viernes, 5 de enero de 2007

TONI MARTÍNEZ












Mencionada por:
Eddie (J. Bermúdez)

Menciona a:
Rakel
Valentin
Pedro
Paula Salama


Bio-bibliografía

Toni Martínez (Valencia, 1975) es licenciado en Filología Hispánica. Nació en un frío mes de diciembre, días antes de que muriese el dictador, momento histórico que marcó su lucha el resto de su vida.
Poéticamente no ha publicado nada, bien por incapacidad, por pereza o por huir de ciertos estereotipos que marcan el mundo editorial actual –tanto el oficial, como el mal-llamado “alternativo”. Actualmente come de lo que logra sacar en sus colaboraciones periodísticas en distintos medios de comunicación.








Poética

¿Cómo se estudiará la poesía de este siglo en los manuales de los años siguientes? Esa es la pregunta, esa es nuestra decisión. Para este siglo XXI hay que reivindicar una nueva forma de hacer poesía; una nueva forma de llegar a la gente. De este interés por hacer llegar unos sentimientos, unas sensaciones al gran público -no a una selección de “progres inlectualoides”- surge la necesidad de leer y ser leido.
Dejemos que las palabras broten libres, sin supeditación a ningún elemento; “poesía no eres tu”; la poesía somos todos y para todos es. Dejemos que estos poemas nazcan vivos, de la experiencia, del futuro.
Dejemos que la poesía actúe.











Poemas








Te me explico

Te me explico
con la dificultad añadida
de ya saber que me conoces.

Te me explico diciéndote que soy:
a veces lo que consigo,
a veces lo que anhelo
y siempre lo que ves

Te me explico susurrándote:
(a cada rato)
(a cada instante)
mi existencia.

Te me explico con mis miedos:
aquellos que consigo ver,
los que tú imaginas
y los que ya no están.

Te me explico no estando:
no apareciendo,
encerrado en frágiles cajitas
de las que guardan nuestros recuerdos.

Como puedes ver te me explico:
con mis yoes,
con mi presencia,
con nuestro encuentro,
con mis ausencias.

Te me explico
y tú ya no me entiendes.











Paisaje íntimo

El barrio donde nací
huele a frito,
a longanizas con tomate
y hamburguesas dos por uno

Huele a nostalgia de adoquines
al deseo de una bici nueva,
a carreras por las callejas
que nos mandaban a ningún lado

Me presento:
nací demasiado tarde
para llegar tan pronto.
Piso las rallas de las baldosas
como signo de inmadurez
Rechazo cualquier forma de felicidad
que pueda llevar a la ruina
años de conocimiento propio

El barrio donde vuelvo
no tiene olor
desaparece entre los muertos
que caminan por sus calles

Ya no sabe el asfalto
encontrar las raíces de la tierra,
los monstruos de acero dominan
el paisaje abrupto de las calles.

Me despido:
volví muy pronto.




Mis mimos no me miman

Me miro y no me conozco,
me busco y no me encuentro.
Me asombro de no ser yo,
me imagino algo que nunca seré.

Me pienso y no me recuerdo,
me excito y no me gusto,
me encuentro y ya no estoy.
Me vuelvo a buscar; por si acaso.

Me arranco los pellejos para nacer,
me pellizco para no morir
y me siento para andar de pie.

Me fumo para no consumirme,
me bebo para morir de alcohol
y te tomo para acabar para siempre.