viernes, 28 de diciembre de 2007

JORGE BARCO























Mencionado por:
Antonio Pérez Morte
Antonio Huerta Orihuela
Víctor Manuel Pérez Mateos

Menciona a:
Nel Amaro
Antonio Colinas
Roberto Domínguez Moro
Pablo García Casado
Octavio Gómez Milián
David González
Antonio Huerta
Jesús Jiménez Domínguez
Ana Pérez Cañamares
Víctor Manuel Pérez Mateos
Antonio Pérez Morte
José Luis Piquero
Rafa Pontes
Antonio Portela
Alfonso Rabanal
Manuel Vilas





Bio-bibliografía

Jorge Barco (Salamanca, 1977) ha publicado los cuadernos de poemas El rastro de mis lágrimas (2000), Recuerdos de lo mío y de lo ajeno (2000) y Grandes éxitos (2005). Con Algún día llegaremos a la luna ha obtenido el Premio de la Academia Castellano-Leonesa de poesía 2007, libro que se publicará en 2008. Aparece traducido al alemán en la antología Iberia Polyglotta (2006). Vive en Jerez de la Frontera.





Poética ecológica

No puedo evitarlo:
Veo un árbol e imagino un libro.








Poemas


PARA QUÉ SIRVE JORGE BARCO

Jorge Barco inventó la penicilina.
Jorge Barco descubrió la Teoría de la Relatividad.
Llegó por primera vez a la luna en 1969.
Jorge Barco formuló que la fuerza de atracción entre dos
cuerpos es directamente proporcional al producto de
sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la
distancia que los separa, y los demás lo creyeron.
Jorge Barco escribió el Quijote y Arde el mar,
y Sepulcro en Tarquinia y Cuaderno de Nueva York.
Jorge Barco también escribió Platero y yo,
pero con pseudónimo.
La leche pasteurizada es de Jorge Barco.
La coca cola es de Jorge Barco.
Y la Poética de Aristóteles es una copia casi literal
de la que Jorge Barco escribió dos años antes.

Sin embargo Jorge Barco morirá.
No sabe cuándo.
Ya ves de qué sirve vivir en vida.

De El rastro de mis lágrimas





A MI PERRO

Arrastras esta hoja con los dientes mientras cuento
que te has portado mal y tú lo sabes.

No pido que comprendas las materias
de filósofos y genios elocuentes.
No aspiro a que te creas que hay un dios
y comulgues con la fe en la que he crecido.
Quizá nunca distingas los conceptos de izquierda ni derecha
ni qué es sentir amor.

Me conformo, querido Goya
con que no te mees en el sofá, en las alfombras,
en el suelo de la cocina,
o cualquier lugar que encuentres
menos en los que te hemos asignado.

Tú no lo entiendes.
Tú sólo entenderás por nuestros gritos
que en casa tienes que ir a los periódicos
y que la calle es grande y tienes ancho mundo.

Si yo pudiera, si me dejaran
mear sobre la prensa diaria,
salir a la calle y cagarme en el mundo,
si yo pudiera, querido Goya, sería feliz.

Tú no me entiendes.
No sabes la envidia que te tengo.

De Algún día llegaremos a la luna





A CORAZÓN ABIERTO

No penséis en la belleza del poeta
como un hecho constatado y lógico.

No os dejéis engañar por la palabra
colocada de forma tan perfecta
que transmite emoción y desenfrena.

No idealicéis al poeta, no lo merece.

Es un triste pecador que vive solo,
se emborracha y nunca reza.

Tras esos versos, de perfilada metáfora,
hay complejos de la infancia,
mala leche,
barrigas cerveceras y alopecia.

Sé que cuesta creerlo al conocerme,
pero no todos los poetas son tan guapos.

Inédito

miércoles, 26 de diciembre de 2007

LUCÍA BOSCÀ




















Mencionada por:
Sergio Castillo Pelegrín
Miguel Ángel Contreras
Andrés Ramón Pérez Blanco
Laura Rosal
Rafael Romero
Rubén Darío Fernández
Begoña Muñoz Mateu

Menciona a:
Adrián Nicolás Penela
Ana Pérez Cañamares
Angus Linuesa Cáceres
Arturo Méndez Cons
Bartolomé Ferrando
Daniel Martín Moreno
Domingo López
Eduardo Almiñana de Cózar
Félix Sevilla
Fernando Beltrán
Fran Plà
Garikoitz Gómez Alfaro
Jesús Ge
Miguel Alarcos
Miguel Ángel Contreras
Pedro Montealegre
Rafael Romero
Safrika
Sergio Castillo Pelegrín
Valerio Moreaz
Velocet
Víktor Gómez
A todos los miembros de: Escritores Sin Futuro, Manual de Antrología, Calambres Exquisitos y Dolmen de Empatía
A los once poetas críticos





Biografía

Lucía Boscà Gómez (Valencia, 1985). Trabaja como profesora de español para extranjeros en la Universidad de Valencia y estudia para terminar el Doctorado en el departamento de Teoría de los Lenguajes (UV). Su poemario (inédito)quedó finalista en el premio poético La Garúa (2009). Sus poemas han sido publicados en 23 Pandoras (Baile del sol, 2009), Estaciones desnudas (Editorial Cocó, 2007), Nube de Cifras(Editorial Cocó 2008) y Verso a verso II (Colección Náyade, 2005), así como en las revistas Vulture, Creatura y Adiós. Es corresponsable de la edición de los Cuadernos Caudales de Poesía (dirigidos por Víktor Gómez), coordina un taller poético en la asociación musical Mestre Serrano de San Antonio de Benagéber (Valencia) y es delegada en España de la Asociación solidaria Djodjole-Afrique.


Poética
Honestamente, hay cosas que todavía no sé.



POEMAS

Ser tierra,
surcos arremolinados
de tanta espera, daño
de lo indecible. Ser
entre el deseo y las huellas.
--------------------------Extender la mano,
perfilar vigilias
de un duelo
que hoy tampoco
termina ni
para nuestros muertos.





Y nunca hubo menos,
la verdad fue dicha
justo ahí.
--------------Otro
trozo de Jerusalem
en la espalda de un padre,
una piedra envuelta
y/ otro motivo más
para cambiar las escrituras.
La tierra no era de este mundo.----(No del nuestro.)
Entonces, alguien leyó y,
como si siempre hubiésemos estado
en la misma tierra, la tierra,
-esa tierra- comenzó
de pronto
----------a pedirnos perdón.





No sé
cuál de mis curvas
saldrá a buscarte
esta noche

ni
cuándo asumiré
mi condición
de llama.

Ser fuego,
ceniza entre tus manos
a la espera de viento,
trenza de lluvia

que todo lo arranca.

Y no basta morder las cuerdas,
la espera, la búsqueda.

No hay qué
para paliar la deuda.

