jueves, 29 de marzo de 2007

JOSÉ MARÍA CASTRILLÓN

















Mencionado por:
Jordi Doce
Juan Luis Calbarro
Jaime Priede

Menciona a:
Tomás Sánchez Santiago
Juan Manuel Rodríguez Toval
Máximo Hernández
Eli Tolaretxipi
Jordi Doce
Jaime Priede
Juan Carlos Gea
Fernando Menédez
Ildefonso Rodríguez
Hermes González
Marcos Canteli
Juan Luis Calbarro
Isidro Hernández




Bio-bibliografía

José María Castrillón (Avilés, Asturias, 1966) es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo. Ha publicado los textos poéticos La sonrisa de un delfín (Heracles y Nosotros, Gijón, 1991), Animal de compañía (Nómadas, Oviedo, 1998), Aún por recorrer (Magua, 2004), La vieja munición (Idea, 2005).y el círculo y la piedra (Trea, 2006). Perteneció al consejo de redacción de la colección literaria Nómadas y de la revista Solaria.





Poética

El poema es una experiencia de lenguaje a la búsqueda de conciencia (existencial). El lenguaje poético se distancia así de la simple retórica para conformarse como problema de expresión. Esta emanación singular no hace buenas migas con el lenguaje pactado y utilitario de algunos textos pseudopoéticos; ni con los que se limitan a una recreación programada y programática de los discursos sencundarios (discursos de la crítica); aún menos con la utilización de elementos retóricos como meros signos de lo poético, es decir, como certificados de poeticidad. Me inclino, en fin, por la poesía que aúna intensidad personal y problematización del lenguaje (incluso a través de mecanismos de sencillez o de oralidad), y cuya manifestación lingüística supone, en palabras de Octavio Paz, la intersección de la memoria personal de la lengua y la memoria comunitaria heredada.




Poemas



BAILE JUNTO AL PANTANO

Es tarde ya,
y el agua no ama ni las luces ni la música:
contra sí las deshace
como a su propio sueño.

Mis padres se han abrazado para bailar.

Yo no sueño aún con los cuerpos pero amo las voces:
la voz de mi madre,
mi voz posada sobre su pecho.

Bailan abrazados,
y llegan las orillas de sus pasos hasta aquí,
donde el agua respira la ceguera.

De aquella noche, los fondos de silencio.

(De La vieja munición)






BICICLETAS

(¡yo peso más!...)

cuesta abajo
dejarse atrás para alcanzarse

la tarde te respira

y una voz que de pronto te adelanta
que alguna vez te rozó
y se cogió de ti

dónde se quedó el cambio de agujas de esta brisa
que te va dejando
atrás

(De El círculo y la piedra)





DOLOR

como en un reloj de arena
es algo que cede dentro

son las paredes
que se van quedando al aire
unas frente a otras

y palabras repetidas
desnudas
ya para siempre convocándose a sí mismas

(De Aún por recorrer)