martes, 9 de enero de 2007

JUAN PASTOR























Mencinado por:
Luis Sánchez


Manuel Morán

Menciona a:
Manuel Álvarez Ortega
Miguel Florián
Manuel Morán
Esther Peñas
María Antonia Ortega
José María Ruiz Peña


Bio-bibliografía

Juan Pastor, Mula (Murcia 1949). Fundador y director de la colección Devenir de poesía y ensayo desde 1984 y fundador y director del Aula Claudio Rodríguez iniciada por la Delegación Territorial de la Once de Madrid entre octubre de 1999 y mayo de 2001. Pertenece profesionalmente al mundo de la enseñanza. Se trasladó a Barcelona en septiembre de 1975 donde vivió hasta septiembre de 1988, que marchó a Madrid, donde reside en la actualidad dedicado a su profesión y participando activamente en el panorama cultural y poético del momento. Premio de Literatura Fundación Carolina Torres Palero 2006.

Libro de poesía publicados:
Hasta que el tiempo los agote. Murcia, 1975
Cuatro poemas y un silencio. Barcelona, 1976
Sin labios para reír. Barcelona, 1978.
"El" y la sombra del último viaje. México,1980.
Acirbaf en el país de los Dádelos. Barcelona, 1981.
Curvaturas de la sombra. Barcelona, 1983.
Claridad de la nada. Barcelona 1987.
Espacios de luz hacia la línea. Madrid 1993.
Atingencias. Colección El Árbol Espiral, Béjar (Salamanca), 1996.
Paréntesis de tiempo, silencio y curvaturas. Madrid, 1998.
Cuando se nos deja ver. Madrid, 2004.

Antología: Veinte poetas del siglo veinte. Madrid, Devenir 2001.

Otras publicaciones:
DOS POEMAS PARA EL SILENCIO.Poesía Hispánica. Nº 284. Madrid, agosto de 1976
TRES POEMAS DIFERENTES. Poesía Hispánica. Nº 289. Madrid, enero 1977.
POEMA TERCERO. Cuaderno literario Azor. Nº XIV.
TODO PARECE HABER CAMBIADO. Poesía Hispánica. Nº 296- Madrid, agosto de 1977.
BREVE ANTOLOGÍA. Poetas españoles de hoy. Diario La Nación. Venezuela, 3 de septiembre de 1977.
PUEBLO MARCADO. Cuaderno literario Azor. Nº XVII
POEMA. Revista "Árbol de Fuego". Nº 122. Venezuela, julio de 1978.
METÁFORAS. Monteagudo. Universidad de Murcia. Año 1983.
HASTA PERDER LA LÍNEA Y SU MIRADA. Poemas de homenaje. Ediciones Bahía. Algeciras, 1992.
SENTADO EN UNA PIEDRA DE LUNA. Murcia. Antología General Poética. Santiago Delgado. Universidad de Murcia 1993.
SILENCIOS. A Manuel Álvarez Ortega. DEDICATORIA. DEVENIR, 113 (MADRID, 1998)
DOS POEMAS. A Rafael Morales. Poesía en la diana. CE`P. Universidad popular “José Hierro”. Año III, Nº 3. Primavera de 1999.
HACIA LA VOZ. Revista “La sierpe y el laúd”. Número 12. Cieza (Murcia 2000).
PARA RECONOCER MI VOZ. “El extramundi” Número 23. Otoño 2000. Iria Flavia. Padrón (La coruña)

Traducciones de su obra:
POESIE NOUVELLE ET CHANTS DU MONDE. Revista "Fer de lance" Cannes (Francia, 1978). Traducción de Marcel Hennart.
POESIE NOUVELLE ET CHANTS DU MONDE. Revista "Fer de lance" Cannes (Francia, Enero-junio 1979). Traducción de Marcel Hennart.
L’UNIVERS DE LA BEAUTÉ. D’une Espagne a l’autre.Sources Nº 16. Namur (Belgica). Traducción de Marcel Hennart.
SE IL VENTO MITRASCINA. I"Quaderni della valle"San Marcos in Lamis-foggia (Italia). Marzo de 1995. Traducción de Michele Coco.


