martes, 5 de diciembre de 2006

UBERTO STABILE















Mencionado por:
Antonio Orihuela
Antonio Gómez
Inmaculada Luna
Luís Ene
Francisco Vaz

Luis Felipe Comendador


Iván Vergara
Javier Gato
Carlos Frühbeck
Lupe García Araya
Rafael Peralto
Alberto García-Teresa



Menciona a:
Inmaculada Luna
Fernando Beltrán
Ángel Petisme
Eva Vaz
Jesús Aguado


Bio-bibliografía

Nació en Valencia en 1959. Cursó estudios de Hª del Arte. En los '80 diige el café-librería Cavallers de Neu, la Editorial Malvarrosa y funda la Unión de Escritores del País Valenciano. Desde 1991 reside en Huelva donde dirige los Encuentros Internacionales de Editores Independietes EDITA, la revista de poesia Aullido y trabaja como gestor cultural en el Ayuntamiento de Punta Umbría. En la actualidad trabaja intensamente en las relaciones culturales hispano-mexicanas.


Poética


En el escenario de mi poesía actúan de la mano el tiempo fugitivo, la delincuencia del deseo y todas las contradicciones que hacen de mí un ser político y caótico. Creo en el amor como fuente de toda resistencia y entrega, metáfora de cuanto singular y plural convive en mi interior. El amor aligera las maletas del tiempo, y escribe la música de mis olvidos. Me preocupa el mundo en el que vivo, el lugar dónde lo habito y el amor con que lo hago. Son mis ojos los de un niño que no deja de sorprenderse frente a la turbadora armonía de la naturaleza humana. Me interesa más la emoción que la perfección, el duende que el príncipe, el milagro que la fe. Sólo así puedo entender que un poema de amor se convierta en un acto radical, de resistencia, de compromiso con la realidad y más allá, de compromiso con las ideas, con los sueños, con las utopías.

Poemas

DICE GUILLESPIE


Dice Guillespie que la muerte no es lo peor
que no es el dolor la mejor escuela
ni el hambre nos convierte en campeones.
Dice Guillespie
que no son más fuertes quienes más pueden
que los son quienes más resisten
quienes de la derrota levantan caricias.
Dice Guillespie
que lo más peligroso nunca es el peligro
que lo más peligroso es la seguridad
con la que eludimos siempre el mismo peligro.
Dice Guillespie
que no es un hombre acabado
que es sólo un hombre que está acabando
que nunca el final sustituye al fin,
porque en realidad
dice Guillespie
que le dijo Parker
que le contó Cortázar
que en lugar de hacer el amor
ya va siendo hora
que el amor nos haga.

(de Los días contados, Editorial Diarios de Helena, Elche 2000)



PAISA

oye paisa tu compra algo mi
reló, gafa, goro
bueno, bonito, barato paisa
tu compra algo mi…


pero es que no te enteras…
no quiero nada de ti moreno
ya todo lo tengo,
tus bosques, tus minas, tus piedras
preciosas, tus negras
toda tu piel y sal
y los leones enjaulados
y los bancos de peces,
hasta el color púrpura de áfrica
-el cuerno de la abundancia –
lo tengo yo…

pero oye paisa yo amigo tuyo
yo sólo busca trabajo en españa
sólo compra algo mi
yo hambre, yo no casa
yo amigo paisa, mucho amigo


no negro, tu no amigo mío,
esta no es tu tierra
yo tengo ahora el tiempo
y el fondo monetario internacional
y todas, todas las malditas
organizaciones no gubernamentales
para lavarme la cara y el culo
y venderte como siempre
lo que antes ya era tuyo

oye paisa pero yo siempre bueno con tu
yo gusta barsa y pallea
y mucho toro en sevilla
yo sólo hambre paisa
mucha hambre…


eres tonto negro,
tu nunca amigo mío,
tu hambre me da de comer
tu sed llena mis piscinas
tu mujer calienta mi cama
tus heridas de bala las fabrico yo
yo soy tu virus del sida negro
yo soy el blanco
de todas tus pesadillas.

no paisa no
yo siempre amigo tuyo
yo cuida bien tu familia
yo sólo tener la vida,
mucho querer y amor
y sonrisas
que paisa ya no tiene,
sólo eso paisa, la vida.


(de “Cien días de Mayo”, Editorial Homoscriptum, Monterrey, México 2006)



LOS IMPOSTORES

El olvido es la madrugara donde el miedo les hace fuertes
son como amantes inexpertos despidiéndose una y otra vez
sin terminar de pronuNciar nunca el definitivo adiós.
Los impostores conocen todas las entradas y salidas de los sueños
todos los rodeos que hay que dar para llegar antes a ninguna parte.
Los impostores se suceden uno tras otro
confundidos entre la niebla y el amor ciego
son el ir y venir de una misma cosa
el plazo de una deuda que no se paga.
Ellos trazan las fronteras de paises imaginarios
y juegan a conquistarlos desafiando al miedo.
Son audaces ante la adversidad
y pálidos bajo el fuego.
Ellos siempre andan pisándose los talones
en su loca carrera por no ser advertidos.
Frente a la verdad son invisibles
mudos frente al silencio.
Los impostores nunca tienen el mismo rostro
ni usan palabras que los delaten,
emboscados en sus viejas gabardinas
los impostores pasean al acecho bajo la lluvia.
Dicen venir de lejos
pero son siempre del mismo lugar
sus huellas no perduran
sus manos frías cambian de color
cuando alguien las estrecha.
Los impostores habitan el amor
como se habita una casa vacía,
mienten para sobrevivir
y viven con la incertidumbre atada al cuello.
Los impostores nos engañan con su certeza transparente
nos conducen sin tregua ni descanso
al lugar de siempre.
Los impostores somos nosotros mismos
cuando cerramos los ojos
ante el amor que duele.

(inédito)











5 comentarios:

Luciérnaga dijo...

Después de escucharte ayer, y de ver cerca de tu nombre otros nombres que admiro tanto como "Luis Felipe Comendador" y "Fernando Beltrán" creo que... se me caen mis palabras para recoger las tuyas, para decirte que amontonaré mi fuerza y recogeré el testigo, lo duplico desde ya para seguir vuestro camino de lucha desinteresada, humilde y pacífica que se gana con palabras.

Un saludo, un abrazo y un beso de alguien que espera aprender para (como tú me escribiste en la dedicatoria) hacer "un mundo mejor".

Lluís PM dijo...

De por sí
con Uberto
el mundo ya es mejor.

Quien diga que no
miente.

Abrazo desde
Aljaraque.

uberto stabile dijo...

Me quedo helado, acabo de leer esto ocho meses después,de que fuera escrito. Espero que no os molesteis. No había entrado aqui desde hace tanto tiempo.... bueno si lo leen acuérdense que la vida siempre nos convoca, no la defraudemos. Besos

juliano dijo...

Uberto, dicen aquellos los nopoetas que la poesía no sirve para nada. yo digo que un poema tuyo sirve para ser feliz. y si la felicidad es un momento exacto ya que no existe como completitud, me has regalado un momento de felicidad. me gustaría que visites mi blog y me escribas se llama cuidadopoesiasuelta.blogspot.com y mi nombre es Juliano Ortiz. un abrazo.

uberto stabile dijo...

juliano soy un completo desastre, pero a pesar del año y pico de tu entrada no había leído, visito tu página, un abrazo, me alegro que los versos sirvan de algo, sobre todo si caminan.