Y tú me abrazas
pidiendo perdón,
tú,
con las manos
repletas de azar, de nieve.
Para mí.

Parpadean mis curvas de fuego.
Prende el hombre más próximo.
Y sus manos de azar. Su nieve.

lunes, 24 de diciembre de 2007

HILARIO BARRERO


















Foto: Mario Rojas



Mencionado por:
Felipe Servulo
José Luis García Martín
José Manuel Soriano Degracia
Jesús Aparicio González

Menciona a:
Xuan Bello
José Luis García Martín
Martín López-Vega
Joan Margarit
Luis Muñoz
Felipe Sérvulo
Jane Kenyon
Ted Kooser
Mary Oliver
Robert Frost
Donald Hall
James Schuyler



Bio-biografía

Hilario Barrero vive en Nueva York desde 1978. Es doctor por la Universidad de la ciudad de Nueva York. Ha enseñado español en la Universidad de Princeton. Ha traducido a Robert Frost, Ted Kooser, Donald Hall y otros poetas norteamericanos. Es autor de Siete sonetos (Imprenta Ebora,1976), In tempore belli (Premio de poesía Gastón Baquero, 1999), Las estaciones del día (Llibros del pexe, 2003), De amores y temores (Llibros del pexe, 2005), Días de Brooklyn, (Llibros del Pexe, 2007) y De otra manera, una antología bilingüe con poemas de Jane Kenyon (Pre-textos, 2007). Es colaborador de “Clarín” y sus poemas han aparecido en Aldonza, Hélice, Hueso Húmero, Poesía española, Reloj de arena, Revistatlántica y Turia.

http://mysite.verizon.net/hilariobarrero/


Poética

Oscura claridad.




Poemas



Postdata

Me arrimo a ti
en una calle estrecha
y dejo pasar la sombra
que nos viene siguiendo.

(de Educación nocturna)

Los de los tristes destinos

Al Museo le cambiarán de protectora,
reemplazarán los premios con los del vencedor,
derribarán estatuas y fundirán monedas,
sustituirán el nombre de las plazas,
serán reconocidos los dos hijos bastardos,
las fotos oficiales se venderán en rastros y subastas
y el brillo de la corte se amargará de olvido.
Con suerte, si no son fusilados,
sus cenizas irán al pudridero
y en los libros de texto serán un par de líneas.

¿Qué será de nosotros que somos solamente
dos cuerpos que se aman?
(Inédito)



***




"Early Sunday Morning"
Para Edward Hopper


Única criatura, la claridad
extiende sus raíces en la línea
horizonte de la calle vacía,
bautizando al color por su apellido:
azules infantiles, verdes lluviosos,
ocres enamorados, húmedos blancos
que son frontera con la sábana tibia,
el olor a café, la primera caricia,
y el roce de la muerte que, temprana,
teje precipitada la túnica del barro.
Dando razón de luz al carbón de la sombra,
el sol va señalando a la fachada
su destino de noche aún distante.
Dormidas las persianas, amarillo
despierto de septiembre, un visillo
entretiene su frágil esqueleto
en el lento columpio de la brisa,
mientras Mrs. McLaughlin siente un escalofrío,
protegida por Gato (y una buena ginebra)
y comienza a leer la última edición
del New York Times, cuando tan sólo son
las siete menos cuarto, en la recién
creada mañana del domingo.

(de In tempore belli)

viernes, 21 de diciembre de 2007

ALMA PAGÈS









Mencionada por:
Alfredo Piquer

Menciona a:
Antonio Ferres,
Adolfo Cueto,
Inés Hernando,
Ana Delgado,
Alan Mils




Biografía


Nací bajo el signo del Agua, es decir, bajo la memoria, el dolor y el sentimiento.




Poética


La poesía es para mí la contemplación de la existencia, su luz y su sombra, a través de la belleza.







Poemas



Desabrochada de ausencias
la bruma me raptó del sueño
Águilas serenas me brindan sus alas
y torbellinos taimados
simulan liberarme de
olvidadas cadenas que
la brisa fue trazando en mi piel
Extiendo un manto azul
lleno de caballitos de mar
sobre la hierba
Acaricio el asombro de
la tierra sedienta
y el estallido de la luz sobre
mi vientre empapado de rocío
Espejos de agua
inquietantes y lascivos
se desbordan en mi danza

(Poemas que olvidé escribir de joven)




***



África sedienta

Van lloviendo mis ojos
Van lloviendo mis manos
Martillea insomne mi lluvia
los largos caminos detenidos
donde el terror deseca
las huellas que fueron
testimonio de seres
habitados de agua

Les secaron la risa
Les secaron el llanto
el sudor, la saliva

Ahora sombras sedientas
se arrastran
en interrogación infinita
Y mi lluvia se llueve
incongruente y humana
Sin respuestas

(Memoria del agua)




***



Luna anaranjada
Sobre un mar de terciopelo
Latido acariciante
De la noche
Jadear de las olas

(Cuaderno de Aro)

lunes, 17 de diciembre de 2007

FERRAN FERNÁNDEZ

Mencionado por:
Agustín Calvo Galán
Gustavo Vega
José María Cumbreño
Bruno Jordán
Abel Santos
J. Jorge Sánchez

Menciona a:
Daniel Bellón
Isabel Bono
Carmen Camacho
Pablo Casares
José María Cumbreño
María Eloy García
Bruno Jordán
Carmen López
Kepa Murua
Javier Salvago






Bio-bibliografía

Ferran Fernández (Barcelona, 1956) es, desde 2000, profesor de Periodismo en la Universidad de Málaga. Anteriormente lo fue en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ejerce el periodismo desde 1980. Ha fundado y dirigido diversas publicaciones de carácter político-cultural. Ha trabajado, igualmente, en radio y televisión. En los últimos 20 años también se ha dedicado al diseño gráfico, sobre todo al cartelismo político-social y al diseño editorial y periodístico. Ha sido director de Los Libros de la Frontera, pequeña editorial ubicada en Barcelona, que publica la colección de poesía El Bardo, que en 2004 cumplió los 40 años de vida, y en estos momentos está poniendo en marcha Luces de Gálibo, otra editorial. Tiene publicados tres libros de poemas, Lógica sentimental (Barcelona, 1997), Sufrir en público (Barcelona, 2007) y Xeografía nocturna (Ribeira, Galicia, 2007).
Ferran Fernández se dedica también a la poesía visual, de la que ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas, y publicado seis plaquetas (Ulls, Barcelona, 1994; Poemas visuales, Murcia, 1997; Sin fonía núm. 1, Málaga, 2005; Sin fonía núm. 2, Málaga, 2006; Sin fonía núm. 3, Málaga, 2006, y Sin fonía núm. 4, Málaga, 2006). Su obra ha sido publicada en diversas revistas españolas y extranjeras. En el sitio http://www.ferranfernandez.com/ va apareciendo, desde febrero de 2004, una muestra de su obra gráfica y poética.



