martes, 27 de febrero de 2007

ÁNGEL CALLE





















Mencionado por:
Enrique Falcón
Inma Luna
Rosario Villajos

Menciona a:
Antonio Orihuela
Inma Luna
Jorge Riechmann
Enrique Falcón
Humberto Ak'abal
Jose Luis Gómez Toré
Antonio Romero




Bio-bibliografía

Nacido en 1969, en Madriz, aunque con sangre por los rincones del Jerte. Me pongo a estudiar números. Me dicen poco. Me hacen sociólogo por la vía del doctorado, comprendo algo más. Publico dos libros sobre movimientos sociales, en particular el último (Nuevos Movimientos Globales, Ed. Popular) es reflejo de mi activismo en la construcción de otras realidades desde entornos varios: proyectos agroecológicos, centros sociales autogestionados, Red Ciudadana por la Abolición de la Deuda Externa. Anudo estos lazos, añado emociones y edito mi primer y único poemario: Los Vínculos (Editorial Isla Varia). Preparo Utopistas y Desutópatas.






Poética

Fundamentalmente mi poética es un rasguño que uno realiza para situarse frente al poder. Poéticas: textos, voces e imágenes que utilizamos para hacer saltar los cerrojos prosaicos en los que nuestro mundo se fosiliza, se ausenta, se robotiza, se precariza nos explota, nos muere.Verso vivido. Arte humano que se opone al arte como práctica del despojo material, expresivo, vital en el que se mece el Poder. Frente al Poder: construcción de vínculos y exploración de situaciones que rompen las fragmentaciones entre realidad y poesía, entre sujetos y poéticas, entre maestros y oyentes, entre acción y palabras, entre arriba y abajo, entre oprimidos y rebeldías, entre aquí y ahora. Poder entendido como relación oscura de dominación, al que se opone una poética libre y diversa de la emancipación colectiva.




Poemas


El rodar del mundo

Prestado, prestándose
de sol a luna y de luna a sol
vinculándose.
Así el mundo rueda
y es.

No existen abrazos, ni besos posibles
en un solo cuerpo.

Hablo y no hago más que robar palabras
de un baúl viejo y colectivo.

La lluvia no sería húmeda
si nada ni nadie la recibiese.

La soledad misma
que a veces orgullosa cree ser
su misma y profética hija
es el aliento necesario para el próximo abrazo
la cuerda silenciosa que hermana dos versos.

No amo lo que no se vincula:
el beso fingido
la palabra sorda
la lluvia ácida
la huida misantrópica.
(No amo lo que no es).





La esencialidad del tiempo

Las excavadoras se pasaron toda la tarde
deshauciando piedras indefensas
condenando a hierbas buenas y decentes
al exilio más irreversible.

Tenían órdenes de no hacer prisioneros.

En su lugar, plantaron elegantes farolas
de tacto frío y desdeñoso
y fue imposible establecer con ellas
conversaciones milenarias
debido a lo inoxidable e inalterable de su piel.

Buscamos tribunales que pusieran desorden entre tanto orden
pero en comisaría nos adivirtieron
que ya no estaban de moda las arrugas ni los descampados
y que las grandes empresas habían decidido exterminar
todo lugar desmercantilizado
toda idea o anhelo que no hubiera sido publicitado anteayer:
imposible reivindicar la sabiduría paciente del musgo.

Alguien se acercó y se lamentó por sus recuerdos robados.
No fueron muchas las protestas
pues el hombre del tiempo había pronosticado
alegrías inmutables por todas partes.

¿Batalla perdida?
Fuimos felices reconociéndonos momentáneamente
frente a un tiempo que expulsa el tiempo de aferrarse
de entrelazarse, de sedimentar sentimientos.

Y renegamos, renegamos afirmativamente.

Sólo lo que envejece existe y es compartible
y es entonces digno
o al menos posible
de ser amado.





Al principio

Al final una fecha de mármol:
el día en que vinimos al mundo
la tarde en que cayó un gran palacio.

A medio camino veréis
vosotras, que sabéis del lento transcurrir de las nubes
dos cuerpos amoratados de cariño
una multitud abrazándose como un lento bosque.

Pero al principio, lo que se dice al principio
miradas, roces
horrores comunes, utopías de barro
pude que tan sólo
un aliento encontradizo.

3 comentarios:

carmen iglesia dijo...

No me extraña que no te guste lo que no es... ni que huyeras de los números... Un saludo,

olvidatuequipaje dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olga dijo...

Nos gusto mucho la presentacion de tu segundo libro en Bcn.