martes, 2 de enero de 2007

JULIA OTXOA




















Mencionada por:
Agustín Calvo Galán

Belén Reyes

Basilio Sánchez

Cristina Morano

María Ángeles Maeso

María Rayo

Nuria Ruiz de Viñaspre

Jesús Rodríguez

Elías Moro

Ángela Mallén

Menciona a:
Eli Tolaretxipi
Basilio Sánchez
Rafael Argullol
Julia Uceda
Belén Reyes



Bio-bibliografía

Julia Otxoa ( San Sebastián – Guipúzcoa 1953) http://www.juliaotxoa.net/ . Poeta y narradora entre sus obras los poemarios: · “Luz del aire” en colaboración con Ricardo Ugarte ;”Centauro”; ·“L’eta dei barbari” ; ·“La Nieve en los manzanos” ; · “Al Calor de un Lapiz”; · “ Gunten Café “ “Taxus baccata” y los libros de relatos ·“Kískili-Káskala” ; ·“Un león en la cocina” ·”Variaciones sobre un cuadro de Paul Klee” ; · “Un extraño envío” ; · “Maiali e fiori “ y “Furcsa Küldemény “ .Su obra que se se extiende también a la narrativa infantil y a la obra gráfica, ha sido traducida al Italiano ,Inglés, Euskera, Húngaro y Portugués y recogida en antologías de microficciones españolas y americanas como Tusquets, Alfaguara, Círculo de Lectores, Thule, Menoscuarto y Montesinos entre otras editoriales.




A modo de poética

“Me ha causado un gran impacto la obra del artista Tadashi Kawamata vista por primera vez en la exposición "Arquitecturas excéntricas" , plena de asimetría y fragilidad, casas, puentes, bóvedas ,construcciones de madera alejadas de todo tipo de armonía, que representan magníficamente a modo de plegaria de la desolación la cartografía de la contradicción, el caótico instante de nuestros días. Ansío trasladar ese concepto de ruptura a mi escritura, trabajar desde una estética de la colisión contra la opacidad del lenguaje lineal”.

¿Eso es lo que dijo la señorita Tobler antes de desaparecer?- Preguntó una vez más Joseph Fischer - No lo sé exactamente, creo recordar que fue así……. El interrogado no acababa de dar con una versión única de los hechos y alternaba unas con otras ante la desesperación no solo del inspector jefe del departamento, también de los dos topógrafos que se habían mantenido durante toda la conversación pálidos y tensos de cara al ventanal.




Poemas


DIARIO DE UNA ESCRITORA

Hacer coincidir con el mundo desnudo
y escandaloso del pájaro caído del nido,
el mundo mágico de las aventuras del lenguaje.
Michel Leiris


Solo con pensar en escribir se agota,
y sin embargo es lo único que desea,
pero tiene serias dudas de si escribir refleja el vivir,
a menudo cree que no, otras que sí y vuelta a empezar.

Ella por lo general entender, entiende muy pocas cosas,
la mayor parte del tiempo transcurre volátil,
la cabeza como un golpe de tiza, la escritura muda,
va por la calle como recién venida. No sabe vivir.

Tras cada impacto hay un instante agudo sin nada dentro,
luego es la ferocidad y el cansancio y el preguntarse siempre cómo narrar,
como si fuera posible dejar constancia de lo apenas entrevisto,
del curso precipitado de las cosas, de la presencia fantasmal del asalto,
del extraño latido del pequeño corazón desconocido.

No le gusta jugar en espacios inmaculados,
ni que el nudo resista las soterradas sacudidas de la cuerda.
El gesto de escribir es para ella, en primer lugar un salto en el vacío.

La intensa significación de la expresión ,
la agitación de las palabras, eso solo se consigue furtivamente.

A veces a ella le parece caminar hacia atrás,
desatender lo aprendido, sembrarse en batallas perdidas de antemano,
alimentar el delirio, vivir el poema en lugar de escribirlo.





EL MUSGO EN LA BOCA



I

Primero la inquietud y el lenguaje, el enigma como punto de partida y llegada.

Está luego el testimonio de lo que se ve, el horror de lo visto,
la repetición del tiempo del crimen,
el sucio lenguaje estratégico del capitán loco, la nave a la deriva,
y el otra vez cómo narrar la pequeña calavera que rueda bajo la ventana,
la sonrisa del verdugo.

Escribir este funesto tiempo que ya fue antes es enloquecer.