Poética

“No se le venía ningún poema a la mente. Era tan feliz como nunca lo había sido en su vida”. Orhan Pamuk, Nieve



Tres poemas



MANDAMIENTO

ámame sobre todas las cosas

por ejemplo

sobre la alfombra
sobre la mesa
sobre la arena de la playa

(Lógica sentimental, 1997)



***



PRINCIPIO Y FIN

al principio
no hay necesidad
de crear el principio

al final
tampoco se ve la necesidad
de inventar el final
el final simplemente se impone
pero sí es necesario
establecer un principio

un principio
que nos confirme
que hemos vivido
el intervalo

(Sufrir en público, 2007)



***


en el silencio
navegan las palabras
impronunciables

[Peligro de vida (99 haikus), de próxima publicación]

sábado, 15 de diciembre de 2007

HILARIO JIMÉNEZ GÓMEZ


























Mencionado por:
Javier Pérez Walias
Emilia Oliva

Menciona a:
Antonio Colinas
Ada Salas
Antonio Reseco
Basilio Sánchez
Daniel Casado
Diego Doncel
Félix Grande
Javier Rodríguez Marcos
José Manuel Díez
José María Cumbreño
José Miguel Santiago Castelo
Luis Felipe Comendador
Luis García Montero




Bio-bibliografía

El extremeño Hilario Jiménez Gómez (Montánchez, Cáceres, 1974) es Licenciado con Grado en Filosofía y Letras -Filología Hispánica-. Ha estudiado con detalle la escritura de algunos poetas de la llamada Generación del 27 y sobre ellos tiene publicados diversos artículos y trabajos, destacando el libro Lorca y Alberti, dos poetas en un espejo (2001) reeditado ya en varias ocasiones; citar también, entre otros, el volumen Pablo Neruda, un corazón que se desató en el viento (2005), que ha coordinado en el centenario del poeta chileno, y la edición de una amplia selección poética de Félix Grande titulada Una grieta por donde entra la nieve (2006). Profesor, conferenciante, colaborador en revistas científicas y de creación y jurado en varios premios literarios, en los últimos años se ha acercado a la creación poética: Paisaje sin figuras (1995) aún inédito, En un triángulo de ausencias (2003) ilustrado por Eduardo Naranjo, Versos color naranja (2003) y Delirio in extremis de un aguador con sed (2004), original composición en torno al agua. En 2006 vio la luz un libro colectivo con tres amigos bajo el título Cuatro poetas en un tobogán, donde recoge una pequeña antología personal junto con algún inédito.

(http://www.hilariojg.blogspot.com/)





CONVERSACIONES
(a modo de poética)

Ya sentenció Antonio Machado que la poesía es la palabra esencial en el tiempo, por lo que interpreto yo que es tarea del poeta no sólo profundizar en la esencia de las cosas sino percibir su discurrir en el tiempo; debe estar sumergido «en las mesmas vivas aguas de la vida», en expresión exacta de santa Teresa. No sé qué es la poesía... Leo y escribo y leo porque no entendería mi vida de otra manera. Nuestros sentimientos acompañan a la poesía, y a la vez los disfrazamos de pensamientos, deseos y vivencias; las poéticas sólo sirven para desnudarlos. El poema siempre será un misterio entre el poeta y el lector. No todos los poemas saben hablar de la vida ni todos los lectores han aprendido a mirar y a tener conciencia del tiempo. Como dijo Luis Cernuda, sólo podemos conocer la poesía a través del hombre; acaba donde el hombre acaba, pero a diferencia del hombre nunca muere.





Poemas



He seguido tus palabras y estoy aquí.

La noche cubre la estancia;
todo ya anochece.
Oscuro y abatido
mi cuerpo
se extravía en tu laberinto
y la eternidad
es como el agua al fin.

Y recogido en tu abrazo todavía
pienso
que la fugacidad del hombre
descansa en un suspiro,
el mismo que tú y yo
hoy compartimos entre sombras,
lentamente extasiados.

En un triángulo de ausencias (2003)



***


RUINA

Una casa oscura y vacía que invade la niebla.
Una cama deshecha de la que caen sábanas usadas.
Unos pasos que se despiertan dormidos
caminando ciegamente hacia la luz.

y ella le llama desesperada
... pero él no la escucha

La corriente de una puerta abierta
le arrastra sin remedio hacia el vacío
mientras la luna amanece con dientes de muerte
sonriéndole sobre las olas.

y ella le tiende su mano
... pero él no la mira


En su cuerpo desnudo la humedad del mar
hará brotar semillas y rosas negras
y las nubes contemplarán extasiadas
el milagro de romperse ambos en cada roca.

y ella le grita sin consuelo
... pero él no la siente


El niño galopa asustado por el viento
con el esqueleto de la luna entre sus piernas.
Y su madre atada entre las sábanas
llora vacía tras un espejo estéril.

Versos color naranja (2003)


***


LA BUSCA

Siempre esperó aquella noche de ventanas cerradas
donde abrazarse a un susurro amanecido
que le diera la mano y paseara su vida.

No recuerda por qué allí sus ojos
desearon probar besos mudos de madrugada,
cómo se dejó atar sin remedio
a cansados sueños de pies cansados,
su cuerpo humillado
ante el desnudo perfecto de la manzana madura.

Sólo confiesa que los pequeños secretos
no han desaparecido con las duchas ni los viajes.
Que dos manos sin dedos tejen por su espalda
la fina tela de las palabras que caen como el día.
Que tras esa voz serena y oscura se pierde
aquel viejo árbol enterrado en cemento.
Que ya no existe si cuando despierta
una sombra no duerme sin ropa a su lado,
con unos labios delgados y mudos
que se saben dueños de la tierra.

Cuatro poetas en un tobogán (2006)




miércoles, 12 de diciembre de 2007

JUAN ROJO




















Mencionada por:
Ángela Torrijo

Menciona a:
Ángela Torrijo,
José Ramón Huidobro,
Elena Medel,
Esther Muntañola,
Rafael Espejo.


Biografía



Juan Rojo, Madrid 22 de julio de 1960.





Poética


Escribo porque no tengo más remedio.
Las palabras se me salen formando historias.




Poema 1.



Marzo



Silencio.
Se espesa el aire
cuando lo nombro.



Miradas.
Cruzándose,
esquivándome.



Preguntas.
Qu e no hago,
que guardo donde ya no caben más.



Abuela.
Desconocida de pañuelo blanco.
Espejo de horror,
de descubrir mi cara
en el rostro de una mujer.



Hogar.
¿Mi paraíso, mi infierno?
Todo este peso me desploma.
La mentira era mi vida.



