domingo, 11 de febrero de 2007

IVÁN HUMANES BESPÍN




















Mencionado por:
Agustín Calvo Galán
Raúl Herrero
Jordi Corominas i Julián
Migé S. Aparicio
Rubén Darío Fernández

Menciona a:
Fernando Arrabal
Raúl Herrero
Rolando Sánchez Mejías
Antonio Tello
Eduardo Moga
Agustín Calvo Galán




Bio-bibliografía

Iván Humanes Bespín, nacido en Barcelona en 1976, licenciado en Derecho. Es colaborador de la revista Escribir y Publicar y redactor en Barcelona de Literaturas.com. En el 2005 publicó La memoria del laberinto (Biblioteca CyH), que consta de diecinueve relatos cortos. En 2006 el ensayo Malditos. La biblioteca olvidada (Grafein), del que es coautor. Prepara el poemario En Kobernauss, un tributo a la obra de Thomas Bernhard.







Poética

El poema como territorio a explorar. Centro de la rueda. Invisible. Inicio de Todo: Principio. Lo Incognoscible. Camino de búsqueda. Se desmoronan los límites. Revelación. Experiencia. Tendencia a desaparecer.





Poemas



HOMBRE

era preciso el hombre
el elemento más breve
apenas un aliento / un ala al
azar





BOSQUE DE KOBERNAUSS


acaso una Región a la vera del camino
que se extiende más allá de cualquier límite por frecuentar
el barro gatea por los árboles a la conquista de copas sagradas

allí
tiempo quieto
piedras y río transcurren
sabedores del fin del tiempo

Kobernauss
olvido del presente
bajo su piel ríos de lava
empujan / comprimen tierra y cielo
ríos son venas vivificantes
no han degenerado sus pastos en fría grieta
aguas traídas con el viento leve

un párpado se abre al bosque
sólo un hombre intuirá su secreto
sólo El Hombre agonizará tras conocerlo.





BARCA DE DANTE

Se ha detenido
En la esquina que fija las dos calles.

La barca eterna
Estira los tablones entre bostezos.

Todo tiempo
Se ha parado extraño en sus relojes.

Dante / Caronte anuncia
La partida y el Gran Lago Perdido.

Por los callejones
Llegan callados La voz en el asfalto.

Las legiones olvidadas
Cruzan las horas oscuras de la noche.

Van arribando ilimitados
Pagan con sus dos monedas egipcias.

Cierran ojos
Tristemente ocupan los asientos-sueño.

El barquero ilumina
Habla y su voz es trueno rojo y cuerno.

Tiempo roto
La partida desata esquinas Hincha velas.

La barca vibra furiosa en do sostenido.
Nadie escapa al Inferno.