recitales poéticos en Argentina y España.

http://lauragiordani.blogspot.com/

Obra Poética:

-Apurando la copa (2001)
-Celebración del brote (2003)
-Cartografía de lo blando (2005)
-Noche sin clausura (2006)
-Materia Oscura (2007) a ser publicado en la editorial Baile del Sol.
-Sudestada, en preparación.

Antologías:
-Antología de Poesía (Alta Gracia 2002), publicada por ECA (Escritores Cordobeses Asociados).
-Aldaba (Ediciones internacionales de Valencia, 2003). Antología de poetas hispanoamericanos.
-Cuadernos Caudales de Poesía (Edición Caudal, España, 2007), antología de poetas para el Ateneo Jovellanos de Gijón.
-Los centros de la calle (Editorial Germanías, 2008) junto a Enrique Falcón, David González, Antonio Orihuela, Arturo Borra, Enrique Cabezón, Crespo Massieu, Matías Escalera y Antonio Martínez i Ferrer.
-Antología de poetas latinoamericanos residentes en España, Cambio climático (Editorial Eclipsados, en prensa)


Poética

Porque el agua se me fuga y yo - pura sed- soy un zahorí que remata sus varas,
porque las palabras regresan de un viejo abuso
y ya no tienen fuerzas para escalar los labios...
No bastará con la poesía; habrá que tener –además- los huesos livianos de los pájaros.



Poemas


Vigilia

Se extiende otra vez tu geometría insomne,
inacabada
y esta noche todo es invitación a partir
en tus almadías despiertas.
Vigilia,
vertical lecho
sobre el que tumbarse
a anudar las sábanas, remanentes sábanas
que en su laxitud se resuelven cuerda,
tutelaje de harapos
tendido en el octavo vértice del desvelo
para trepar hasta tus atalayas tuertas.
Vigilia,
quizás algunos temblores
en tus cuencas encuentren amparo.
Luego será desnudarse
con la convicción ausente de la amante muerta,
desnudar lo que ya está desnudo
-a la intemperie-
y dejarse investir
de piel deshabitada.
Será planear sobre tus cúpulas
o clavarse a tu cielo de obsidiana;
será recitar tu orografía roma
hasta que llegue el día.





Primera vezSus noventa y siete kilos y toda
su lujuria cayeron sobre tu pubis
de nieve aún blanda.

Si hay dios, que esta noche
caiga de rodillas y llore
todo lo creado





El Corazón

En cada pecho hay un sol sepultado,
con su pulsación clandestina,
su madriguera de temblores
y una confesión de sobrevida
en los labios.

En cada pecho, una rotura,
un hueco para alojar la verdad
que no soportarían los ojos:
el aleteo de un pájaro lacerado sostiene el mundo.

4 comentarios:

juliano dijo...

MUY LINDOS TUS POEMAS. ME LLAMO JULIANO ORTIZ Y ESTOY EN LAS AFINIDADES DE ARGENTINA, ESPERO ME VISITES Y VOMENTES. UN SALUDO.

Laura Giordani dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Juliano. Te haré una visita.

Saludos,

Laura.

Macarena dijo...

Con muy hermosas palabras inspiras bellas imágenes. Me encantan tus poemas :)

tu y tus cuentos dijo...

Que duro en su sencillez "Primera vez".
Muestra de que no hacen falta muchas palabras para narrar la crueldad.