Dolor.
Lejos, muy lejos me iré
donde las sombras no alcancen,
donde zurcir el alma









Poema 2



Donde ella montaña, yo valle.
Donde ella vaguada, yo cumbre.
Si ella lago, yo pez.
Si ella flor, yo abeja.
Si ella cueva, yo espada.
Cuando ella volcán, yo lava.
Cuando ella trueno, yo relámpago.
Cuando ella terremoto, yo geiser.
Ella agua, agua yo.
Yo viento, ella mies.









Poema 3



Que no se atrevan a florecer los almendros
ni osen mirarme los narcisos
Lo quiero todo gris



Que el aire no me traiga perfumes
que no desaparezca la escarcha
de mi alma



Que la luna no alumbre su ventana
ni los relámpagos me recuerden su figura
ciega su casa y ciego yo



Maldito el tiempo que huye cobarde
y la aleja de mí
Maldita la vida que continúa
como si fuera posible
como si mi llanto no fuera interminable



----------------------

lunes, 10 de diciembre de 2007

TOBÍAS CAMPOS FERNÁNDEZ


















Mencionado por:
Edith Checa
Carmen Valladolid
Antonio J. Sánchez
Daniel García Florindo

Menciona a:
Ada Salas
Carlos Marzal
Antonio Gamoneda
Clara Janés
Daniel García Florindo
Lorenzo Olivan
Rocío Hernández
Chantal Maillard
Edith Checa
Carmen Valladolid
Gonzalo Rojas
Vicente Gallego
Blanca Varela
Antonio Cabrera
Caballero Bonald



Bio-bibliografía

Tobías Campos Fernández (Sevilla 1968).
Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla,
de su obra poética podemos citar títulos como
Inventario de nieblas “Finalista Premio Barro” Sevilla (1999),
La mirada inicial (Ed Cultural Myrtos, Córdoba 2007)
Lugar de las gacelas “Ganador Certamen de Poesía Marc Granell,
Villa D’Almussafes” (Publicación en 2008 Ed edicions 96 )
y La rotación del puzzle “Finalista premio Artífice, Loja” (Publicación en 2008 Ed Ayuntamiento de Loja. Su poema “El hombre de la esquina” ha sido ganador del premio Jirones de azul 2007.
Algunos de sus poemas se han recogido en la Antología Colectiva “Nosotros”
(Ed lautaro Sevilla 1993), a cargo del poeta Angel Leyva.
También cultiva el género Teatral con obras como “Ausentes”, “Mil Rostros”, o “ Reo en el puzzle”. Desde el año 2000 imparte Cursos y Talleres de creación literaria
en diversos Centros e Instituciones. Como Artista Plástico ha llevado a cabo diversas exposiciones de pintura tanto individuales como colectivas.



Poética

Que la palabra sea

leve quicio de asomo,

juglaría de ser

sobre la niebla.






Poemas



GACELA DEL TRIUNFO Y LA DERROTA


Al final
y al principio,
la derrota y el triunfo
son el mismo animal silvestre,
la misma carne viva sintiendo su verdad.

Todo es río y lugar de cristalina mudanza
donde nada ni nadie puede vencer ni ser vencido,
solo formar parte de la lluvia,
solo ser viajero
exhausto y radiante.


(Lugar de las Gacelas)





GACELA Y NADA

Junto al rito inmemorial de la presencia,
el vacío íntimo.
Junto a las sedes de las formas,
el espliego leve.


Cuerpo de la gacela vibrando
en el valioso eco de la nada,
cuerpo de la gacela morando
la trascendencia del desierto.


Sopla el viento de la noche:
nadie en el viento,
nadie y brote hacia el fondo
de su secreta epifanía.


(Lugar de las gacelas)






GENTÍO




Casi no podemos movernos

entre la multitud que grita

y calla vertiginosamente.


Algunos se suben

a los hombros de otros

para ver el gentío

y descubren, asombrados,

que no hay nadie.


(La rotación del puzzle)

sábado, 8 de diciembre de 2007

MARTÍN RODRÍGUEZ-GAONA











Mencionado por:
Elena Felíu Arquiola
Sandra Santana

Menciona a:
Juan Manuel Artero
Eduard Escoffet
José Luis Pastor
Jaime Rodríguez


Bio-bibliografía

Martín Rodríguez-Gaona (Lima, 1969) ha publicado Efectos personales (Ediciones de Los Lunes, 1993), Pista de baile (El Santo Oficio, 1997) y Parque infantil (Pre-Textos, 2005), y ha vivido en Perú, Estados Unidos y España. Ha sido coordinador del área literaria de la Residencia de Estudiantes, donde antes tuvo una beca de creación. Poemas, traducciones y ensayos suyos han aparecido en Babelia, Eñe, Riff-Raff, Quimera, Matador, RevistAtlántica, Litoral, Cuadernos de la Huerta de San Vicente, El Boletín de la Institución Libre de Enseñanza y El Diario de Poesía de Buenos Aires.

Ha traducido Pirografía: Poemas 1957-1985 (Visor, 2003), una selección de los primeros diez libros del poeta estadounidense John Ashbery, y también ha realizado versiones de Gertrude Stein, H.D., John Giorno y Jack Spicer, algunas de ellas aparecidas en la antología Amores iguales (La Esfera de los Libros, 2002).

La obra de Martín Rodríguez-Gaona, ha sido analizada en el estudio En la comarca oscura. Lima en la poesía peruana 1950-2000 (Fondo Editorial de la Universidad de Lima, 2006).





Poética

Cada poema escribe sus reglas y sus límites. Me gustaría estar entre aquellos escritores que, al menos, contribuyeron a que se continuase leyendo con pasión, con rabia y con ilusión.




Poemas




EN LA ESQUINA DEL PASAJE COMERCIO
Y LA CALLE TRES CRUCES


Puedes ser lo mejor del mundo,
tener pegada y rapidez
pero esos golpes, una vez que entran,
nunca más salen
y has estado en feroces intercambios
cuyas huellas
humedecen hoy en día
las cuerdas y el cuadrilátero.

No hay amistad, no hay amor,
sólo la lucha entre quienes aprenden
las leyes del juego
y la nostálgica admiración
de aquellos que quedaron fuera.





LA PREPOTENCIA DE LOS SENTIDOS

Otro más ha entregado su cuerpo
en el intento estival de cruzar
el Estrecho.
Piensa en el Palacio de Oriente:
Tiempo para el recogimiento
y la dictadura de lo hermoso.

Querías una foto
para probar qué lejos has llegado
-la tarde naranja y un camino
de cruces-
pero la estación cubre de polen
la villa: ve a casa,
no quedan aquí medallas
y hoy estornudan cientos de gatos.

No hubo ojos para el fulgor
en la Catedral de la Almudena:
Tu rostro solo sin mar y el fuego.





