sábado, 10 de febrero de 2007

TXUS GARCIA






Menciona a:
Bartolomé Ferrando
Dolors Miquel
Eduard Escoffet
Ignasi Papell
Rodrigo Verdugo
Rosa Comes
Tàsia Trigo
Toño Soria
Eddie (J. Bermúdez)





Biografía

Txus García (Tarragona, 1974)

Se explica a sí misma, intentando además hacer llegar la poesía de otros poetas, en su blog y otras redes sociales. Junto a su mujer, con la que forma la Cia. Human Trash (de extraños cabarets), desarrolla actividades relacionadas con las artes escénicas y la gestión cultural. Es rapsoda por necesidad física, declama por los codos y hasta a las piedras desde 1995 en teatros, bares, salas de exposiciones, aulas, iglesias, centros de día, festivales, encuentros de poesía, calles, autobuses… Recita textos propios y ajenos por encargo, por gusto, porque sí y porque le da la gana.
Ha publicado en numerosas revistas, como: Revista Cinosargo, Revista cultural Letras, Poe+, Revista Pez Espada, Calidoscopio, El coloquio de los Perros; y en las antologías: Mujeres que aman a mujeres, editorial Vitruvio, 2011, Puta poesía, editorial Luces de Gálibo, 2011, Blanco Nuclear. Antología de la poesía gay y lésbica última, editorial Sial, 2011, Vilapoètica, ediciones Parnass, 2011 y Antología de la poesia visual española, editorial Corona del Sur, 2009. Su primer poemario (2011), ilustrado por el artista Cisco Bellabestia, prologado por Agustín Calvo Galán y publicado en Cangrejo Pistolero Ediciones se titula “Poesía para niñas bien (Tits in my bowl)”. + Info: www.txusgarcia.com






La poética

Mi educación no fue muy estricta, por lo que mis versos y maneras conservan cierta ternura lésbica, canalla y barriobajera. Poesía de la basura emocional, de la mentira cotidiana, del sufrimiento pequeño, del sexo mal hecho y de la insatisfacción constante de no saber qué pasará mañana con nuestras esperanzas. La poética es un espejo, donde, borracha de vulgaridad, muestro lo que veo para que llegue rápidamente a la persona que me lee. Creo profundamente en la necesidad de acercar la poesía a la calle, a la fábrica, a la oficina, al bar y al instituto, así que mi voz poética final aparece circunstancial, obrera y tonta, pero claramente beligerante en contra de la hipocresía social y de la homofobia. También creo que en algún momento hablo de amor, pero no me hagan caso. Huyo de la poesía endomingada y de los cánones con versos incultos pero sinceros. Puaj, la poesía y su aura divina.
Más en www.txusgarcia.com



Poemas


Tits in my bowl (chamaquita)


The camionero who lives inside me dice
que adora tus tetas, cómo se mueven,
se bambolean todo el rato, le miran,
le llaman por su nombre, ¡Manolo!,
y le piden un magreo supremo,
un magreo de los que hacen historia
con sus suspiros pellizcos y risitas.

Esa zorra me provoca con sus tetas.
Sí señourita I like you me gustas honey.
Arriba y abajo, abajo y arriba, no paran,
me incitan, me miran con su duro pezón.
Y entonces, casi casi decido abandonarlo todo,
divorciarme de mi mujer, huir de Iowa contigo,
comprarme una caravana y tener tres perros feos.

Me gusta verte la cara de mala puta
que pones cuando me enseñas las tetas,
como si no hicieras nada,
como si aún fueras inocente y casta,
vestidita de blanco.

Pero las dos lo sabemos, nos lo gritamos,
que el camionero who lives inside me
hoy te abrirá su cabina, nena, de par en par.



***



Un Joven con unos lirios

Está tan guapo,
tan transparentes los ojos,
tan impasible el ademán
que dan ganas de arrancarle
el viso ese que lleva,
acariciar la suavidad de la piel
que asoma entre los fuertes muslos,
sentir como crece la verga romana,
mover la mano y no parar
hasta que él lo pida entre lamentos.

Un Joven con unos lirios
posa hoy en el taller de arte
ajeno a tanta lubricidad,
a tanta aquiescencia senil.
Lo estamos dibujando, pero
en realidad babeamos el cuaderno,
pensamos en desnudarlo rápido,
hacerle cosquillitas con una pluma
en el vientre y en los glúteos,
sopesar sus testículos con la boca.

Un joven con unos lirios
ha hecho que hoy vuelva
a hervirme la sangre hetero,
que se me inflame pezón y boca,
que desee agacharme, lamer y cederme,
enseñar, tocar y recordar viejos modos.

Lástima que ninguno de los presentes
se atreva a dejar de dibujarle el contorno.
Con los dedos crispados
agarramos el carboncillo
conteniendo las ganas
de romperle
_________ los putos lirios
a lametones.




Todo el suelo del Mercadona lleno de rotos esquemas
(de señoras respetables)

Cuando den flores los cuernos del ciervo
dejaré de quererte.

Gloria Fuertes


Te explicaré este amor paranormal,
el raro equilibrio que nos tiene
aferradas a sucias necesidades
que escandalizan
a educados caballeros
y avergüenzan
a las señoras bien.

Es por eso que se nos abren las bocas
sin quererlo
y se nos escapan unas enormes palabras
anunciando la sal, el cuello,
el tibio abrazo de las lenguas.

Las familias respetables nos miran
desde la oscuridad y el fondo abisal,
son feos y terribles peces ciegos
que velan preocupados por las apariencias.

Y yo,
que con una mano te recobro,
te devuelvo a la forma primera,
al barro esencial, al edén bollero.
Voy siempre más allá,
desafío la ley que llevas impresa en la piel
y tiro recto
hacia las piernas.