jueves, 7 de diciembre de 2006

VICENTE MUÑOZ ÁLVAREZ



















Mencionado por:
David González

Inmaculada Luna

Alfonso Rabanal

Roxana Popelka

José Manuel Vara

José Luis Puerto

David Mardaras

Lluís Pons Mora

Nacho Tajahuerce

Brenda Ascoz

Iñaki Echarte

Julián Sánchez

Fermín Vera Arrieta

Sofía F. Castañón

Raquel Lanseros




Francisco Vaz

Gsus Bonilla

Begoña Leonardo

Ada Menéndez

Menciona a:
David González
Lucas Rodríguez
Nacho Abad
Alfonso Rabanal
Nacho Tajahuerce
Sofía Castañón
Iñaki Echarte
Inés Toledo
Ana Toledano
José Luis Puerto
Lluís Pons Mora
Eva Vaz
Julián Sánchez
Juan Antonio Mora
David Castillo
Raquel Lanseros
Francisco Vaz


Bio-bibliografía

VICENTE MUÑOZ ALVAREZ (León, 1966). Editor del fanzine Vinalia Trippers. Ha publicado los poemarios: Canciones de la gran deriva (Ateneo Obrero de Gijón, 1999), 38 Poemash (VInalia bolsillo, 2000), Privado (Baile del sol, 2005), Estación del frío (Ediciones del 4 de agosto, 2006) y Parnaso en llamas (Baile del sol, 2006). Los libros de relatos: Monstruos y Prodigios (Premio Letras Jóvenes Castilla- León, 1995), El pueblo oscuro (Las palabras del pararrayos, 1996), Perro de la lluvia (Iralka, 1997) y Los que vienen detrás (DVD ediciones, 2002). Y el ensayo El tiempo de los asesinos (Iralka, 1998). Ha editado, con Eloy Fernández Porta, la antología de relatos: Golpes, ficciones de la crueldad social (DVD ediciones, 2004). Ha sido incluido, entre otras, en las antologías: Poemas para cruzar el desierto (Línea de Fuego, 2004), Voces del Extremo (Fundación Juan Ramón Jiménez, 1999, 2000, 2002, 2006), Cuentistas (Ateneo Obrero de Gijón, 2004) o El Quijote: instrucciones de uso (e.d.a. libros, 2005).





Poética

Ser poeta en la calle en el metro en el supermercado olvidar las oscuras golondrinas llamar a las cosas por su nombre y dirigirse al pueblo impedir que la poesía se convierta en algo inútil cargarla de pólvora y apuntar certero al blanco:

evitar que te alcance la explosión.




Poemas


parAna T,

princesa de las golosinas.

parArrate.



Entre función y función

el títere se guarda en una caja

con las paredes de terciopelo
.

Lucas Rodríguez Luis



LOS QUE NOS VELAN

Muy a menudo todo en la vida
suele ser oscuro y triste,
insomnio depresión desolación,
salvo en contadas ocasiones,
cuando nos llega extrañamente
del cielo una iluminación
que recorre nuestra espalda

____kundalini

e inunda de fuego nuestro estómago
los ojos la cabeza
un milagro antiguo en nuestras almas.

Quién no ha sido ángel
o santo alguna vez


quién no ha estado borracho
de vida y fuerza alguna vez ?

Esa explosión de luz
que anula la rutina
de sufrir la habitual
opacidad del corazón

esa efímera intuición

de los que velan por nosotros

desde las alturas.




DESPUÉS DE TANTOS AÑOS

Les vi después de tantos años
hablando de incesto y fin de raza
con ojos cansados de niños
que no quieren dormir

Leopoldo Michi y Juan Luis
Castrillo de las Piedras
y el presentimiento ya inequívoco
______de la locura

que había en aquella casa
como un aura de ensueño
mientras ellos fumaban y bebían
conjurando a sus fantasmas
y entonando obscenos
mantras de inquietud

y allí estaban los tres
que presagiaban la demencia
de un futuro que al llegar aún fue peor

y yo les miraba o admiraba
y comprendía de sus lágrimas
que jugar a ser maldito
es tan hermoso y arriesgado
porque nadie hay capaz
de confundir al tiempo
sin curtirse luego en el olvido

y réquiem por los santos.





CORAZÓN DE LLUVIA

Uve murió una noche alcoholizado por la lluvia.
Uve pensó: por la boca muere el pez.
Y se ahogó bebiendo lluvia.

Pobre Uve tragalalluvia, Uve de traje oscuro,
que a nadie dijo adiós.


Se le veía siempre triste en su despacho,
con la gabardina chorreando
y el paraguas abierto en una esquina.
Decían que era un tipo extraño, Uve,
adusto solitario introvertido.
Que sus tripas sonaban como a lluvia
que miraba de soslayo
que al caminar dejaba charcos
que atraía siempre el temporal.

Pobre Uve de traje oscuro,
asomado a la ventana con su calva imán de lluvia.

¿ Qué no hubiera hecho por ver brillar el sol ?


Soñaba que se cortaba las venas
y su sangre era de lluvia
que su semen germinaba
en un monstruo de lluvia
que sus manos su nariz
y hasta su corazón eran de lluvia.

Pobre Uve tragalalluvia, de iris encharcados,
de ojos de musgo y de rocío.


Se fue como la espuma,
como el fracaso como el viento,
con su maletín negro de lluvia
y el secreto de su pena dentro

sin decir a nadie adiós.

Salió una noche de su casa
alzó la vista al cielo
y se ahogó bebiendo lluvia.

Buscando su destino

perdiéndose en las nubes.


sin ver brillar el sol.


(Poemas pertenecientes a Parnaso en llamas, ed. Baile del Sol, 2006)

2 comentarios:

Vanlat dijo...

Copié esto en mi blog "parAna T,

princesa de las golosinas", espero que no te importe.
Me ha encantado tu poética, también tus poemas. ¡Enhorabuena!

Vanlat dijo...

En respuesta a tu afirmación/pregunta... me impresionó el conjunto, sobre todo si lo lees así AnaT, princesa de las golosinas.
Por desgracia (creo) que no nos conocemos, a no ser que nos cruzáramos un día por la calle en algún lugar; pero eso... no puede ser conocerse ¿no?
P.D:El blog en el que lo copié es justo el otro la mirada del reflejo ;)