DIOS ES UN DEEJAY Y APENAS BAILA
SU PROPIA MÚSICA


Carteles de los años veinte, versiones
recién bajadas y distintos compañeros de piso.
Comparten conciertos -Rufus Wainwright,
Franz Ferdinand,
La Habitación Roja- que, como una voluta de humo,
ponen en marcha el desfile habitual
de colores espontáneos, bien definidos.
Los amigos preparan bebidas intensas
con hierbas aromáticas y azúcar.

Mirando postales y fotografías de ciudades
hoy lejanas, celebran nacimientos, contratos por obra,
amores canallas.

No tienen corazón para decirle a sus padres
que la guerra continúa y nuevamente
están muy cerca de los que han perdido.

de Madrid, línea circular

viernes, 30 de noviembre de 2007

NATALIA MENÉNDEZ





















Mencionada por:
Marian Suárez
Esperanza Medina
Rubén Darío Fernández
Francisco Priegue

Menciona a:
Almudena Guzmán
Cristina Peri Rossi
Jesús Aguado
Luis García Montero
Luisa Castro
Marian Suárez
Aurelio G. Ovies
Esperanza Medina
Herme G Donis
Banca Andreu
Ada Salas
Rubén Darío Fernández



Bio-bibliografía

Es Doctora en Filología Inglesa por la Universidad de Oviedo y actualmente trabaja como profesora de inglés en un instituto de enseñanza secundaria.
Recientemente ha obtenido el “Premio Asturias joven de poesía” por el poemario La Nostalgia del Caníbal, que será publicado en breve por KRK. También ha ganado el “IV Premio de Poesía Nené Losada Rico” en la modalidad de castellano por el poemario Restos de un naufragio y el premio “Ana de Valle” 2006 ex-aequo por Las Virtudes Cardinales (Avilés, 2007). Algunos de sus poemas aparecen en la antología XIX Premio "Voces nuevas" (Torremozas, Madrid 2006). En 2008 aparecerá publicado Restos de un naufragio en un volumen antológico del premio Nené Losada.

Página web: http://www.nataliamenendez.com/





Poética

Las palabras cuentan mi historia, sin quererlo, recrean mi presente, predicen mi futuro. Las palabras me cuentan cosas de mí que desconozco. Son un pequeño trocito de mi vida que ahora comparto con otros.







Poemas


Despertarme en penumbra y naufragar
como una nave enemiga.
Las luces tenues del puerto muriéndose muy despacio.
Porque releer tus cartas es cruzar un continente,
despertar una ciudad,
Son los restos de un naufragio palpitando todavía.

(De la antología XIX Premio "Voces nuevas")




***

Caminamos los dos por calles empedradas,
y ante fuentes antiguas nos despedidos
e invocamos la memoria de los muertos.
Lo que un día hubo ya se ha ido, ya es ceniza.
No sé cómo borrarte,
un verso tachado es todo lo que conquisto.
Varios versos sin valor conmemoran el fin civilizado,
la poesía, que para lo nuestro,
es un final muy digno.

(De Las Virtudes Cardinales)




***




Las aves fugaces del otoño
en desbandada por mi pecho amante
se inflaman en el umbral de mi memoria.
El deseo de poblar tu regazo,
tan vacío.
Mi mano siente envidia
de los peces que habitan en tu espalda.
Es el otoño de tus ojos,
esos astros despiadados en luna menguante
que desafían las cenizas de lo que nunca fuimos.

(De Restos de un naufragio)







***


En tu regazo las miradas se doblegan
como volcanes de crema que calman
su fiera encendida.
Los ojos ven lo que anuncia
la piel de trufa despojada.
Mi espera demente
con las alas rotas.

(De La Nostalgia del Caníbal)

lunes, 26 de noviembre de 2007

NONI BENEGAS




















Mencionada por:
Juana Castro
Marina Oroza
Esther Ramón
M. Cinta Montagut

Menciona a:
Chantal Maillard
Carlos Piera
María Eloy García
Ruth Toledano
Esther Ramón
Julia Piera
Manuel Vilas
Margarita Valencia
Mario Merlino
Edgardo Dobry
Silvia Guerra
Juan Manuel Roca
Lila Zemborain
María del Carmen Colombo




Bio-bibliografía

Noni Benegas nace en Buenos Aires, y vive en Madrid, España desde 1978. Gana en Ginebra (ONU) el Premio Platero por Argonáutica, (Laertes 1984), prólogo de José María Valverde. En 1984 obtiene el Premio Miguel Hernández por La Balsa de la Medusa (C.A.M. 1986). En 1995 publica Cartografía ardiente (Verbum). En 2002 aparece Las entretelas sedosas (Casa del Inca). Fragmentos de un diario desconocido (Esquío 2004), recoge las entradas de un diario escritas durante tres noches de 1995 y 1996 y otras tantas madrugadas de 1999. Burning Cartography , (2007, Austin TX) reúne una antología bilingüe de su trabajo.





Poética

Cortar y coser a la perfección es útil, pero necesario es inventar una camisa
cubierta con moscas vívidas de plástico, se acerque una vecina a espantarlas y tú le digas: deje mis moscas en paz, señora.




Dos poemas de “Fragmentos de un diario desconocido” (Esquío, 2004)



Hemos llegado, decía…


Hemos llegado, decía, hasta aquí

burlando el tiempo

Analicemos: “llegar -imposible de conjugar-

aquí”

¿Qué lugar?

este no-lugar abarca

lo que sitiado está.


El tiempo: “si no estoy llegando a ningún lugar

pero consisto en llovecer, lluviar,

precipitarme suave y finamente

en un sitio que no está, habré vencido al tiempo”.



Si me hablas se rebobina, sucede:

el lenguaje es una cadena

Si haces el silencio con tu ausencia

no sólo es perfecto por involuntario

sino total.



Yo no me hablo como un sucederme;

si intento dormir, y no puedo

y bebo, apenas, y entre embriaguez, sueño y vigilia

me quedo acunándome entre mis brazos

anulo el tiempo.



Las conclusiones no concluyen

-hace mucho la explicación es una flor en el ojal, marchita-

no ganan, no pierden

no aluden, por tanto, al tiempo.



Si hago el no-tiempo, dentro del tiempo, por sustracción del lugar

nada avanzará ni retrocederá

yo estaré en un instante indoloro

tenso con suavidad

extenso por tersura

cobijada, final.