Golpéate el rostro con tu pequeño puño y despierta,
el mar devuelve a la playa las cabezas cortadas de las palabras,
las vísceras de animales desconocidos, cuadros rotos, hachas.

Donde estuvimos otra vez estamos, la nuestra es una historia de fantasmas.


II



El tiempo, como un instante de musgo,
húmeda la tierra dentro de las bocas de los comensales,
como si fueran gruesos topos excavando en la noche,
exponiendo su ceguera como garantía dialéctica de su nada.

Y siempre, siempre, el desconocido muerto sobre la mesa,
su desamparo en medio de las viandas, los licores y el humo de los puros.

El testimonio de los forenses parece un pequeño tratado surrealista
al estilo Marcel Duchamps.
La invisibilidad del muerto se firma ante notario, los diccionarios callan.
La vida sigue indigna escribiendo la sacrosanta historia a nivel de los establos.

Veo el futuro reflejado en los asnos mi querido Sherlock Holmes,
el tiempo es un rebuzno pero no me rindo,
yo al muerto le conozco y gritaré su nombre,
tendrán que ver los comensales el cadáver ahí, despojado de todo
junto a nuestros platos, nuestras cucharas, y nuestra falta de misericordia.





BREVES POEMAS


Permanecer en la inquietud, permanecer en la inquietud, no quiero ser sorprendida. Apaciento mi sombra en los lugares más inseguros del pensamiento. Oigo crecer mi osamenta cada día, mi infancia no ha terminado.

( Del libro Taxus Baccata - Ediciones Hiperión, Madrid 2005 )

***

Mi conversación de visita en los hospitales, ante el dolor todas mis palabras me parecen una ofensa. El único lenguaje posible sería arrodillarme o golpear mi cabeza contra las paredes, mi sangre como una oración.

( Del libro Taxus Baccata - Ediciones Hiperión, Madrid 2005 )


***

Los hijos del guarda me persiguen,
mis ojos no distinguen las sombras del día o de la noche,
deambulo dentro de mí misma huyendo del camino.
Mi hambre es de nomadismo.

(Del libro Taxus Baccata - Ediciones Hiperión, Madrid 2005)

***

Todos los trajes de la muerte

La vida es insoportable
sobre las cenizas de las víctimas.

No me hables de los héroes,
he visto todos los trajes de la muerte,
la sombra de la sangre derramada
es siempre imborrable y única.

Miro nuestra casa
y sólo veo fantasmas.

(Del libro “La Nieve en los manzanos” - Miguel Gómez Ediciones, Málaga 2000 )

***

Harta estoy de repetirlo en todas las embajadas, soy Camille Godan, traductora atípica, hasta el extremo que bien podría tener al menos cinco piernas y doce manos, todo un concierto en sol mayor para un número indeterminado de cabezas.

( Del libro "Guntén Café” - Diputación Málaga 2004)

***

A veces dejo que la fiera

meta su pata por la ventana

y me revuelva la sopa,

luego, cuando se aleja otra vez hacia la melancolía,

queda un rastro de pelos en mi plato, una navegación a la deriva,
un idioma extraño y necesario.

( Del libro “Guntén Café” -Diputación Málaga 2004 )

***

Me río abiertamente de la desorientación en mi búsqueda y haciéndolo experimento la sensación de haberme liberado después de haber estado prisionera largo tiempo. Bailo sin rumbo fijo a campo través, cada día un viaje alrededor de la aproximación.

( Del libro “Guntén Café” -Diputación Málaga 2004 )

3 comentarios:

Flores de Alquiler dijo...

A modo de simple lectora y por cuestiones del destino ,he descubierto este bello lugar.

Un Saludo desde Argentina

Lillian Hernández dijo...

Julia Otxoa:

"A veces dejo que la fiera
meta su pata por la ventana
y me revuelva la sopa,
luego, cuando se aleja otra vez hacia la melancolía,
queda un rastro de pelos en mi plato, una navegación a la deriva,
un idioma extraño y necesario."

Me mueve mucho este poema que ya conocía. Desde que encontré tu poesía, la sigo.

Saludos desde Puerto Rico.

Lillian Hernández
(Armario Roto)

Jesús dijo...

Hace tiempo hicimos una tertulia sobre tu poesía, y a los contertulios les gustó mucho. Hace poco te escuché en directo en nuestro querido Kabigorri, y me gustaste más que en papel. ¡Enhorabuena!
Espero con impaciencia tu próximo título