Poética

Siempre ha sido el sentimiento de una necesidad. Y mi creación poética ha obedecido a éste pálpito de poder y de sentir hasta llegar y recibir del otro, todo aquello que nos rodea. Pero el fruto de este impulso y la necesidad de llegar, y de comunicarme con los demás, significan y les ha dado sentido a mis deseos de luz para conseguir ver y estar para la verdad. Una verdad poética sentida como aptitud y alejada del oficio y del sentido práctico de lo cotidiano.
El derecho a vivir, es un derecho a pensar y a sentir en libertad. Alejados del poder y su coacción. La poesía me hace ser y sentir en libertad.


Poemas


CON EL BLANCO Y SU DISTANCIA



I

1
Me llevan de la mano. Pero cada tarde que puedo y cuando me dejan,
releo mis últimas reflexiones sobre la voz,
para terminar acariciando la frustrada soledad que me teje.

Es el tiempo y los años que pasan con la luz.
Pero nada se repite junto a esta blancura contenida de mi frontera.
Sólo de tarde en tarde, al igual que la sombra, tal vez mi deseo.
Mi queja para consentir, para frenar mi tristeza
y la imparable sensación de abandono que vuela y planea sobre la playa.

2
Se pierden las olas sobre la distancia horizontal y plana de lo infinito.
Es la mar. El blanco sobre azul y sobre rojo; aunque muy alejados de la costa.

3
Aquí no rugen los vientos. Pero sí, es la mar de lo infinito, de la sequedad,
de las alhóndigas y olivos, sobre su plenitud, para motear y dejar marcado el paisaje.

Según el día, la hora y el tiempo que se nos dé.


II

Estoy muy lejos y las miradas me alejan de ti. Pero hay una mirada circular que se resiste y me hace volver.
Regresar cada tarde a esta fría palabra de realidad.

Siento un largo silencio. Una larga mirada de luz; de soledad compartida y una larga dejadez de mi voz.

Pero te llamo cada tarde cuando los colores del viento se agitan.
Cuando todo está dicho y cuando nada queda para mirar.
Es la luz. El sol que nos ciega de frente, que rompe y nos impide apresar la frontera.

Eres tú. Distancia fría de voz. Palabra en lucha de silencio. Lapidaria fluidez de la nada.


III

No hay mejor luz que la paz. La paz de mi voz, de mis dedos y del entorno.
La paz y esa otra que se representa y que es la vida.

Pero yo no quiero sentir tu futuro porque es mi pasado. Historia rota, caricia y dedos de luz para la línea.
Aunque tal vez solo sean palabras de futuro y duda.

Posiblemente será la historia.

Los días, la luz, el viento y la falsa ceguedad, sean la única línea.
Mis dedos están rotos por la voz. Desaparece su contorno y referencia horizontal.

La frontera es un mundo que está,
y que tenemos. Pero que es preciso descubrir.


(Del libro Cuando se nos deja ver. Devenir, Madrid 2004)


2 comentarios:

dido dijo...

¿Quien decide lo que es poesia y lo que no?

Me gustaría contactar con el editor Juan Pastor.

Mi correo es fonsabat@hotmail.com

Jordi Llavina dijo...

Me gustaría retomar el contacto con el poeta Juan Pastor (Juan, ¿estás ahí?). De todo ello, hace una eternidad. Tú fuiste profesor mío de naturales en Gelida. Pero, más importante que eso, y siempre con el debido respeto a la ciencia, me introdujiste en el mundo de la poesía. Te acompañé, si no recuerdo mal, a la presentación que hiciste de CURVATURAS DE LA SOMBRA en Barcelona, en el Cercle Sant Lluc, o como se diga. Tras tus clases y tu magisterio, ya en el bachillerato, yo descubrí a Vinyoli--de cuyo centenario de nacimiento fui, el año pasado, comisario--y a muchos otros. Pero siempre te agradeceré tu apoyo, tus enseñanzas, tus palabras. Incluso publicaste un poema mío muy malo en una revista que, si la memoria no me traiciona, se titulaba Arrecife. Ahí va mi mail: jllavina@hotmail.com. JORDI LLAVINA