Suite de familia con jardín




Inútil

insolente

insociable

insegura sucia

cuprífera carbona rehogada

lente lámina

levadiza

villana

vultífera fregada

insomne

maníaca

criminante desolante decisiva

incisiva

puerro ropa vieja

soplona

salivada babeante borrosa

bruta

abrutada brutal


malabuena

malhabida

saborida

brisada

brumosa

lunar rápida

mal ida

malvenida

ensillada sin silla

resalida

ahilada

recontada

recuperada

curtida

cociente

crujiente

cosida

elegida

papá amada

papá linda

papá diálogo

papá amor

papá siempre



rota estrujada revertida

exonerada

extraída

lanzada

mamá elidida

mamá reñida

mamá torcida

mamá fuera

mamá lejos

mamá prisas

mamá hueco

mamá nunca

mamá vieja

mamá muerte

mamá espacio

mamá libertad

mamá voz

mamá riente

mamá doliente

mamá perdón

mamá porfavor

mamá ruego

mamá compra

mamá avizora

mamá idea

mamá recupera

mamá sobras

mamá guiñapo

mamá momia

mamá queja

mamá sino

mamá amante

mamá tarde



jardín ido

recogido

jardín jarcias

jamases

jardín asido

hilo

jardín luna

riela

lúdica carpa

suena

charco estrella

jardín tramo

trance

viernes, 23 de noviembre de 2007

JAVIER PÉREZ WALIAS














Mencionado por:
Agustín Calvo Galán
Álex Chico
Elías Moro


Menciona a:
Antonio Gamoneda
Daniel Casado
Francisco Fuentes
Francisco Ruiz Noguera
Hilario Jiménez
Javier La Beira
José Manuel Díez
Juan Carlos Mestre
Luis Alberto de Cuenca
Mercedes Escolano
Miguel Ángel Muñoz Sanjuán
Serafín Portillo








Bio-bibliografía

Javier Pérez Walias es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura. Ha publicado los siguientes libros de poemas: Ceremonias del barro, Ed. Ángel Caffarena, Ángel / Poesía, Málaga, 1988. Impresiones y vértigos de invierno, XVII Premio de Poesía Ciudad de Vélez-Málaga, Excmo. Ayuntamiento de Vélez Málaga, 1989. A este lado oscuro del cauce, (Taller de Creación Literaria), Universidad de Málaga, 1992. Cazador de lunas, (Colección Virazón de Poesía, núm.11), Málaga, 1998. Versos para Olimpia, Ediciones Imperdonables (Francisco Cumpián), Málaga, 2003. Antología Poética (1988-2003) (Mérida, Editora Regional de Extremadura, 2004) Los días imposibles, Calambur Poesía, 53, Madrid, 2005. Cazador de lunas / 6 Aguafuertes de Juan Carlos Mestre (Málaga, Colección Monosabio, nº 20, Ayuntamiento de Málaga, 2007).

http://www.javierperezwalias.com/



El oficio del poeta

Escribo porque me salva, porque es lo único que me queda, porque fija un sonido, unas luces, el final de un acto de amor, el escenario de unas horas de deseo. Así comienza un poema en prosa de Javier Lostalé titulado Confesión. Y ciertamente, toda manifestación artística, literaria y en esencia la de la expresión poética, acoge en sí misma una forma para la confesión semejante a la sencillez aparente, en su mecanismo, de un reloj de arena. Mecanismo para la confesión cómplice que se pone en movimiento desde la nostalgia de lo perfecto; que nos permite vivir dentro y fuera de las aguas comunes del lenguaje, como si fuéramos anfibios ―por la propia expresión― en nuestra próxima realidad. Este hecho nos otorga la gracia de indagar en sensaciones que se originan a flor de piel, que emanan de roces, encuentros y desencuentros, inadvertidos, tal vez, para el otro. Así, por el caudal del lenguaje fluye el agua de las palabras con música y del entendimiento, convirtiendo parterres de lo anecdótico en concreción de lo profundamente humano y común. De esta manera, y por medio de un uso casi encelado de esta lente que es la poesía, podemos rescatar, desde la oscuridad recóndita del ser, lo esencial de nosotros mismos y transmitirlo, para hacerlo palpable, a nuestros semejantes. Nunca el engaño fue tan bello.





Poemas



BAJO LAS AGUAS


He aquí, bajo las aguas, el beso prometido
en las arenas del bosque;
en aquel oleaje del bosque
que no era tuyo ni mío sino del cielo,
solamente del cielo.
He aquí mis dos manos acariciando las luces
que caían sedientas
desde cien mil estalactitas verdes.
He aquí aquel cielo.
Aquel cielo
que no era tuyo ni mío sino de tu licor
en ascuas,
de mi latir alado,
de nuestras lágrimas unidas bajo el tiritar
de las vértebras.

He aquí, bajo las aguas, el beso prometido
como una burbuja de aire;
como aquella burbuja de aire
que no era tuya ni mía sino del fuego,
solamente del fuego.
He aquí tus dos ojos acariciando las sombras
que caían sedientas
desde cien mil estalactitas verdes.
He aquí aquel fuego.
Aquel fuego
que no era tuyo ni mío sino de mi latir
en ascuas,
de tu licor alado,
de nuestras vértebras unidas bajo el tiritar
de las lágrimas.

He aquí, bajo las aguas, el beso prometido
como una burbuja de aire en las arenas del bosque.

(De Ceremonias del barro, Ángel Caffarena, 1988)





TRES FRAGMENTOS ÍNTIMOS


1

Y es que estas soledades
de callejas conocidas
hacen resucitar en mi interior
—siempre que regreso—
el amor desnudo con que la luna se detiene
sobre las baldosas de barro
y leve alumbra
los portalones antiguos.


2

Amable es la sombra
de estos árboles, que en volandas se agitan,
a la vera
del camino más triste
junto al río de la isla y las murallas.

A la vera y tras los ojos
del nuevo puente
que sobre remolinos y cantos
plenos de aire
respiran.


3

La luz de la mañana
se acomoda en el estanque
bajo el sosiego y la esencia fresca que da la piedra.

El bullicio de la claridad
y el cromatismo del sol sobre las copas
al entorno y a mí mismo quitan lindes.

(De Cazador de lunas, Monosabio, Ayto. Málaga, 2007)






DESDE LOS HAYEDOS DE BÉRTIZ

(elegía)


Fuiste
árbol
en tu tronco y en tus hojas
para que yo escuchara,
en pausado silencio,
todas las sombras del Señorío de Bértiz.

La niebla purifica aquí el alma
y el limón de los hayedos
otorga, en esencia, claros de luz
al que camina.

Humedeciste mis manos y mi espíritu
en el círculo frágil,
en el reflejo que pasa
de estas aguas bajando
como trazos de muerte
por entre el silbar
agudo y triste
de las cumbres.

Fuiste
árbol
en tu tronco y en tus hojas
para asirme, en un leve soplo,
a todas las sombras, a todas las tinieblas,
tinieblas o sombras
enmarañadas de Bértiz.

Déjame aquí, sereno, en descanso,
oyendo la caracola vacía
que me dejó tu silencio
y la claridad del bosque.

