miércoles, 17 de enero de 2007

ANTONIO RIGO























Mencionado por:
Enrique Cabezón

Antonio Orihuela

Julián Sánchez

Katho Gómez


Menciona a:
Mitsuko Omitsu,
Ralph Cardwell,
Arthur Rodes,
Emilio Arnao
Fred Paralelo




Bio-bibligrafía

Antonio Rigo nace en Palma de Mallorca en abril del 1957. Escribe poesía. Actualmente dirige los encuentros poéticos El Último Jueves que se celebran cada mes en la librería Literanta de Palma, así como el taller de poesía que ya en su segundo año acaban de iniciar este curso en dicha librería.

Ha publicado los siguientes libros:
Luces de posición, 1991, edición AR
Mujer Triple, 1994, Bolsa de Pipas, editado por Monograma
Poemas del Polígono Industrial, con versión inglesa de Lucía Graves, 1994, Bitzoc
Página Par, con el dibujante Pere Joan, 1995, La Bolsa de Pipas, Monograma
Parpadea y me habré ido, pintura y poesía, con el pintor Joan Pol, 2000, edición de Santi Trián
Poemas del aeropuerto, 2004, Zigurat, Ateneo Obrero de Gijón
Días de radio y niebla, 2006, Calima
Tiene en editor próximos a aparecer dos nuevos títulos: Pan con aceite y otros poemas y Poemas del Bosque y de la Lluvia

Ha sido incluido, entre otras, en las siguientes antologías:
Feroces, selección de Isla Correyero, 1998, DVD
Poesía contemporánea de Mallorca en castellano, 1999, Calima
Voces del extremo, poesía y conciencia, 2000, Fundación Juan Ramón Jiménez
El último en morir que apague la luz, Atlas poético, 2001, Zigurat, Ateneo Obrero de Gijón







Poemas



Poemas del libro de próxima aparición Pan con aceite y otros poemas.



I.

Acercarse al poema
con un cuchillo
entre los dientes.

Danzar alrededor del árbol
cultivar en la noche y
orar al mediodía.




II.

El rocío de esta madrugada:
Una mariposa de escarcha.




III.

Me lanzo al lago
de la noche, alcanzo
la otra orilla.
Eso es para mi
tu parpadeo.



IV.

Libélula nocturna
que elevas inocente
mi casa encendida,
¿a dónde te diriges?


V.

Cuando estás
te veo junto a mi,
cuando no estás
te veo en todas partes.
He desterrado la soledad.




VI.

El silencio de la nieve
es azul. La velocidad
de las flores, blanca.




VII.

El silencio de la montaña
roto por el sonido
de la hierba que brota,
el ruido de la ciudad
aplastado por el silencio
de la hoja que crece.

1 comentario:

Lluís PM dijo...

Tras leerle he celebrado tener ojos. Le agradezco su escritura y le abrazo.