jueves, 22 de marzo de 2007

ELOÍSA OTERO

























Mencionada por:
Marcos Canteli
Víctor M. Díez
Pablo Fidalgo
Susana Barragués
Esther Ramón
M. J. Romero

Menciona a:
Xosé Manuel Outeiriño
Víctor M. Díez
La Mala Rodríguez
Aldo Z. Sanz
Olvido García Valdés
Chus Pato
Albert Ràfols-Casamada
Miguel Casado
Ildefonso Rodríguez
Leopoldo María Panero
Antonio Gamoneda
Tomás Sánchez Santiago
José-Miguel Ullán
Esperanza López-Parada
Gonzalo Abril
Susana Barragués
X.L. Méndez Ferrín
Marcos Canteli
Fernando Menéndez
Miguel Suárez
Esther Zarraluki




Bio-bibliografía

Nació en León, en 1962. Tiene publicado dos libros de poesía, Tinta Preta y Cartas Celtas, y un libro sobre fotografías antiguas de su ciudad, León a través de La Gafa de Oro. Ha traducido al castellano (en colaboración con Manuel Outeiriño) Con pólvora e magnolias, del poeta gallego Méndez Ferrín. Como periodista, trabajó para distintos diarios en Galicia, Madrid, León y Valladolid. En la actualidad colabora con revistas culturales de España y América, e imparte un taller de periodismo en un instituto. Tiene una bitácora de poesía, Isla Kokotero (http://islakokotero.blogsome.com).




Poética

HOY MISMO: Escribir es una buena forma de estar. De estar también con alguien que no está. OTROS DÍAS: Leer, escribir=Habitar espacios paralelos. EN OCASIONES: AlmaZen. (Abrir el armario secreto que excita los adentros. El espíritu halla lugar, puede fluir mientras el cuerpo y la ira, de alguna manera, reposan). ALGUNAS NOCHES: Pintar una postal. La puedo franquear y enviar. O no. EN LA DUCHA: Definitivamente, los poemas se pierden por el desagüe. EN LA VIDA “REAL”: Disfraz. EN EL ESPACIO / TIEMPO: Metamorfosis. Lugar. Demora. EN LA VIDA DE UNA BALLENA: El mar. El chafarís. O DE UNA OSTRA: El aburrimiento. O DE UNA ARAÑA: El hilo. La cueva. O DE UN MURCIÉLAGO: El rádar. O DE UNA BACTERIA: La vida como resumida conciencia de la vida. (...) EN MI CASA. La casa. EN THOMAS BERNHARD: “Sobre todo, uno está siempre desnudo, y siempre quiere vestirse con todo lo que escribe. Pero no sirve de nada, cuanto más intenta vestirse, y acicalarse y mantenerse caliente y fajarse, tanto más desnudo está uno. Por otra parte es también un placer exponerse y salir a la calle completamente desnudo”.






Poemas



(De un libro en proceso, amorosamente escrito en gallego, tal vez con faltas:)

Levo no peteiro
(paxaro eu)
o teu corazón,
sede das sensacións
e das emocións
atravesadas de parte a parte.

Pódese querer e estar cansa de querer.
Iso acontece.

*

Unha tórnase rara por non falar
—xa o di o Tractatus:
“o que na linguaxe se reflicte,
a linguaxe non pode representalo”—,
acumulando indicibles,
cousas pensadas,
estremantes
e orcelas.

*

Mais algún día o teu recordo falará.
Ou non?

É como escribilo nun libro branco
coas tintas invisibles
que só ti es capaz de ler.
Ti tes o teu recordo argallado naquelas verbas
que ninguén di.

Non é como o poema que recitou Jakura,
o monxe cen,
no intre anterior á morte:

“Este ano eu quero
ve-lo loto
na outra beira”

xa que endexamais saberemos cál foi o teu poema.
Como a Jakura, falláronche as forzas,
mais non houbo alí pincel para escribilo
nin ninguén o escoitou,
nin o retivo.

*

Nai, as caricias hoxe son dixitais
e ti límpa-la prata
coma se fose unha ferida,
enfías, enliña-lo pensamento
na agulla de remenda-los escarpíns,
limpas,
é coma se enfiára-la rabia no cla-cla-cla...
da bolicada.

*

Míde-lo tempo.
Escribes
para mante-la calma.

Escribes
e parece que non fas nada ruín
mais non estás onde tiñas que estar;
é coma se as verbas endexamais fosen tan boas
como para xustifica-lo acto.