(De Cazador de lunas, Monosabio, Ayto. Málaga, 2007)

miércoles, 21 de noviembre de 2007

CHEMA RUBIO















Mencionado por:
Begoña Montes Zofío

Menciona a :
Alexandra Estupinían
Rei Berroa
Gabriel Impaglione
Aarón García Peña
René Chacón Linares
Jesús Gabriel Alvarado Cordova
Allan Mills
Javier Palleras
Jaro Godoy
Tomas Díaz M.
Lola Sánchez Manjavacas
Juan Maínez
Begoña Montes Zofio

Cao Serrano
Milagros Salvador
Paco Montesinos
Elena González García
Xavier Oquendo
Manuela Temporelli

Adriano Corrales
Esperanza Párraga
Fabricio Estrada


Bio-bibliografía

TODO ESTA ADENTRO DE LA CASA
Versos a Precio de Costo.

TODO RESPIRA EN EL ARBOL DE LOS FRAGMENTOS
Los Atardeceres de la Memoria.

TODO VUELVE A LA VIDA
Amor Entre-Guerras Devuelto.

TODO NO ES TRISTEZA
poemas para un minuto más de vida.*

TODO NO CABE AQUI
Atlántico Caballo.

LO FORMATEADO EN UN ASALTO CON LA CASA VACIA
El Libro de la Resina.

* Es el único libro que aparece en minúsculas.

* Recuerdo de una guerra con la cabeza en Irak estando el cuerpo en Argentina.

****


POESIA Y VERDAD

La poesía es a la religión lo que la verdad al conocimiento.


Antes de inventarse la palabra existía la poesía.


El nacimiento de la vida se hizo antes del hombre y morirá después.Pero el Ser Moderno invento el vocablo poesía como podía haber encontrado Corresía, para designar la búsqueda infatigable de la existencia que corre. Lo que comenzó por casualidad fundada en el esfuerzo y el descubrimiento que se levantaba por medio de la concentración acelerada y la necesidad del momento, es lo que nos lleva a la poesía.
Un cóctel compuesto por una :
Base inquieta e inconforme (búsqueda)
Sobre un tercio de conocimiento
Y otro de comunicación,
Adornado con un sombrerito exótico (hecho a mano
).
Porque no hay que olvidar que el poema nace adentro de una piel y sale por las manos que sirven el cóctel, y llega hasta medula (refugiada por un bosque de huesos húmedos) que lo necesita pero solo dijo poesía sin decir la edad que tenia ni los mundos derrotados que había conocido, y al pedir con la palabra CocteldePoemas deseaba lo que la boca no se atrevía a pronunciar: agarrar la punta de los dedos donde se niega tantas veces la poesía .
La poesía es misterio y revelación, sí, pero en la iglesia universal hay tantos sacerdotes como fieles. Quien predica con pureza la voluntad de su ejemplo, puede tener pocos amigos para la fiesta, se irá desnudo de la vida pero no solo.



***



Del EPILOGO A LA CONSUMACION DEL PRERSENTE

Tres veces envuelto en tu piel.

La primera vez

Nos aburrimos de sabernos.

La segunda

de libres que nos queríamos

Llegamos a encontrarnos solos

La tercera

Amamos en tiempos invertidos.

Tres veces confundí otra piel con la mía,

siendo despedido tres veces, por los nudillos del odio.


Septiembre 1998.Del libro: AMOR ENTRE GUERRAS DEVUELTO



***


OJO DEL SUEÑO MADRUGANDO EN EL OTRO OJO

Brilla la soledad hasta oscurecer la luz.

Lento suceder de las horas en el cuerpo

que atardece.

Espacio en que crece la sombra.

Los recuerdos son: como despertadores de la vida,

para el ojo que viene mas que cansado, sin luz apenas.

La mirada se alimenta

De la palidez del color

y la piel se a r r a s t r a

sobre

las Manchadas Sabanas de la Memoria.

Invierno de 1997.Después de LOS ATRDECERES DE LA MEMORIA

***

CUANDO DIGO HUMO

Se me caen las sílabas de la boca de fuego en-niebladas, y se van borrando en el descenso como nieve derretida en el aire hasta convertirse en agua blanda; en agua nada más y luego en una humedad que se diluye sobre las aceras para después no quedar ni rastro, nada, nada . Se me olvida el resto, sobra la palabra edén, paraíso o maná. Pero falta el aire incorrupto y se hecha de menos la mano sobre la mano, sin mirar el ojo ninguna de las diferencias o colores, sin pensar ni tan siquiera con la fugacidad del relámpago; en las distinciones, honores y demás condecoraciones que la otra mano retuvo, quizás, en el desorden contradictorio del cuerpo. Sólo se espera que todo vuelva a su lugar, a su origen, al vértice triangular donde fueron engendrados los primeros principios. Evolución sí, pero sin los arrebatos necesarios de la rabia, sin la lucha del carácter y la voluntad de poder del genio, sin la pequeña revolución de las horas entregadas al día, nada significará más que erosión y desierto de las ideas, de los sentires: la muerte perra en vida del hombre enfermo.

El autómata del sistema, premiado con la reclusión y el desconocimiento de las nuevas vicisitudes del ser y sus investigaciones más perentorias: no tendrá cabida en EL ÚLTIMO REINO. Hablo del sentido de la poesía auténtica, primigenia del hombre, escrita o no, y la acción humanista, compartida, a ese todo que dirige lo mejor de la vida, a eso me refiero

GUATEMALA 2004 : ATLÁNTICO CABALLO

lunes, 19 de noviembre de 2007

VALERO CORTADURA





















Mencionado por:
Carmen Camacho
Charo Troncoso

Menciona a:
Gonzalo Escarpa
Carmen Camacho
Carlos Pardo
Manuel Arana Rodríguez
Charo Troncoso



Biografía

Nací, eso es seguro
crezco
quizás me reproduzca
y moriré, eso también es seguro




Poética

Al poeta le quedan todas las batallas por librar. Algunas las libra desde que el tiempo es, otras con nuevos enemigos, hijos de este tiempo.

El poeta conoce de antemano el resultado de la batalla, su actitud debe ser la del kamikaze, una huida hacia delante.

El trabajo y mérito del poeta reside en la elección del objetivo y de las armas con las que atacará. Sea el poema metralleta, bala el verso.

El poeta nunca debe fiarse de otros poetas, de cantautores, de premios literarios ni de galerías de arte moderno.

Hacer un poema que caduque...que se pudra.

Elemental poeta, olvida tu primera persona, muta y muda.

Quemar la biblioteca de Alejandría al menos una vez en la vida. Subir a las azoteas. Verla huir a los cielos.

El poeta debe tener presente que no es un elegido sino un excluido.

El poeta es una onotulia, un carajo de mar.





