jueves, 25 de enero de 2007

ÁNGEL PETISME






















Mencionado por:
Ángela Ibáñez

Uberto Stabile

Antonio Pérez Morte

Ángel Guinda

Alba González Sanz

Víctor Manuel Guíu

Sergio Grao Palos

Nuria Ruiz de Viñaspre

José Alcaraz

José Alfonso Pérez Martínez


Menciona a:
Ángel Guinda
José Luis Alegre Cudós
Elena Pallarés
Antonio Pérez-Morte
Miguel Ángel Muñoz Sanjuan





Bio-bibliografía

Ángel Petisme (Calatayud, 1961) es escritor y cantante. Licenciado en Filología Italiana por la Universidad Complutense de Madrid.
Ha sido incluido en diversas antologías de poesía española, entre las que destaca Postnovísimos donde Luis Antonio de Villena le señala como el máximo exponente de la corriente denominada “sensibilidad del rock” como una voz irracional, diferente, visionaria y comprometida con su tiempo. Como articulista ha colaborado con diferentes medios de prensa y radio.
Ha publicado: Cosmética y terror (1984), El Océano de las Escrituras (1989), Habitación Salvaje (1990), Amor y cartografía (1993), Constelaciones al abrir la nevera (1996), El desierto avanza (1997), Buenos días, colesterol (2000), Cuatro días de alquiler (2003), El cielo de Bagdad (2004), Insomnio de Ramalah (2005) y Teoría del color (Antología 1977-2006).
De su discografía sobresalen títulos como La habitación salvaje, Turistas en el Paraíso, El Singapur, Cierzo, Buñuel del desierto, Mi zoo privado, Metaphora y acaba de editarse Éxitos secretos, un cd, libro y dvd.






Micropoética

Llevo proponiendo desde hace mucho tiempo en mis libros un rearme moral de la poesía. La indiferencia o el cinismo es un lujo que los poetas ya no podemos permitirnos. Urge renegar de la impostura y la falsa moral.
Napoleón apuntaba que sólo había dos poderes en el mundo: la pluma y la espada. Canto y escribo para no tomar la espada. Mojo mi pluma y mi guitarra en la sangre del siglo XXI.
Creo en la poesía como una pasión útil. Los poetas no somos anestesistas ni embalsamadores del caos en el que estamos sumergidos. Somos bomberos de la memoria. He encontrado más belleza en los contenedores, en los parkings, en los hipermercados que en muchos museos. “Ser poeta un instante y hombre toda la vida” como reza un aerolito de Carlos Edmundo de Ory.





Poemas


DOMICILIO PRIVADO

Hay muchas sombras pero no son reales.
No eres la única que tiene miedo aquí.
Abre los ojos, dime que estás conmigo.
Necesito tu boca en las noches de amor,
el olor de tu vientre como tierra mojada.
Necesito tus ojos a nueve o diez centímetros
cuando golpeen la puerta las culatas.
Eres tan hermosa como un bosque en invierno.
Me da igual el futuro, me quedaré a luchar.
Si huyésemos ahora, toda la vida
Samiah estaríamos huyendo.

No tengas miedo amor. Prepara el té,
sigamos haciendo los deberes Amir.
Acuéstate Karim, ahora te leo un cuento.

(de "Insomnio de Ramalah", Editorial Eclipsados, Zaragoza, 2005)










CIUDAD DE ESPEJOS

Sopló el hamsín, el viento sur de la tierra espantosa.
Durante cinco días sopló dentro de mí.
Nubes de calor y polvo del desierto
tallaron y vaciaron mi corazón
hasta convertirlo en un cáliz
para el humo de los inciensos

El sol del crepúsculo prendió la Cúpula de la Roca.
Todo en nombre de Dios:
la sangre de los niños al salir del colegio,
las viviendas arrasadas por las excavadoras,
los olivos arrancados de cuajo...
Todo un pueblo arrancado de cuajo.

(de "Insomnio de Ramalah", Editorial Eclipsados, Zaragoza, 2005)




Paradojas de la belleza

¿Cuántos kilos de marfil se necesitan
para construir el teclado de un piano?
¿cuántas toneladas de elefantes hay que abatir
para escuchar en los salones
una polonesa de Chopin?
¿Cuántos bosques más deben talarse
a cambio del placer de Shakespeare o Quevedo?
¿Cuántas montañas se deben arañar
para que el metal y la piedra se sueñen
entre las manos de Brancusi o Giacometti?
¿Cuántos esclavos de guerra se deben emplear
para que los tiranos levanten sus cruces,
construyan sus pirámides...?
¿Cuánta naturaleza hay que ultrajar
para que las top-models nos fascinen
con sus potingues, sus sombras, sus pestañas postizas,
por la divina comedia de las revistas y las pasarelas?
¿Cuánta ignorancia más se debe financiar,
cuánta depredación se debe tolerar,
cuánta vida se debe exterminar
para que lo vacuo, el lujo, la fanfarria
nos entretengan y nos envilezcan?

La muerte se exhibe con distante belleza,
retorcida cosmética, seductores demonios,
pero huelen tanto a descomposición
todas sus industrias y sus estrategias,
que a veces quisiera dejar de esculpir,
pintar, escribir, cantar, contemplar,
para no ser Cómplice, ni un segundo más,
de la Casquería.

(De Constelaciones al abrir la nevera. Poesía Hiperión,1996)

2 comentarios:

elkoalapuesto dijo...

Ángel, eres el jefe tío.

Un abrazote!

Nazgul dijo...

He descubierto recientemente a este autor y la verdad es que me atrae mucho su propuesta, porque conjuga estética y ética, porque se preocupa por los problemas y las injusticias del mundo pero con un buen gusto impresionante.