domingo, 28 de enero de 2007

SERGIO MIRA JORDÁN








Mencionado por:
Karmelo C. Iribarren


Menciona a:
Karmelo C. Iribarren
Joaquín Juan Penalva
Eduardo Errasti
Amalia Bautista
Pepe Ramos


Bio-bibliografía

Desde que nací en la casa que mis abuelos tenían y siguen teniendo en Novelda (Alicante), el año sin gracia de 1983, he terminado una licenciatura (en Filología Hispánica) y una de esas colecciones en fascículos de los quioscos. Pero también he dejado muchas cosas a medias y otras muchísimas más aún sin empezar.
He colaborado en distintas revistas locales, literarias o periódicos con cuentos, poemas y artículos; he participado en diversos recitales de poesía; he sido incluido en las antologías Hablan los poetas, ECU, 2005, y Con plumas y pinceles, 2007; he realizado algunos conciertos de piano y he compuesto la BSO para el cortometraje Un pacto a la vida, de Alfredo Navarro, así como obras para banda de música: una marcha de procesión, una marcha cristiana y cuatro pasodobles, algunos de ellos incluidos en el CD El so de Novelda II que se editó en 2006. Ese mismo año formé parte del equipo de dirección de la revista local de fiestas Betania, algo así como la Biblia de la cultura de mi ciudad.
Tengo un par de obras de teatro y un par de novelas cogiendo polvo en los cajones de mi escritorio. Los poemas aquí expuestos son inéditos, pero también forman parte de libros de poesía que cogen polvo en los cajones.


Poética

Ninguna. O, mejor dicho, la justa. De una u otra manera, mi poética es la vida y la vida está en las calles.






Poemas

Cuestión de tamaños

En el aseo de tíos
―donde nunca hay cola
y la gente no se lava las manos
antes de salir―
hay una fila de cuerpos
mirando al techo.

Pasan bastante
de recurrir a inútiles comparaciones.



Consejos

A partir del cuarto cubata
la gente empieza a sincerarse.

Se vuelven filosóficos,
melancólicos o alegres.

Nos volvemos, claro.

Repartimos consejos a todo Cristo
y soltamos «no hay de qué»
con la tranquilidad
de un jubilado dominguero.

Una vez alguien me dijo:
«Chaval, no te enamores nunca
de la camarera».

Ya.
A la larga sale caro.


Peor para el sol


…peor para el sol,
que se mete a las siete en la cuna…
Joaquín Sabina


Y así, tú y yo,
podremos seguir
vagando
por la ciudad del sueño,
para cerrar los after-hours
como cada lunes.

1 comentario:

Maje dijo...

Querido, cada vez me gusta más tu poesía...
Gracias por descubrime este delicioso lugar.