Poemas


ROCK AND ROLL

El gua gua de Hendrix
el doble bombo de Moon
la banda municipal sureña de los Allman y sus santos tambores
irse de hoteles con los Zeppelín
los water de woodstock
las les paul-stratocasters
girar en furgoneta
los bises
las versiones
la cabeza de motor
la dama de hierro
el solo final de higway star

descarga
monta
prueba
toca
desmonta
carga
(suda y vete)

los ácidos en San Francisco
los tantos hígados como esponjas
las distorsiones
el paso del pato
las grupis rollizas
los pipas cargados
salas llenas
salas vacías
el minuto antes de salir a tocar
el humo
el vaso en el amplificador
la pedalera pisada

descarga
monta
prueba
toca
desmonta
carga
(suda y vete)

(Crudo, 2004)





VICEVERSA

Cuando una tripulación cruce la basta galaxia,
la nada suma,
zarpando de Guantánamo como de Palos,
renovará los votos de Colón y sus carabelas.

Viceversa de films y novelas
que pintan al hombre
siendo atacado por hordas alienígenas trioculares,
así como imaginaba Plinio la mar desconocida.
Viceversa de invasiones del espacio exterior.

Evangelizando el canto del lomo alienígena.
Colonizando con nenuco cualquier planeta desconocido,
así como se embutió la moda de París en la Pampa.

Luego no habrá porque temer,
Domesticados.
Con vacuna y collar
llévese un extraterrestre a casa
y disfrute de su incomparable compañía.
En exclusiva para usted
y el resto de la humanidad
La NASA garantiza pedigrí.

Y allí en los cielos
en lugares que nunca imaginastes,
más allá de donde alcanza tu mente
se surten ya de Coca Cola y tomate.
Se prospecta y se socava
se compra y se vende,
se expulsa y se roba.
Y con vistas los picaros
se marcharán a hacer Los Universos.

(Variaciones sobre el alienígena, 2007)








PLANETA HAMBURGUESA

Potito de hamburguesa
batido de hamburguesa
manteca de hamburguesa
modernitos de hamburguesa
guerra de hamburguesa
inyecta de hamburguesa
hijo de hamburguesa
cristo de hamburguesa
flor de hamburguesa
rigoletto hamburguesa
muertos de hambre

y de hamburguesa.

Niños raqueta comidos por moscas
parecen andar con zancos
Niños globito
en las manos con callos
de paja y videojuego.
Niñas abladidas
que no tienen que ponerse
Niñas de tanga y pañal
que no saben que ponerse.

dolores de hamburguesa
rage against de hamburguesa
drogas de hamburguesa
poetas de hamburguesa
uno para todos
y todos de hamburguesa
chorreones de hamburguesa
mascarilla de hamburguesa
dirigentes de hamburguesa
de la república de hamburguesa
mentiras de hamburguesa
rebajas de hamburguesa
amante de hamburguesa
flamenco hamburguesa
país hamburguesa
planeta hamburguesa
Miguel de Cervantes
y de hamburguesa.

Niños pegamento calcetín
rebuscan en papelera
Niños pastilla
compran caros pantalones rajados.
Niñas hueca
que vomitan de nada
Niñas abulia
que vomitan de hamburguesa

(Las armas del poeta, 2004)

viernes, 16 de noviembre de 2007

MANUEL ORTEGA



















Mencionado por:
David Monthiel
Juan Antonio Bermúdez
Iván Mariscal
Manuel Fernando Macías
Charo Troncoso

Menciona a:
Ajo
Juan Antonio Bermúdez
Luis Alberto de Cuenca
Juanjo Barral
Daniel Bellón
Carlos Edmundo de Ory
Pedro Del Pozo
Enrique Falcón
Luis Felipe Comendador
David Monthiel
José Daniel García

Miguel Ángel García Argüez
José María Gómez Valero
Manuel Fernando Macías
Iván Mariscal
Luís Melgarejo
Alberto Porlan
David Eloy Rodríguez
Peru Sáiz
Tote King




Bio-bibliografía

Nace en Sevilla (1975) aunque es de Puerto Real y vive en Madrid. Actualmente trabaja como creativo publicitario y crítico de cine para diferentes publicaciones (Miradas de cine, Cinemanía, Versión original, Cinestrenos, Cámara lenta) lo que no le dejan demasiado tiempo para escribir también fuera del trabajo. A pesar de eso lo hace a diario en su blog: http://wwwimposturas.blogspot.com/. En 2002 publicó un libro de relatos titulado Persiga a esa góndola (LF Ediciones, El árbol espiral, Béjar) y ahora prepara otros dos proyectos: uno de poesía que se publicará a primero de años bajo el nombre de Un zumo del sabor que más te guste y junto a José David Cáceres la coordinación de un libro colectivo sobre la obra de John Carpenter.




Poética

Es música que son palabras que son música. Pero que sobre todo son palabras. De esas que se te quedan en la cabeza como si fuera una música pegadiza con una letra de palabras que suenan a música. Pero al fin y al cabo, palabras (y música).




Poemas


APATRIDA


Como un dios sin balón ni cuerda
vuelcas el bol con casta y patatas
mezclas el sol con los años que faltan
y así, con más, rodeas mi mundo y ayer.
¿Por qué no? Mis cuentas me sueltan y matas
el rol que en ciertas batallas baratas, la tez
volvemos y no estoy, ni siquiera lo sé, cantar,
hay palabras que sobran si me basto yo.
Decir muy claro que no entiendo aún
si nacimos en besos y mirarnos mejor
y amigos que rodean por querer creer
que vos, sin balón ni cuerdas, me inventas aquí.
Por que sí. Porque no hay bol ni hay vereda
ni ahí te espero, ni soy, el que pone la mesa
sin cosas que con sin dominan la fiesta
yo bailo mejor, no te jode, la noche se muere
por verme vivir.




A GATAS

la memoria
el corazón de los peces
el humilladero técnico de lo poblado

las cenizas
el contumaz deseo de sol
el destellante suministro totémico

el recuerdo,
la noche y la calle repleta,
somos piedras paradas en agua muerta.

el olvido, el fuego, el olvido
los insectos que nadan
los desiertos teóricos del placer
la luna frígida y abandonada
nadie, nada, lo oscuro
casas vacía, mil mañanas,
vivo en el fuego:
andando éramos arcilla





JIRONES

Fue cuando nos desayunamos,
te llamarás Lorena, en aquel sitio eterna
entre gente que va a trabajar,
niños que mueren de fresa.

Subir, por qué no inventar
el ascensor, pasado empieza el mundial
y yo aquí febril
sin gol, la noche ahora vuelve a crecer
en mí.

Vamos a dormir que mañana será anader dei
quizá, tal vez, reír sea aquí llorar
abrazados al sol (con mi camisa vieja)
y tú sin sostén manteniéndome en vilo
y en piel. Somos somier.

Mujer y olvidar la niñez,
jirón de saliva en mi voz,
ayer nos volveremos a ver
que seas feliz, que sea cierto,
que descanses, que seas sed.